Entrevista: Fabio Ramírez M. S. J.

Por: Andrea Zarate
Filosofía
Pontificia Universidad Javeriana
 

En el presente número de nuestra revista estudiantil de filosofía, el profesor invitado es el Padre Fabio Ramírez M. S. J. de la Facultad de Filosofía de la Pontificia Universidad Javeriana. El Padre Fabio ha sido dos veces Decano de dicha facultad, su primer periodo fue cuando el programa ofrecido por ésta era el de Filosofía y Letras; y la segunda vez fue desde el año 1986 hasta 1995, años en los cuales los programas ofrecidos por dicha facultad eran la carrera como tal y la licenciatura; programas que se siguen actualmente. Durante todo ese tiempo ejerció las funciones de Director del Departamento de Filosofía, pues en ese entonces no era un cargo diferenciado; y cuando fue Decano fue miembro del Consejo Directivo por dos periodos seguidos. Además de estos cargos administrativos el Padre se ha desempeñado y ha sobresalido como docente principalmente en cátedras y seminarios de filosofía antigua y medieval.

CuadrantePhi: ¿En qué consisten las investigaciones y los estudios que se están realizando en el instituto pensar sobre el pensamiento de la filosofía colombiana del año 1620 al 1980?

Fabio Ramírez M. S. J: Ellos lo que están haciendo -yo les he colaborado un poco-, es recopilar textos muy difíciles de conseguir tanto del periodo colonial como de la república hasta hoy; pero en lo que más se han centrado ha sido en el periodo de la colonia. Lo que han hecho fundamentalmente es identificar textos filosóficos desde que se fundó la Javeriana, que es más o menos de 1620, hasta el fin de la colonia (1810). Ese trabajo ya se había hecho, pero ellos han identificado físicamente los documentos. En Colombia no hay sino un libro de filosofía anterior a 1800 que esté impreso; el resto de textos son muchos manuscritos y ellos los han identificado, los han escaneado y los han ido publicando en CD, con introducciones, con comentarios, y sobre eso ya han empezado a hacer investigaciones. Las investigaciones son fundamentalmente editar el texto, traducirlo y hacer comentarios históricos; y ya han recopilado mucho material, yo no sé cuánto tienen, pero la primera edición que ellos hicieron fue de cuatro CD, con veinticuatro textos, y aunque aquí en el país la gente no le ha dado mucha importancia, ha tenido mucha salida al exterior. Ese es básicamente el trabajo que se está haciendo. Entonces el trabajo fundamentalmente es recopilar los textos, publicarlos, de tal manera que en un CD se puedan sacar varios libros, y luego empezar a hacer investigaciones sobre ese material.

CuadrantePhi: ¿Qué importancia tiene esta investigación y qué proyectos se están realizando en la misma?

Fabio Ramírez M. S. J: Que yo conozca, en este momento están haciendo la publicación y el comentario a dos Lógicas del siglo XVIII. La primera, es una lógica de un profesor de la Javeriana que se llamaba Ferrer y la otra es una lógica anónima que también parece que es Javeriana aunque no se ha podido saber cuál es el autor. Estos textos son manuscritos, porque en Colombia no había imprenta; la primera imprenta es de mediados de 1730, y aun esa imprenta cuando la trajeron era muy limitada. Los libros que usaban los estudiantes de esa época eran los que traían de Europa, o eran los apuntes del profesor, los cuales tenían que ser copiados a mano; no había otra manera. Ese es el material colombiano. Solamente hay un libro colombiano de filosofía publicado en Europa, que es el de Juan Martínez de Ripalda. Ellos también lo publicaron dentro del conjunto de lo que han publicado en CD. Esta investigación es importante como recuperación de la memoria de la filosofía en Colombia. Ahora, aunque el plan va hasta el siglo XX, ellos se han centrado hasta antes de 1800, porque lo que se escribió en los siglos XIX y XX está impreso, lo cual no es tan problemático. En cambio, lo problemático es lo escrito antes del siglo XIX donde todo es manuscrito y esos manuscritos están en distintos sitios. Donde más hay es en la Biblioteca Nacional, también hay en las bibliotecas antiguas de Bogotá, o de otras ciudades, y algunos, muy pocos, en la Javeriana.

CuadrantePhi: ¿Por qué es importante el estudio del Latín y del Griego?

Fabio Ramírez M. S. J: El latín es importante por dos razones: primero, porque para el dominio del español se necesita y, segundo, porque la cultura de Occidente está en latín. Aun para cosas que no están en latín uno necesita de éste para entenderlas, porque ésta es la lengua común de la cultura occidental y sin referencia al latín uno siempre está cojo cuando entra a conocer, digamos, toda la tradición científica, filosófica, religiosa, literaria, histórica, de los países occidentales. Entonces esas son las razones fundamentales. Nosotros derivamos del latín nuestras lenguas y toda nuestra cultura, de modo que un estudio histórico de eso, que quiera tener bases históricas, necesita del latín. Hay otras razones, como que el latín es útil como lengua muy racional, es formativa, etc., pero las razones fundamentales son esas dos. El griego ya es distinto, porque el griego nunca fue la lengua común de nuestra cultura. Está muy a la base de ciertos aspectos de la cultura occidental, digamos formas más depuradas de la cultura como por ejemplo la filosofía, la ciencia, la religión, pero no es el bagaje espontáneo y natural de la cultura occidental. Uno no puede separar para la época del Imperio Romano la cultura latina de la cultura griega porque están profundamente relacionadas, son una sola cultura. Eso en general. Ahora, ¿qué razonas especificas hay para estudiar griego? Una es el poder conocer la filosofía antigua (la filosofía antigua es la filosofía griega), porque aun la filosofía latina está totalmente enraizada en la filosofía griega; no hay una filosofía latina que sea propiamente latina, son formas derivadas de las escuelas filosóficas griegas. La otra razón, quizá las más importante para saber griego, me parece a mí, es el conocimiento del cristianismo, porque el cristianismo en sus primeros doscientos o trescientos años tiene todos los documentos en griego, exceptuando muy pocas cosas. Si uno quiere conocer los orígenes del cristianismo desde los evangelios hasta los escritos de los primeros escritores cristianos importantes, todo eso está en griego.

CuadrantePhi: ¿Qué piensa acerca del proceso de acreditación en el que entró el programa de carrera y licenciatura de filosofía de la facultad?

Fabio Ramírez M. S. J: Cada uno de ellos tuvo su momento de acreditación. El de la licenciatura lo tuvimos que hacer por un decreto del gobierno, que obligó a que todas las licenciaturas se acreditaran; ese fue obligatorio, y con eso se cerraron muchas licenciaturas en el país; la nuestra salió muy bien acreditada. Hubo universidades a las que le cerraron todas las licenciaturas, en cambio nuestra licenciatura la acreditaron perfectamente. Ya la otra acreditación de la carrera fue voluntaria. Pocas universidades se han metido en ello, porque no es obligatorio acreditarse, es libre. De todos los programas de la Javeriana el mejor acreditado fue el de filosofía, que tuvo la máxima acreditación por siete años. La acreditación no es sólo que el programa esté aprobado, la acreditación indica que el programa es excelente, es decir, que tiene crédito, merece crédito.

 

 

 

CuadrantePhi: ¿Cómo ha influido la acreditación de carrera y licenciatura en los cambios que se han generado de un tiempo para acá en la Facultad?

Fabio Ramírez M. S. J: Eso ha influido en la manera como hemos ido reformando algunas cosas, ocasionó pensar muchos asuntos. Sin embargo, a pesar de todas las modificaciones que se hicieron -introducción de asignaturas nuevas, cambiar el número de créditos, etc., - y aun después de que la universidad misma impulsó un cambio muy fuerte de los planes de estudio, nosotros en la facultad no modificamos demasiado el pensum, y las modificaciones que hay son más bien de forma. Por ejemplo, -se lo preguntaría yo a un estudiante cualquiera de la facultad- ¿a quién le ha afectado profundamente, en este momento, el que haya énfasis? La gente va a los seminarios de énfasis como si fueran seminarios comunes y corrientes; es decir el sistema que nosotros llevábamos de organización sigue siendo prácticamente el mismo. El plan nuestro tenía un elemento que no era muy común en la universidad colombiana, y era que tenía una alta dosis de electividad; es decir, las materias que hay que cursar no llegan al cincuenta por ciento de las materias de la carrera, y entonces eso permite que de acuerdo con las iniciativas de los profesores, con lo que los estudiantes escogen o con los cambios en los criterios filosóficos, el plan de estudios se pueda ir cambiando sin necesidad de reformarlo, porque dentro tiene ya un sistema de adaptación permanente. Nuestro plan de estudios es muy viejo, va a cumplir treinta años este año y, sin embargo, para nosotros fue muy fácil entender las reformas que la Universidad quería hacer, mientras que otras facultades y otras carreras tuvieron muchas dificultades, porque están acostumbrados a sistemas totalmente rígidos donde todo el mundo entra a primero y hace las mismas materias cada semestre, hasta que se gradúa.

CuadrantePhi: ¿Y en cuanto a la nueva forma de evaluación que es una sola nota por materia?

Fabio Ramírez M. S. J:Yo fui uno de los de la idea, y es arriesgado, y hay que probarlo entonces, como todas las cosas, y vamos a ver cómo nos va con eso. A los que les toca probarlo es a los que empiezan.

La razón principal es esta: si el estudiante es responsable nadie le está interrumpiendo durante el semestre su ritmo de estudio; y la persona puede tener una visión mucho más madura del conjunto de las asignaturas que con la ruptura permanente de parciales. Cada estudiante, una vez que sabe qué es lo que tiene que hacer, y tiene los programas de las materias, organiza su semestre; eso sí, hay que darle tiempo de estudiar antes del examen final. El gran problema de ese sistema no es que no haya parciales, porque hasta mejor no tener parciales; el problema es que a uno le asusta mucho que se la juega todo al final, y habrá que ver en la práctica si funciona. Si no funciona, entonces habrá que revisarlo, porque eso no es obligatorio para toda la Universidad, eso nos lo inventamos nosotros en Filosofía. Este modo de calificación es el sistema clásico de la universidad europea; en la universidad europea no hay parciales, lo que hay es examen final; así me tocó estudiar a mí, y a los estudiantes que no eran buenos también les daba mucho miedo, a los otros puede que les dé un sustico, pero es un susto estimulante porque lo hace a uno ser más creativo en el conjunto de tiempo.

CuadrantePhi: Para finalizar, ¿Qué cambios ha tenido la facultad de filosofía a lo largo de su historia, y esto cómo repercute en el trabajo de los estudiantes de cada época?

Fabio Ramírez M. S. J: La facultad ha tenido muchas formas, pues tiene ochenta años. La facultad como existe proviene de dos facultades distintas: la Facultad de Filosofía que era una facultad eclesiástica, ahí no había normalmente sino seminaristas, hasta 1966; y la Facultad de Filosofía y Letras que era una facultad común y corriente, pero que tenía una dosis de humanidades además de filosofía. Entre 1966 y 1970 esas dos facultades se fueron uniendo hasta que se unieron del todo, y es la Facultad en su nivel de pregrado como existe ahora. El plan de estudios con el que se graduaron algunos profesores actuales, por ejemplo con el que se graduaron Francisco Sierra o Ángela Calvo, fue un plan que duró como cinco o seis años, de 1970 al 1975. Y el actual con muy pocas variantes lo traemos desde 1975. Incluso la Facultad de Filosofía y Letras tuvo una época, desde 1941 hasta 1948, en que era doble. Existía una Facultad de Filosofía y Letras para hombres y otra Facultad para mujeres, porque en esa época todavía no se veía bien que los hombres y las mujeres tomaran clase juntos. Por lo tanto, en la Universidad Javeriana hubo tres facultades de filosofía: la Facultad de Filosofía y Letras para hombres, la Facultad de Filosofía y Letras para mujeres y una Facultad de Filosofía para seminaristas. Las primeras que se unieron fueron las de hombres y de mujeres, porque la sede femenina la quemaron el nueve de abril de 1948 y no hubo más remedio que juntar a los hombres y a las mujeres. En 1970 se hizo la unión en una sola facultad. Entonces han habido planes de estudio distintísimos, han habido muchas formas, se han realizado de muchas maneras; hubo épocas en que la carrera tuvo un ingrediente muy fuerte de humanidades, de literatura, de historia, de antropología, de lingüística, pero a la hora de la verdad resultaba muy superficial porque tenía demasiada variedad de materias; lentamente se fue centrando en la carrera actual, una carrera fuerte de filosofía, donde el semestre se hace de los intereses de los que conforman la Facultad, es decir, de las materias propuestas por los profesores se seleccionan las que son de interés por los alumnos, lo cual se hace en el momento de la preinscripción. Esa es la característica de nuestro plan de estudios. Hay universidades que tienen electividad, pero esa electividad la determinan los profesores, mientras que aquí hay electividad que los profesores proponen, los estudiantes escogen y según esto se programan los semestres.

En cuanto a la repercusión en los estudiantes de cada época de la facultad a través de su historia, yo diría que han habido tres tipos de estudiantes, dependiendo del plan de estudios. Han habido otras causas de que los estudiantes sean muy distintos. Por ejemplo, los estudiantes de los años setenta tenían un plan de estudios muy parecido al actual; al mismo tiempo tenían una dosis de preocupaciones sociales revolucionarias, pues son años muy duros. El autor por excelencia que se quería estudiar en la Facultad era Marx, la gente estaba siempre protestando, hacía asambleas contra la Universidad, acababa de pasar la primera y única huelga que hubo en la Javeriana, en la que cerraron dos carreras (sociología y trabajo social). Los estudiantes de filosofía participaron duramente en el proceso. Esas son cosas que no se deben al plan de estudios. Creo que debido al plan de estudios han habido tres tipos de estudiantes en la facultad: los de la eclesiástica antigua hasta el año 1966, en que se tiene un plan de estudios escolástico, muy de filosofía tomista, de filosofía católica, porque está muy relacionado con la preparación para la teología; claro que se estudiaba filosofía moderna, había profesores interesados en eso, pero el fuerte era la escolástica, y ese fue el plan de estudios que me tocó a mí. El otro tipo de estudiante era el de filosofía y letras, que tenía la formación humanística, anteriormente mencionada, la carrera era una combinación fuerte de filosofía y literatura con elementos de otras ciencias humanas y sociales. Y el estilo actual. Yo creo que son las tres imágenes principales. Cómo es un filósofo javeriano actual sería para otra conversación, pero de todas maneras con el resultado del plan de estudios de 1975 hasta hoy.

inicio - zona articulada - profesor invitado - ideario - reseñas - clasificados - Normas de entrega

© 2004 CuadratePhi