Homenaje a Lorenzo Fonseca, coordinador de Biblocinema Publicado en: lun, 12 feb 2018 21:24:00 -0500
  • biblocinema
  • homenaje
  • lorenzo fonseca
  • noticias biblio 2
   
El pasado jueves 8 de febrero, el Sistema de Bibliotecas Javeriano rindió homenaje al profesor Lorenzo Fonseca, de la Facultad de Arquitectura y Diseño, por su invaluable compromiso y dedicación con el programa Biblocinema de la Biblioteca General desde el año 2013. El reconocimiento permitió un diálogo entorno a esta iniciativa que invita a la comunidad javeriana a entender la realidad a través de ciclos de cine. 
 
¿Cómo inicia la propuesta de lo que hoy se llama "Biblocinema"?
Lorenzo Fonseca Martínez: Silvia Prada, Directora de la Biblioteca General de ese entonces (2013) me pidió una sugerencia para motivar a que los estudiantes entendieran que, más allá de las películas de acción, existe un cine que también es buen cine. De ahí surgió la idea de presentar títulos que tuvieran grandes reconocimientos y gracias a eso se planteó el "Kinociclo". Este ciclo se organizó y se dictó en época de vacaciones, pero no tuvo ningún tipo de resonancia o éxito. Sin embargo, la Dra. Silvia no se echó para atrás. "Lo que tenemos es que aprender por qué no resultó y cambiar". Entonces, en el 2014, decidimos cambiar el nombre a Biblocinema y estipular un nuevo horario: cada jueves a las 4:00 p.m.
 
¿Qué motiva a un arquitecto, como usted, a impulsar una iniciativa relacionada al cine?
LFM: Yo adoro el cine. Siempre digo que soy arquitecto de profesión, pero dedicado al cine toda la vida. Entonces, hacer esto para mí no es un trabajo, es un placer. Siempre me motivó el objetivo que se planteó inicialmente: ofrecer, de la colección de la Biblioteca General, películas novedosas, diferentes, interesantes y de calidad que le demuestren a la gente que hay buena calidad en el cine. 
 
¿Cuál es el proceso para la creación de una nueva serie de películas?
LFM: Primero, defino el tema. Luego empiezo a mirar las redes, a consultar los listados que salen en algunos premios y voy estructurando. El siguiente paso es ver, de todo ese listado, cuáles de esas películas están en la Biblioteca General y se pueden utilizar. De las que no están, escojo las mejores para buscarlas y, si se pueden adquirir, solicitar que se compren e incluyan a la colección audiovisual. 
 
Teniendo el tema, defino la estructura -aproximadamente 15 o 16 películas que se pueden presentar en el semestre- y de acuerdo a eso, genero una secuencia para que cada película tenga un sentido dentro del tema que se ha escogido.
 
¿En qué se inspira a la hora de proponer un nuevo ciclo?
LFM: Yo creo que es la experiencia de estar siempre trabajando en cine. Alguna vez, vi una película que se llama A 10 metros de distancia, la cual muestra el paralelo de dos restaurantes. De allí, por ejemplo, se me ocurrió armar un ciclo de comida. Se presentó como una carta de menú: con aperitivo, plato principal, postré, café, etc... Y fue un éxito. Todos pensaron que yo era un chef, que me encanta la cocina, pero mentira. Simplemente se me ocurrió... No es que sea inteligente... Ni que tenga ideas brillantes o que venga estudiando cine. Es que, por la experiencia, mi estructura cognitiva genera unos puentes diferentes. 
 
¿Quiénes son los principales asistentes del Biblocinema?
LFM: Hay un grupo de gente mayor y de estudiantes que se ha consolidado alrededor de Biblocinema. Ese grupo es tremendamente heterogéneo, por las edades, por las actividades, por los intereses, por todo... Sin embargo, esta esencia de reunión alrededor del cine se convierte en un punto de camaradería. Todos se saludan, todos intercambian visiones, todos se ríen del chiste de uno o del otro. Salen de aquí y no se vuelven a ver. La familiaridad que se siente en el grupo de Biblocinema es lo que yo he denominado "el clan biblocinéptico". Un clan que adora el cine y que gira alrededor de Biblocinema.
 
¿Por qué considera relevante esta propuesta de cine?
LFM: El mundo contemporáneo se olvidó de lo que es una sala de cine. Ahora todo lo vemos en TV o Netflix; esa es una manera de ver películas, no de ver cine. Biblocinema requiere de lo que yo llamo "el templo ideal". La noción de la oscuridad, de la pantalla grande y del sonido. El cine es como una misa, que tiene un templo. Uno va al culto del cine. Biblocinema nos permite salir de ese espacio incómodo en el que toca correr las cortinas, en el que el sonido es malo y la pantalla es pequeña, y tener esto que es "la verdadera iglesia".
 
¿Cuáles son los planes estipulados próximamente para Biblocinema?
LFM: Llevamos siete ciclos y uno en proceso. Con la ayuda de la Biblioteca General ya he podido pensar en cinco ciclos más. Y espero que con el tiempo podamos presentar la mayoría de las 6.000 películas que hay en el depósito.
 
¿Cuál es la invitación que extiende a la comunidad javeriana?
LFM: Aquí no hay que tomar apuntes, no hay que entregar ensayos, no hay exámenes finales. Es simplemente un espacio lúdico que busca que los estudiantes entiendan que esto no es académico. Para el estudiante de la javeriana lo importante es que entienda que la Biblioteca General, además de darle todos los espacios para que pueda estudiar y encontrar información virtual o impresa, le ofrece un espacio de esparcimiento y de descanso.