Tercera Sesión - Viernes 25 de septiembre

Ponente 1

Carlos Gómez-Restrepo

Médico psiquiatra y psiquiatra de enlace, Pontificia Universidad Javeriana. Psicoanalista del Instituto Colombiano de Psicoanálisis. Máster en epidemiología clínica de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos). Áreas  de interés: trastornos afectivos: depresión, trastorno bipolar y suicidio, psiquiatría de enlace. Director del Departamento de Epidemiología Clínica y Bioestadística de la Javeriana. Director Revista Colombiana de Psicoanálisis. Presidente de LatinCLEN (Red latinoamericana de Epidemiología Clínica). Director del RAB-INCLEN (Comité Científico del International Clinical Epidemiology Network- INCLEN).

Abstract

Estudio Nacional de Salud Metal

Coinvestigadores: Cecilia Santacruz, Diana Matallana, Fabián Gil, María Nelcy Rodríguez, Viviana Rodríguez y Martín Rondón.

La OMS define "Una buena salud mental permite a las personas desarrollar su potencial, enfrentar las situaciones vitales estresantes, trabajar productivamente y contribuir a la comunidad" (1), en tanto que, los problemas y trastornos mentales se asocian con una gran discapacidad y mala calidad de vida. Por lo tanto, la Encuesta Nacional de Salud Mental ¿ ENSM, se orienta a la identificación de los trastornos, a los factores que predisponen el desarrollo de enfermedad, y también a los que favorecen la salud en general, en particular la salud mental, desde la óptica de los determinantes sociales y los derechos, para apoyar el desarrollo de políticas e intervenciones en salud pública que permitan la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, el tratamiento de estas condiciones y la inclusión social.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud ha diseñado la Iniciativa de la Encuesta Nacional de Salud Mental ejecutada en 28 países, en los 6 continentes. En Colombia se han llevado a cabo tres encuestas, en 1993, 1997 y 2003, y se espera continuar con una actualización cada 10 años.

Objetivo: brindar información actualizada acerca de la salud mental, los problemas, trastornos mentales y la accesibilidad a los servicios, de la población colombiana rural y urbana mayor de 7 años, privilegiando su comprensión desde los determinantes sociales y la equidad.

Metodología: Es un estudio observacional de corte transversal a nivel nacional, con representatividad regional y nacional, las regiones consideradas fueron Central, Oriental, Atlántica, Pacífica y Bogotá. La muestra es de tipo probabilístico, estratificada por edad en las regiones del país. La selección de los sujetos de estudio siguió un muestreo polietápico. Se incluyó la población civil de 7 años en adelante, residentes en áreas urbanas y rurales. El tamaño de muestra mínima requerida calculada fue de 2.190 niños entre 7 y 11 años, y 9.890 mayores de 11 años.

Para el cumplimiento de los objetivos se indagó sobre características sociodemográficas, antecedentes personales y familiares, condiciones del hogar y la vivienda, lo concerniente a la salud mental desde distintos puntos de vista, entre éstos el de cognición social y el capital social; violencias; problemas mentales y de conducta; patologías mentales en adultos y adolescentes (depresión, suicidio, trastorno afectivo bipolar, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico, fobia social, tamizaje de personalidad,) y en niños (ansiedad de separación, trastorno de pánico, trastorno de ansiedad generalizada, depresión, trastorno oposicionista desafiante, déficit de atención e hiperactividad, trastorno de la conducta), comorbilidades con condiciones crónicas no psiquiátricas, acceso a servicios de salud y estados de salud.

     Consulte la presentación de esta ponencia haciendo clic aquí

Ponente 2

Claudia Irene Giraldo

Psicóloga, magíster en política social de la Pontificia Universidad Javeriana. Entre sus intereses investigativos están el envejecimiento, la vejez, el cuidado y los cuidadores, la salud mental y la Atención Primaria en Salud. Profesora del Instituto de Envejecimiento de la Javeriana.

Abstract

Programa Intervenciones en salud orientadas por la APS y reducción de la carga de trastornos mentales generadores de mayor cronicidad y discapacidad. Fase I. Colciencias

Pretende contribuir a modificar la carga de la enfermedad de los trastornos mentales, particularmente aquellos de larga duración y con secuelas graves,  considerando sus cuatro facetas: definida (afecta a quien sufren el trastorno: prevalencia y otros indicadores), indefinida (exigencia económica y social a familias y comunidades), oculta (estigmatización y violación de los derechos humanos de la persona con trastorno mental)  y futura (previsible por el envejecimiento poblacional y la presencia de conflictos sociales).

El último estudio de salud mental en el país estimó una prevalencia de vida de 40 % de alguna patología mental, pero sólo un 10% de las personas con trastorno mental recibe algún tipo de servicios, y sin atención tiene un 50% de posibilidades de experimentar un nuevo episodio en un año y 80% a los tres años.  Es claro que la accesibilidad resulta de la afectación recíproca de la oferta de servicios, sus características y la utilización de los mismos; implica un grado de ajuste de los recursos de salud y con las necesidades y posibilidades de la población, ajuste que no ocurre en el campo de la salud mental dada la concentración de los escasos recursos especializados en las ciudades capitales.

Objetivo general: Estructurar, desarrollar, seguir, evaluar y ajustar participativamente intervenciones en salud mental, en el marco de la estrategia de atención primaria en salud, que contribuyan a reducir la carga trastornos mentales generadores de mayor cronicidad y discapacidad.

Proyectos componentes: 1: Desarrollo de los actores institucionales y comunitarios para favorecer la accesibilidad a la atención integral en salud mental. 2: Identificación de las secuelas neuropsiquiátricas del trauma craneoencefálico ¿ TCE leve y moderado. 3. Apoyo a familiares/cuidadores e inclusión de personas con trastorno mental grave. 4. Promoción y prevención en comunidades educativas y en la vía pública. 5. Representaciones e imaginarios sociales en el campo de la salud mental.

Ponente 3

Eduardo Díaz Amado

Médico cirujano, Universidad Nacional. Filósofo con opción en literatura, Universidad de Los Andes. Especialista en bioética, Universidad El Bosque. PhD y magíster en historia y filosofía de la ciencia y la medicina, Universidad de Durham, (Reino Unido). Áreas de investigación: filosofía e historia de la medicina, historia de la ética médica y la bioética, bioética clínica y derecho médico, relaciones medicina/sociedad, literatura y medicina. Profesor Asociado del Instituto de Bioética de la Universidad Javeriana.

Abstract

Gobernar el escenario biomédico: una crítica a la historia de la bioética en Colombia

Uno de los escenarios de mayor conflicto social en los últimos años en Colombia ha sido el sistema de salud. La implementación de la más radical reforma de la salud en 1993, que fue posible luego de la adopción de una nueva constitución política en 1991, ha sido vista como la responsable de la privatización de la salud y el deterioro de las profesiones de la salud. En este contexto, el florecimiento de la bioética como nuevo discurso sobre ¿lo ético¿ en biomedicina es un fenómeno paralelo. Tradicionalmente la bioética ha sido vista como la respuesta a los retos éticos que plantea el avance tecno-científico y la transformación de las sociedades contemporáneas. Sin embargo, en los últimos años la adopción de una mirada más crítica por parte de historiadores y científicos sociales frente al fenómeno de la bioética ha permitido apreciar aspectos no reconocidos relativos al desarrollo de esta disciplina y al surgimiento del bioeticista como un tipo particular de experto.

Con base en los resultados de una investigación de tipo histórico-filosófico realizada en el marco de mi tesis doctoral aceptada en 2013 en la Universidad de Durham, Reino Unido, que incluyó análisis documental y entrevistas semi-estructuradas, mostraré, en primera instancia, el significado histórico de la coincidencia entre la Constitución de 1991, la reforma de la salud de 1993 y el florecimiento de la bioética en esta misma década en Colombia. Luego, superando la retórica tradicional de los bioeticistas, discutiré algunos aspectos que se develan sobre la bioética en Colombia cuando se adopta una perspectiva inspirada en el análisis del poder que llevó a cabo Michel Foucault. En este sentido, y siguiendo a R. Cooter, asumiré el trabajo histórico como una forma de crítica política, en este caso frente al fenómeno de la bioética. Para finalizar, propondré un enfoque que atienda a la construcción de subjetividades si se desea lograr una verdadera transformación de la atención en salud en Colombia, partiendo del rol central que juegan en este escenario los profesionales de la salud. Mi propuesta no se alimentará únicamente de las conclusiones de mi investigación doctoral, sino que integrará también elementos decantados del seminario interdisciplinario de investigación de bioética clínica, historia y filosofía de la medicina que se llevó a cabo en 2014 en el Instituto de Bioética de la universidad.

     Consulte la presentación de esta ponencia haciendo clic aquí

Ponente 4

Gabriel Lago Barney

Médico pediatra de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en administración en salud y seguridad social de la misma institución. Doctorado en ciencias de la educación (candidato a doctor) en la Universidad Complutense de Madrid. Líder del Grupo de Investigación Infancias, relaciones y representaciones sociales. Línea de trabajo: violencia y maltrato infantil. Magistrado del Tribunal de Ética Médica de Bogotá. Profesor asociado del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Javeriana.

Abstract

La bioética y la salud pública como referentes para la formulación intersectorial de políticas públicas orientadas a la prevención y manejo del maltrato y abuso infantil

Coinvestigadores: Olga Maldonado Gómez (q.e.p.d.), Alicia de Los Ángeles García González, Mauricio Andrés Martínez Lung, Martha Inés Solano Murcia, Claudia Irene Giraldo Villate, Carmen Alicia Cardozo de Martínez, Mercedes Cecilia Escudero de Santacruz y Nubia Esperanza Torres Calderón.

La investigación partió de un problema que resume la distancia entre las soluciones políticas y normativas ante el maltrato y abuso infantil, y su concreción en la práctica.

Aunque las respuestas involucran al Estado, la familia y la sociedad, el estudio se centró en los funcionarios públicos encargados de atender el problema. La mirada articula la bioética, la salud y las políticas públicas, e identifica medidas de acción para una atención debida del problema por los actores públicos encargados de aplicar las políticas.

Se reconocen dificultades en la formulación e implementación de las políticas públicas en la materia en Colombia en cuatro ámbitos: cultura, educación, aplicabilidad legal, y  estructura del vínculo familiar.

Las políticas relacionadas con maltrato presentan vacíos, ambivalencia o superposición en su formulación al desconocer variables sociales como cultura, nivel educativo, condiciones socioeconómicas y contextos de aplicación.

Propuestas de solución identificadas:

  •      Concebir una política pública, que además de los aspectos técnicos para atender víctimas, considere la formación y educación ciudadanas, considerando el contexto familiar y su fortalecimiento. La Ley debe concebirse primero para prevenir y, sólo al final, para penalizar.
  •      Deben aunarse esfuerzos para desarrollar acciones intersectoriales e interinstitucionales que articulen las experiencias y saberes de instituciones públicas y privadas; unificar sus sistemas de información para detectar los casos complejos y atenderlos con equipos interdisciplinarios especializados.
  •      La capacitación y actualización de los funcionarios debe enlazarse con la ejecución de las políticas en contextos y frente a problemas específicos con el apoyo de la academia.
  •      Acompañar las estrategias de implantación de las políticas, programas e institucionalización correspondiente.
  •      Evaluar la efectividad de las políticas centrándose sobre el impacto en la mejora de la condición y bienestar de las personas, más que en las estadísticas "del sufrimiento."
  •      El reto, además de estatal e institucional, es personal, en cuanto cada individuo como sujeto moral, se sensibilice y actúe frente al problema.

 

     Consulte la presentación de esta ponencia haciendo clic aquí

Ponente 5

Marcela Arrivillaga

Psicóloga, magíster en educación de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali y doctora en salud pública de la Universidad Nacional. En su experiencia investigativa ha desarrollado estudios en equidad en salud,  acceso a servicios de salud, salud sexual y reproductiva, enfermedades crónicas y calidad y humanización de los servicios de salud. Su experticia se encuentra en la determinación social del VIH/SIDA. Profesora titular y directora del Departamento de Salud Pública y Epidemiología de la Facultad de Ciencias de la Salud (seccional Cali).

Abstract

Mortalidad por VIH/SIDA en Cali, Colombia, (1986-2012): Un asunto de equidad

Coinvestigadores: Yadira Borrero y Mauricio Pérez.

Este estudio tuvo como objetivo describir la tendencia, características, determinantes y desigualdades de la mortalidad en el periodo 1986-2012 en la ciudad de Cali, Colombia. Se condujo un estudio observacional, analítico, de cohorte y retrospectivo utilizando el registro de casos reportados del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública. Se analizaron un total de 14.192 casos de personas adultas. Para determinar las desigualdades en la mortalidad por VIH/SIDA se utilizó la variable gradiente ¿estrato socioeconómico¿ establecido por ley en Colombia.

Los resultados mostraron una tendencia creciente de la tasa de incidencia por VIH/SIDA, en especial a partir del año 1996; en 2011 se presentó la mayor tasa de todo el periodo, que alcanzó la cifra de 18.9 casos por 100.000 habitantes. Respecto a los determinantes de la mortalidad los hallazgos indicaron que hay mayor riesgo en hombres, afiliados al plan subsidiado o personas pobres no aseguradas, de bajo estrato socioeconómico, con baja escolaridad, heterosexuales y con presencia de tres comorbilidades. El análisis de sobrevida mostró una tendencia similar.

Por su parte, la medición de la desigualdad a través de todos los índices aplicados reveló que se producen más muertes en estratos medios y bajos en comparación con el estrato alto. Este estudio aporta evidencia sobre las desigualdades persistentes en la mortalidad por VIH/SIDA, como expresión de inequidades de tipo estructural en la ciudad. La desigual distribución de la riqueza a nivel nacional y en Cali, la crítica situación económica local durante el periodo analizado, y la crisis de la red pública hospitalaria a partir de la implementación de la Ley 100 de 1993, se configuran como procesos críticos de determinación económica y social de tipo general que pudieron afectar la mortalidad, especialmente de los grupos con mayores desventajas sociales.

     Consulte la presentación de esta ponencia haciendo clic aquí

Volver al Panel de la Investigación Biomédica a la Salud Integral