La revista Brain publica artículo de investigación de la Javeriana Publicado en: lun, 04 dic 2017 14:01:00 -0500
  • actualidad
  • artículo
  • brain neurology
  • noticias
   

Se trata de un artículo que trata sobre el procesamiento emocional y social en pacientes con degeneración frontotemporal y con enfermedad de Alzheimer, desarrollado por Hernando Santamaría García, profesor del Departamento de Psiquiatría y Fisiología de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Javeriana, y su grupo de investigación en Neurociencias y Psiquiatría.

El texto del profesor Santamaría-García fue elegido por el comité editorial de la revista como el artículo destacado del mes y fue seleccionado para ser la portada de la revista en su número de diciembre de 2018. Además, ha sido reseñado por diversos medios de comunicación a nivel mundial. 

 

Sobre el estudio de investigación

En el este estudio, un grupo de pacientes con condiciones neurodegenerativas (demencia frontotemporal y enfermedad de Alzheimer) y un grupo controlado realizaron una novedosa tarea diseñada por los investigadores para rastrear emociones contra-empáticas incluyendo envidia y Schadenfreude (un vocablo alemán usado para describir el gozo por el mal ajeno). En particular, la tarea exploró diferentes dimensiones de la expresión de envidia y Schadenfreude, incluyendo dimensiones morales y legales. Así, por ejemplo, se usaron situaciones que pueden generar distintos niveles de Schadenfreude (ej. intentó subirse a un bus sin pagar y los demás pasajeros lo delataron¿) o de envidia (ej. "logró ser premiado en la Universidad por ser el hijo del Decano").

Los resultados del estudio revelaron que los pacientes con demencia frontotemporal sentían más envidia y Schadenfreude que los pacientes con enfermedad de Alzheimer y que los controles. Este hallazgo se presentó incluso en etapas muy tempranas de la enfermedad sugiriendo que estas alteraciones emocionales podrían configurarse como marcadores comportamentales tempranos de la condición.

El aumento de estas emociones contra-empáticas se asoció con alteraciones en pruebas que miden empatía y con alteraciones en la morfología cerebral en un grupo de áreas cerebrales claves en la regulación del comportamiento social incluyendo áreas frontales, temporales, amígdala e hipocampo -detalla Hernando Santamaría-García, primer autor de este estudio.

Los hallazgos de estos estudios revelan de qué manera los circuitos cerebrales del placer y de la regulación del comportamiento social interaccionan con emociones complejas. Además, revelan que los cambios en la interacción social podrían convertirse en un biomarcador comportamental temprano en enfermedades neurodegenerativas. Así mismo, estos estudios ayudan a revelar una naturaleza compleja y multiforme de las respuestas emocionales, sociales y morales en diferentes escenarios de interacción en los que están en juego principios de orden social y de justicia".