Alberto Parra Mora, S.J.

"La acción tiene un valor teológico en sí porque con ella se construye el mundo, la historia, el arte y ese es el plan de Dios. Esa acción tiene un valor interno de bondad, de entidad, de método, de moralidad. Para Ignacio de Loyola a Dios no hay que buscarlo tanto en su cielo, hay que buscarlo -dice él- en los elementos dando ser, en las plantas vegetando, en los animales censando, en el hombre dando entender. Esa es la casa de Dios."

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *