Primera Sesión - Miércoles 23 de septiembre

Ponente 1

Amparo Hernández

Médica. Magíster en Administración de Salud de la Pontificia Universidad Javeriana. Doctora en Salud Pública de la Universidad Nacional. Ha sido investigadora y consultora de CEPAL, FLACSO, IDRC del Canadá y OPS en problemas de salud y desplazamiento, género y reforma sanitaria y políticas públicas.  Profesora titular del Instituto de Salud Pública de la Javeriana.

Abstract

Equidad de género en el cuidado de la salud en los hogares en Colombia y en política sanitaria

En el mantenimiento de la salud y en la atención a las necesidades derivadas de la enfermedad y la discapacidad concurren distintas prácticas y ámbitos donde se asignan y distribuyen los recursos: el Estado, el intercambio de mercado, la comunidad y el trabajo no remunerado que realizan las familias. De hecho, gran parte del cuidado de la salud se brinda en el espacio doméstico, y es una labor esencialmente femenina en virtud de una concepción sexuada del mundo y el trabajo según la cual las mujeres se concentran en tareas reproductivas en el hogar y los hombres en tareas productivas en la esfera pública. Tal división no es un hecho natural sino una construcción cultural y social que conlleva desigualdades injustas entre hombres y mujeres en el reparto del tiempo, las actividades y las compensaciones por el cuidado, y están generadas por la discriminación y las diferencias de poder y posición que subyacen a las diferencias de roles entre géneros.

En años recientes las demandas de cuidado derivadas de transformaciones demográficas, sociales y epidemiológicas se han traducido en un aumento de la carga doméstica como resultado de las tendencias mercantilistas y privatizadoras, las cuales han reducido el papel del Estado en la oferta de bienes y servicios sociales en favor de la ampliación de la esfera de mercado, la prestación privada y la inversión púbica focalizada en los grupos de población de menos recursos. Este enfoque dominante de las políticas sociales desconoce el hecho que, en sociedades estratificadas con base en el sexo, la clase o la etnia, éstas no son neutrales y, por el contrario, pueden contribuir a mantener, ahondar y reproducir las desigualdades injustas.

La ponencia tiene como objeto presentar evidencias sobre los mecanismos a través de los cuales la orientación y contenido de las políticas de salud tienen efectos sobre la equidad de género en la producción doméstica de salud, a partir de un marco que recoge categorías principales para el análisis del contenido de las políticas en propuestos por Gosta Esping-Andersen y discutidos en la literatura feminista, y del análisis de los efectos de las políticas sobre la equidad de género formulado por Nancy Fraser. Busca aportar a la formulación de políticas en una perspectiva de superar las inequidades de género y avanzar en un desarrollo justo de la salud y la atención.

Los hallazgos muestran que en la política sanitaria colombiana ha predominado una lógica del lucro y la eficiencia incompatible con los ideales de equidad. Estimulando la competencia en el mercado, la privatización de los servicios y haciendo acopio de discursos y estrategias sobre obligación, corresponsabilidad y participación, el Estado ha trasladado muchas de sus funciones, lo cual se hace evidente en la forma como define los beneficios que garantiza, los límites en las prestaciones, la ausencia de mecanismos para compensar los fallos en la provisión, el uso de las familias como recurso y la naturalización de los roles de género. Como consecuencia de fallos en reconocimiento y redistribución, la carga de la producción doméstica de la salud se ha incrementado y ha devenido en mayor explotación y desprotección de las mujeres.

Ponente 2

Diana Marcela Palma

Psicóloga vinculada como Joven Investigadora al Grupo de Medición y Evaluación Psicológica de la Pontificia Universidad Javeriana Cali. Su labor apoya la comprensión de prácticas sexuales y preventivas de adolescentes y jóvenes desde una perspectiva de género y diversidad sexual. 

Abstract

Nadie nos ha dicho que somos vulnerables: construcción de riesgo frente al VIH en mujeres homosexuales de Cali, Colombia

Coinvestigadores: Juliana Munévar Cabal y Linda Teresa Orcasita Pineda.

VIH (Richardson, 2000). Existe una falta de herramientas comunicativas orientadas y diseñadas para las mujeres homosexuales que incluyan información sobre sus prácticas sexuales (UNAIDS, 2011; Standford, 2013). En el 2011, UNAIDS reconoció la importancia de incluirlas en la agenda de educación y prevención del VIH a nivel mundial. Especialmente en Colombia existen aspectos culturales, sociales y económicos que crean barreras de acceso a la salud y a la educación de las personas LGBTI y aún existe debate público alrededor de sus derechos (Jaime, 2013). El objetivo de esta investigación fue caracterizar la percepción de riesgo frente al VIH en mujeres homosexuales jóvenes de Cali, considerando que esta percepción es uno de los elementos claves para comprender la vulnerabilidad frente al VIH, porque se construye a través de la interacción entre el individuo y el contexto (García del Castillo, 2012). La metodología empleada fue cualitativa, desde un diseño narrativo. El análisis de datos se basó en la herramienta de triangulación CQR (consensual qualitative research) y la codificación se realizó a través del Software Atlas. Ti. Los resultados demuestran que la percepción de riesgo frente al VIH de las mujeres incluye aspectos subjetivos relacionados con su conocimiento, sus historias de vida y sus actitudes frente al virus. Sin embargo, también presentan aspectos contextuales que se relacionan con la estructura social, cultural y política que configuran sus barreras de educación y el acceso a la salud. En este trabajo se construye un modelo de análisis cualitativo que permite comprender como se construye la percepción de riesgo en interacción con pares, familia, prestadores de salud y otros grupos sociales. El resultado de esta investigación evidencia la importancia de promover la educación sexual en esta población y el con prestadores de servicios de salud para alcanzar modelos afirmativos de atención en el país.

     Consulte la presentación de esta ponencia haciendo clic aquí

Ponente 3

María Teresa Buitrago Echeverri

Enfermera de la Universidad Nacional con maestría en Desarrollo Educativo y Social de la Universidad Pedagógica. Tiene doctorado en Salud Pública de la Universidad Nacional. Entre sus áreas de investigación están la salud pública y la discapacidad. Profesor Asistente e Investigadora del Departamento de Enfermería de Salud Colectiva de la Pontificia Universidad Javeriana.

Abstract

Construcciones sociales de la discapacidad en Colombia: Aportes para la salud pública desde una perspectiva crítica

Las respuestas que las sociedades a la discapacidad han estado orientadas por diferentes modelos como el biomédico o rehabilitador, el social y el relacional. Estas maneras de comprender y responder frente a la discapacidad son construcciones sociales e históricas y tienen consecuencias directas frente a quienes son calificados con discapacidad. Comprender la discapacidad como un hecho social complejo, implica reconocer que esta existe, siguiendo a Bourdieu, como campo de relaciones de poder, en la medida en que socialmente se la construye y se la hace existir.

El objetivo general de este trabajo fue conocer e interpretar las dinámicas sociales (los juegos y relaciones de poder) de las diferentes maneras en que se ha construido socialmente la discapacidad desde la salud pública en Colombia en las últimas cuatro décadas (1970-2010) y develar, a partir de su análisis, aportes para la salud pública desde una perspectiva crítica. Metodológicamente nos valimos de la etnografía multisituada con perspectiva crítica. Las indagaciones se hicieron a fuentes documentales y experiencias institucionales y personales en: Cartagena, Medellín, Pereira, Armenia, Bogotá, Cali, Pasto, San José del Guaviare y Puerto Inírida.

Las diversas maneras de nombrar la discapacidad a lo largo de los documentos analizados tanto de carácter internacional como nacional y las prácticas que en ellos se recomiendan para hacerle frente, posicionan una preocupación por la relación entre discapacidad y pobreza y las implicaciones que el aumento de Personas con Discapacidad (PCD) tiene para el desarrollo de los países, en la visión occidental y unilateral del desarrollo asimilado a industrialización. La normalidad sigue trazando el derrotero con el cual se valora quién es o no persona con discapacidad y es consecuente con la lógica de no ser útil al sistema capitalista que requiere personas "sanas" y productivas.

Las respuestas desde el gobierno al tema en las últimas cuatro décadas representadas por equipos de técnicos y lineamientos emanados por la Presidencia de la República y el Ministerio de Salud evidenciaron fuertes influencias de los procesos estructurales sobre las realidades a nivel local, representadas por situaciones como la flexibilización laboral, la corrupción administrativa o la hegemonía del poder político sobre el técnico; traducidas en acciones asistencialistas y particulares que no permiten desarrollos de trabajo intersectorial que se proyecten hacia la inclusión de la población.

Respecto a las instituciones de las cuatro décadas del estudio, se evidenció una transacción entre sus inicios vocacionales, filantrópicos y solidarios asistencialistas y su inserción en el mercado de la salud. Como uno más de los actores en el campo de la discapacidad, han mostrado una carrera desmedida para entrar y mantenerse en los juegos del mercado de la venta de servicios, que confirman el posicionamiento de la salud como un negocio. Artificios como la acreditación de servicios, el mercadeo social, la oferta de las últimas tecnologías y especialidades y subespecialidades, además de eufemismos de cambios de nombre para posicionarse con el lenguaje políticamente correcto se esgrimen a manera de capitales simbólicos, culturales y económicos que los mantienen en el campo.

A la salud pública, en su acepción amplia de ocuparse del bienestar de las poblaciones, le compete librar una lucha contra hegemónica para superar los límites de la biomedicina en relación con la discapacidad y esforzarse en comprenderla y actuar frente a ella como un proceso social complejo; optar por abordajes interdisciplinarios e intersectoriales que aboguen por la emancipación de esta población, basados en la pluralidad de saberes y maneras dignas de estar en el mundo, más allá, de la mirada funcional del desarrollo y bienestar, que lo equipara a la productividad y los beneficios materiales que la misma provee.

Ponente 4

Yadira Eugenia Borrero Ramírez

Médica de la Universidad Nacional de Colombia, magíster en Sociología de la Universidad del Valle y Ph.D en Salud Pública de la Universidad de Antioquia. Sus áreas de trabajo han sido historia de la salud pública, interculturalidad y salud, análisis de la reforma del sector salud y, en los últimos años, los procesos de disputa por el derecho a la salud en Colombia, los movimientos sociales por la salud y las inequidades sociosanitarias. Es la directora del Departamento de Salud Pública y Epidemiología de la Pontificia Universidad Javeriana en Cali.

Abstract

Rutas en la construcción de subjetividades políticas en el marco de la lucha por el derecho a la salud en Colombia

Objetivo: Comprender los procesos socio - culturales vinculados a la construcción de un movimiento por la salud en Colombia; específicamente la ponencia se concentra en la explicación de los procesos de configuración de nuevas subjetividades políticas por el derecho a la salud en el marco de la reforma.

Método: Estudio de casos comparados en tres ciudades colombianas ¿Cali, Medellín y Bogotá- con técnicas de investigación mixtas. Para este objetivo se realizaron 80 entrevistas a miembros del MS por la salud en Bogotá, Cali y Medellín. Las mismas fueron analizadas con apoyo del software Atlas ti, a partir de procesos deductivos e inductivos de acuerdo a los referentes teóricos construidos para esta investigación.

Resultados: Se encontró que el proceso de reforma sanitaria, caracterizado por la implementación de una nueva arquitectura política e institucional que creó un mercado regulado de servicios de salud y generó la emergencia de nuevas subjetividades políticas a través del despojo. Para los casos estudiados se encontraron tres formas de despojo denominadas en la investigación ¿triple despojo¿ ¿despojo del derecho al trabajo y a atender bien a los pacientes; despojo de una práctica profesional digna, que permita usar el conocimiento para la resolución de problemas de salud individuales y colectivos; despojo de recursos sanitarios construidos colectivamente y de derechos adquiridos frente a la atención sanitaria.

Conclusiones: Se concluye que en Colombia se viene construyendo un movimiento social por el derecho a la salud, donde sus miembros han configurado nuevas subjetividades políticas, relacionadas de un lado, con el despojo propio de las políticas neoliberales aplicadas al campo de la salud y, de otro lado, con el campo de posibilidades que se gestan en los espacios de la vida cotidiana donde los ciudadanos construyen mecanismos de resistencia y solidaridad que les permiten construir marcos de sentido compartidos frente al derecho a la salud y nuevos proyectos de sociedad, más allá del campo sanitario.

     Consulte la presentación de esta ponencia haciendo clic aquí

Ponente 5

Rafael Reyes Galindo

Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad Santo Tomás y en Teología de la Pontificia Universidad Javeriana. Magíster en Filosofía de la Javeriana. Doctorando en Educación de la Universidad Pedagógica Nacional. Coordina la Línea de Investigación del saber pedagógico y formación de maestros. Responsable del Semillero de Investigación Arqueología del Oficio (saber pedagógico y formación de maestros). Miembro del Grupo historia de la práctica pedagógica en Colombia. Profesor de planta Facultad de Educación de la Javeriana.

Asbtract

La universidad correlato del mercado; la posibilidad de la indocilidad reflexiva

La ponencia señala tres prácticas sociales que podrían estar haciendo de la Universidad colombiana, el correlato del mercado: achicamiento del Estado, pedagogía de la deuda, sociedades flexibles. Los sujetos universitarios (estudiantes ¿ profesores) no tomarían posición frente a las políticas; más bien son instalados en ellas en forma natural y necesaria. Estas posiciones de sujetos la llamamos subjetividad universitaria. Al ser unas prácticas sociales, ellas, sin embargo, no dependen de las intenciones de los individuos; al contrario, los sujetos son producidos por ellas. Para algunos investigadores, uno de los efectos paralizantes es la incapacidad de la comunidad universitaria de pensarse a sí misma.

Nos preguntamos si es posible, un dispositivo de inservidumbre, frente a los discursos de la educación como empresa en la que se ha instalado la subjetividad universitaria.

Entonces, ¿Cómo producir una "indocilidad" frente a la interiorización dócil con el que hoy se construye el discurso de la universidad como mercado? Tomamos el concepto de "dispositivo de inservidumbre" del autor Jorge Martines para buscar otra cosa que universidad para el capital. Nos preguntamos ¿bajo qué condiciones es necesario reconceptualizar, inventar, hallar un concepto de formación, que se presente como una contraconducta frente a la formación para el mercado en las que nos instalan las políticas actuales de reforma educativa?

     Consulte el documento de la ponencia haciendo clic aquí

Volver al Panel Hegemonías, Desigualdades y Resistencias