Sobre la importancia de las causas de los problemas
estudiados y las aplicaciones de las investigaciones


Coordinador: Andrés Rosas, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas.


Ingeniero industrial de la Universidad de los Andes. Magíster en Economía de Brown University (Estados Unidos) y de University of Toronto (Canadá). Ph.D. en Economía de Brown University. Áreas de interés: macroeconomía, economía política y crecimiento económico.

Se concibió este panel desde una perspectiva amplia, que incluyera el análisis de variables que afecten la educación y, en vía contraria, cómo esta impacta en otros sectores de la sociedad. De las 42 propuestas presentadas en la convocatoria se seleccionaron 12 investigaciones, las cuales estuvieron en torno a los determinantes de los niveles educativos de las personas; explicaciones sobre cómo se obtienen buenos indicadores en términos de desempeño educativo y otros no, tanto en recursos como en resultado final.

De otro lado, se buscaron proyectos que permitieran discutir sobre cómo las brechas educativas pueden afectar el bienestar, el ingreso, otras variables socioeconómicas, psicológicas o de salud de la sociedad. Al incluirse el concepto de retos se incluyeron investigaciones que plantean recomendaciones o evaluaciones a las políticas públicas que buscan mejorar los resultados educativos.

El panel Brechas y retos educativos congregó como ponentes a estudiantes, profesores y egresados de las facultades de Ciencias Sociales, Psicología, Ciencias Económicas y Administrativas, Educación y Teología, principalmente. Allí se presentaron los resultados de investigaciones sobre el rol del padre y el bienestar infantil, contribuciones del compromiso paterno al capital social; el análisis de deserción estudiantil en la Universidad Javeriana; un estudio sobre la enseñanza de la literatura en Bogotá entre 1994 y 2014, y un trabajo que reflexiona alrededor de la inclusión de la población con discapacidad en la Javeriana, sede Bogotá.

Resaltaron investigaciones que hacían experimentos. Mencionaron uno hecho en salones de clase para ver qué efectos tenían algunas políticas, por ejemplo, de lecto-escritura, transversales a los cursos, sobre la capacidad de aprendizaje de los estudiantes en esa asignatura. Llamaron la atención sobre la importancia de que en las ciencias sociales en general se atrevan a experimentar más como lo hacen las ciencias básicas, que se atrevan a hacer pequeños tratamientos y ver qué efectos tienen sobre las poblaciones.

Se mencionó al laboratorio de innovación en educación que hay en la Universidad de Harvard, donde se hacen experimentos primero en pequeña escala y luego amplían las dimensiones en ciudades como New York, Houston y Chicago; pequeñas intervenciones en el sistema educativo para validar después esos efectos, por ejemplo, incentivos a profesores y a estudiantes o mejor material bibliográfico. Se resaltó la importancia de tener grupos de tratamiento y de control para mirar los efectos de las estrategias y no saltar inmediatamente a hacer recomendaciones políticas a partir de los resultados, ejercicio para el cual se necesita hacer bastantes replicaciones, se concluyó.

 

                                                            

 

Volver a Paneles del Congreso 2015