Breve descripción semiótica
de los Nukak Makú
Galo Naranjo
Memoria Visual. Expedición Humana
 
Interacción entre visitantes y comunidad
a. Imitación
Al no podernos comprender con un lenguaje verbal, Los Nukak y nosotros iniciamos un juego, fundado en la imitación. Empezamos por imitar nuestras voces, así cuando hablamos entre nosotros ellos repetían nuestras palabras -con un español muy comprensible-, y al imitar nosotros las de ellos, ellos respondían con risas a nuestros intentos.
 
Cabe anotar que el intento comunicativo que rompió la inicial barrera del silencio fue el intento de interpretación musical de una harmónica, ellos respondieron con sus propios instrumentos y música. Los juegos de imitación se trasladaron a los saludos, les enseñamos a "chocar esos cinco", y hacer sonar las manos en el aire. Ellos a su tiempo nos enseñaron un canto para saludar, canto que empleaban los que se encontraban cazando al llegar al campamento, lo repitieron hasta que todos nosotros estuvimos en capacidad de reproducirlo inteligiblemente.
 
En los momentos de silencio nos encontramos siguiéndonos mutuamente, observándonos, frecuentemente escuchamos preguntas que no pudimos entender, ni por lo tanto responder. Los objetos se hicieron también importantes, al mirar uno de ellos a través del visor de la cámara fotográfica, todos los hicieron después, lo comentaban, se llamaban.
 
El que nos interpretó su música -a dos de nosotros-, luego lo hizo con el resto del grupo, creemos que fue debido al agrado que le expresamos.
 
b. Refuerzo
Se dieron constantes expresiones de refuerzo en las que ellos nos presentaron su cultura. Un caso partícular es el de las mujeres de su grupo que en las mañanas se acercaban a despertar a la mujer del nuestro, para invitarla a bañarse al "caño". Los hombres nos permitían seguirlos por la selva en sus jornadas de caza, pero no lo hicimos debido a la posibilidad de perderse al no poder continuar su paso.
 
Comportamiento espacial
 
a. Territorialidad
El territorio de los Nukak es toda su selva, al ser un grupo nómada ellos no tienen un espacio físico definido, todo lo que en ella se encuentra es de ellos. En la selva encuentran sus alimentos, y todo lo que pueden necesitar para su subsistencia. El Territorio está marcado por sus "picas", que son los caminos que realizan en la selva, y a través de los cuales al tener la experiencia para reconocerlos se les puede seguir el paso.
 
El Nukak comparte en sus campamentos un espacio central, que se podría considerar comunal, y se úbica por nucleos familiares haciendo un círculo en torno a ese espacio. Estos nucleos familiares comparten un pequeño fuego cerca a sus hamacas. Las hamácas están colocadas una encima de la otra, la del hombre encima de la de la mujer. En el travesaño que soporta las hojas de palma que cubren su parte del campamento, los Nukak colocan sus pertenencias que son pocas. El campamento queda abandonado, la selva lo volvera selva nuevamente, es por completo "biodegradable".
 
El Nukak no es consciente de que su territorio se está viendo reducido por el paso del colono. Las "Chagras" ­claros en la selva para cultivar coca­ cada vez más se internan en la selva, y el espacio entre ellas se ve reducido. Así los asentamientos que rodean el territorio Nukak están habitados por colonos que viven la soledad de la selva, gastan su dinero en licor y prostitutas, y esperan a que el ciclo se lleve nuevamente. La guerrilla, que en este sector del país ejerce funciones del estado proteje con su "ley" al indígena, no es atacado, pero el comercio y el manejo de tierras que ellos soportan sí lo hace.
 
b. Espacio Personal
El espacio vital del Nukak parece no tener límites, él vive por completo de su ecosistema, la selva le da los alimentos, lo viste, lo acoge, y esto se refleja en sus relaciones interpersonales. Dialoga con el tacto, viven cerca el uno del otro. No posee un espacio definido en el cual mantener su privacidad, su vida como grupo es privada en la soledad de la selva.
 
Al lado de sus hamacas cada núcleo familiar cuenta con una pequeña fogata que siempre se mantiene encendida, hablan en torno a ella, y es en ella en que calientan la "Weya" junto con sus otros alimentos. Los niños pequeños del núcleo duermen en hojas de palma que son colocadas al lado de las hamacas de sus padres.
 
c. Orientación
La disposición espacial del campamento hace que todos puedan verse entre sí, la construcción es de forma circular, y se originó a partir del primer espacio construido por la pareja líder. Cuando llegan los hombres de cazar, los animales son colocados en la mitad del campamento y preparados por las mujeres, al momento de comer todos se situan en torno a la pareja lider. ­en ese momento no hablan­.
 
Al acercarse al campamento los cazadores que se han internado en la selva entonan un canto que interpretamos como un saludo, así todos los otros ya conocen con anterioridad su llegada su llegada.
 
Configuraciones y disposiciones espaciales
 
a. Distancia Intima
Los Nukak no tienen una percepción clara de intimidad, ya que los espacios en que viven y el ambiente como tal no la propician. El tacto es empleado constantemente, entre ellos y con nosotros los visitantes. No fue necesario un contacto prolongado para lograr entablar una relación fundada en el tacto y el juego. Penetran los espacios del otro, y propician que esto sea recíproco.
 
b. Distancia Personal
Ya que nosotros como visitantes tuvimos acceso a la distancia "íntima" se da por hecho que la distancia personal está implicada en este proceso. Nos fue fácil lograr construir una fuerte relación interpersonal en poco tiempo, y en los casos en que alguien se sintió incomodo o invadido, ese alguien siempre era alguno de nosotros.
 
c. Distancia Social
Pudimos notar espacios de interacción social, los hombres van de cacería, las mujeres salen a bañarse al "caño", todos juntos comen lo que los hombres han traído.
 
d. Distancia Pública.
Ya que la selva les proporciona todo lo necesario para vivir, los Nukak lo toman de ella a cualquier momento. De la misma manera toman los objetos que en ella encuentren. Así, con un vago sentido de la propiedad, tuvimos un primer impacto al notar que aquello que dejaramos por ahí, y que ellos encontraran, lo tomarían como suyo. Nosotros en ocasiones tuvimos que "pedir prestado" nuestras cosas que ellos habían tomado y luego evitar el momento de devolverlas a sus nuevos dueños.
 
Los gestos
 
a. Señales emblemáticas
Debido a nuestra imposibilidad mutua de comunicarnos verbalmente, notamos que para llamarnos nos tocaban, se acercaban y después de mirarnos a los ojos posaban su mano en nuestro pecho para indicarnos que éramos nosotros con quienes querían tratar. Los Nukak han tenido contactos con colonos, lo que tal vez ha hecho que hayan asimilado señales como las de saludo, decir adiós o indicar que los sigan.
 
b. Señales Ilustrativas
Lo único que puedo recordar es la primera tarde, cuando Felipe -el líder- se nos acercó y en su lengua intentó persuadirnos de hacer un cobertizo como el de ellos, pues la lluvia se aproximaba, eso decían sus insistentes gestos al cielo.
 
c. Indicadores del estado emotivo
Expresan con sus gestos aprobación o reprobación de lo que sucede, no imagino que puedan mentir, menos puedo imaginar que lo hagan con su cuerpo. La mujer de mayor edad se le diagnosticó Bronconeumonia, constantemente tosía y se quejaba, al acercarnos colocaba su mano sobre su abdomen y con la mirada decía todo el dolor que experimentaba, al tiempo posabamos nuestra mano sobre su abdomen y sentíamos que en algo la aliviaba.
 
d. Gestos con la cabeza
No puedo resaltar algún movimiento de la cabeza que expresara un sentido partícular.
 
e. La mirada.
De la mirada ­que de ellos es lo que más recuerdo­ creo poder leer lo transparente de su cultura. Miran con aceptación, con interes, son atentos al mirar, en realidad inspiran toda confianza.