Taller de Narrativa Digital   
INTRODUCCIÓN
AL DISEÑO DIGITAL
Concepción y Desarrollo de proyectos de comunicación interactiva.

Tomado del libro de José Luis Orihuela y Maria Luisa Santos.
Anaya Multimedia - 1999

Planteamientos básicos

Sonido análogo y Digital
Formatos
CoolEdit Pro

SONIDO ANALOGICO Y SONIDO DIGITAL

El sonido Analógico es aquél que se almacena, procesa y reproduce gracias a circuitos electrónicos y otros dispositivos de carácter analógico. Por ej. La cinta magnética (en casette o en bobina) o el disco de vinilo.

La tecnología aplicada al procesamiento del sonido analógico funciona de la siguiente manera: la onda sonora produce una vibración en el aire que es captada por un micrófono. Este convierte la vibración en una señal eléctrica que viaja por un cable hasta el aparato grabador. La grabación se produce de forma magnética (en cinta de casette o bobina), mediante unas cabezas grabadoras/ reproductoras del sonido que hacen contacto físico con la superficie de la cinta. Esto conlleva un desgaste del material con el uso.

La duplicación del sonido en formato analógico (la copia desde un soporte a otro) conlleva siempre una pérdida de calidad. Al realizar sucesivas copias, se producen pérdidas de calidad cada vez mayores.

El Sonido Digital, en cambio, es el que se almacena, procesa y reproduce en soportes digitales, en forma de datos numéricos. Existen diversos dispositivos de almacenamiento de sonido digital: minidisc, D.A.T., CD-Audio, CD-Rom, DVD, D.C.C., discos duros, disquettes, zip y jazz, (incluso la cinta de vídeo, ya que la pista de audio que incorpora es digital).

La captación del sonido por el micrófono es igual que en el caso analógico. Pero la señal eléctrica que genera es convertida en datos numéricos por un convertidor analógico/digital (sampler) que se interpone entre el micro y el aparato grabador.

Este proceso de conversión de la señal en datos numéricos se realiza varias veces por segundo y se llama Muestreo Digital del Sonido (sampling). La frecuencia de muestreo se mide en Khz. En los CD-Audio esta frecuencia es de 44,1 Khz. (calidad profesional). En el ordenador y en los CD-Rom, la frecuencia de muestreo necesaria es menor: 22 Khz es suficiente para música y 11 Khz para locución.

Es preferible trabajar con la mayor frecuencia de muestreo que permita el equipo y reducirla al final, haciendo un downsampling.

La Resolución del sonido digital puede ser de 8, 16, 24 o 32 bits. A mayor resolución, mayor espacio ocupa el archivo. Los ordenadores suelen trabajar a 8 o 16 bits de resolución.

El sonido digital también se puede generar en el propio ordenador. Existe un estándar llamado MIDI (Musical Instrument Digital Interface) que permite guardar las "instrucciones" de reproducción de sonidos musicales, (sólo de instrumentos, pero no de voces), de manera que cualquier ordenador con el software adecuado puede reproducir en su tarjeta de sonido esas "instrucciones" ejecutando así la melodía compuesta en MIDI. La gran ventaja de esta estándar es el reducido tamaño de sus archivos, lo que permite su utilización en la Red.

El sonido digital presenta además dos ventajas fundamentales frente al sonido analógico. En primer lugar, la edición del audio digital no tiene que ser lineal y, por tanto, se considera "no destructiva" (cualquier paso de la edición se puede modificar sin alterar el resto de la grabación). En segundo lugar, las sucesivas copias no pierden calidad.

 
Subir