Entrevista con el Profesor Hernando Gutiérrez

Por: Diana Marcela Sánchez Barbosa
Derecho y Licenciatura en Filosofía
Pontificia Universidad Javeriana
 

CuadrantePhi: ¿Quién es Hernando Gutiérrez?

Hernando Gutiérrez: Soy abogado Javeriano, egresado de la promoción del año 1980, cuando la facultad cumplía 50 años de fundación y desde entonces me he dedicado a los trabajos de docencia, no siempre en la Universidad Javeriana a la cual me vinculé sólo a partir de 1988 en el periodo especial en el que el padre Gabriel Giraldo que había sido su decano hace cuarenta años, daba paso a que se conformara una nueva facultad, una nueva  decanatura y, un nuevo periodo. De esa manera he podido estar la nueva Facultad de Ciencias Jurídicas prácticamente desde su inicio, como profesor de planta.

CuadrantePhi: ¿Qué estudios ha realizado distintos  al  de  pregrado, en qué campo del derecho se desempeña, en qué trabaja en la actualidad?

Hernando Gutiérrez: Por haberme dedicado gran parte de mi vida profesional a la academia, he estado dedicado al estudio básicamente durante estos 15 años primero, en una especialización en derecho de seguros, después en una maestría en derecho económico, después durante cinco años en el comité preparatorio del doctorado en derecho que por primera vez en el país se ofreció de manera conjunta por las universidades Externado, Rosario y Javeriana y, posteriormente como estudiante del Doctorado que culmina (espero) este año con la defensa de la tesis doctoral.

CuadrantePhi: ¿Qué esta trabajando en la tesis, de qué se trata este proyecto?

Hernando Gutiérrez: La tesis la estoy trabajando en dos partes; la primera resolviendo inquietudes que tenía desde mi pregrado. Por un lado, la parte teórica del problema que estoy abordando, el cual se refiere básicamente a la dinámica jurídica, a tratar de entender de qué manera, qué, cómo  cambia el derecho y, la segunda parte es un ejercicio de aprehensión conceptual, que es la teoría de dinámica jurídica a lo que se refiere al tema de protección legal de las tecnologías ambientalmente racionales o, ambientalmente sanas, que supone por un lado una crítica de cómo el sistema sobre el cual esta montado esa regulación jurídica adolece de graves distorsiones y, cómo para transformarlo sería necesario generar unas estructuras legales distintas mucho más participativas, más flexibles y que pudieran incorporar no sólo lo que nosotros hemos considerado como el conocimiento tecnológico valioso desde el punto de vista industrial, que es el conocimiento que protegemos con patentes, sino también conocimientos  producidos a si mismos.

CuadrantePhi: Usted inició sus estudios de pregrado en Arquitectura, porqué se cambió a Derecho. ¿Qué encuentra en el derecho que no encuentra en otras disciplinas?

Hernando Gutiérrez: Los cambios de carrera pueden ser por identificación de  fortalezas o por decepción de programas. En mi caso personal fue más bien un juicio sobre mis propias capacidades de creación plástica puesto que en Arquitectura eran fundamentales y al descubrir sus limitaciones decidí  dedicarme a un trabajo donde la creación fuera más un acto de diversión y de reflexión que de creación plástica.

CuadrantePhi: ¿Por qué la academia y la docencia y no los juzgados y las oficinas?

Hernando Gutiérrez: Realmente no se, la verdad es que mi vida ha transcurrido por caminos por los que no creí transcurrir, por ejemplo, cuando estaba en el colegio nunca pensé estudiar derecho, ni ser profesor, ni estudiar medicina razón por la cual empecé a estudiar arquitectura, en gran medida por desconocimiento de lo que en realidad eran cada una de estas disciplinas (...) Y de estas tres opciones ya tengo dos,  y de la parte de medicina he estado muy vinculado a las discusiones recientes que ha planteado el desarrollo de la genética (...) Creo que en la vida hay que tener planes flexibles y principios básicos y creo que el principio básico es que (por lo menos para mi) resulta muy satisfactorio desde el punto de vista personal poderme dedicar a tareas en las que me siento bien y en las que además pienso, se puede ayudar a otras personas, no dirigiéndolas pero si por lo menos propiciando ocasiones y contextos para que ellos tomen decisiones en sus vidas.

La academia y, especialmente la Universidad creo que proporciona para una persona como yo esa oportunidad, y es una circunstancia muy vital y que yo creo muy importante. La universidad la reducimos indebidamente cuando la miramos sólo como el cumplimiento de unos requisitos para obtener un título profesional y, no la asumimos como una etapa de formación personal y de acercamiento  a la realidad de una manera un poco más responsable, pues una realidad como la colombiana no puede ser trivializada y la trivializámos constantemente cuando la desconocemos, cuando sencillamente nos dedicamos a una subsistencia egoísta y no aceptamos el reto  de empezar a generar estructuras comunes, que (yo creo) es el punto fundamental.

 Cuando nos limitamos a destruir esa  realidad, con profundas restricciones de enfoque y cuando tratamos de reducirla a inmensas complejidades creo que también la estamos trivializando.  Una función de la universidad y, el paso de ésta a la responsabilidad de estudiantes y profesores que pasan por la universidad en un contexto como el nuestro es, evitar esa trivialización, no sólo tematizando la realidad colombiana sino, generando pensamiento alrededor de ella y por lo menos, iniciando una búsqueda de nuevas estructuras o nuevas relaciones que permitan construir una nueva realidad. Por eso en la pregunta que me hacían antes, y es: ¿por qué derecho? Es, porque en este momento soy una persona que está firmemente convencida de que la realidad no se modifica automáticamente con  la variación de las normas; desde ese punto de vista, pienso que quienes estamos en el mundo jurídico como académicos o como profesionales, tenemos que aprender a ser más humildes  con la complejidad de la realidad social ya que en el fondo también creo que la terminamos trivializando y por eso, ese concepto me importa tanto, porque por un  lado consideramos que la realidad  es algo tan simple que modificando unos textos formales de carácter legal la cambiamos, pero por otro lado pienso que el reto que tenemos es encontrar de nuevo el papel que le corresponde al derecho dentro de los procesos de transformación social.

 

 

Pienso que el reto es fundamental; obviamente  que cuando hablo de este tema, creo que estoy demasiado influido por todas las teorías que he tenido que ir desarrollando últimamente en la tesis de doctorado, pero la preocupación es: cómo aceptar que las cosas cambian en determinados momentos de una manera no directiva sino espontánea y, cómo aceptar que los cambios sociales plantean preguntas que tienen que ser re-formuladas frente a las cuales no existe una respuesta conceptual definitiva y única, sino que es una respuesta que tiene que ser construida. Considero, que esto a algunas personas las puede llenar de incertidumbre porque efectivamente es una circunstancia incierta en el desarrollo que pueda presentar,  pero por otro lado es una visión optimista, visión de la realidad colombiana y dentro de ella de su realidad jurídica. Y es que estamos llegando a puntos donde la transformación se va a producir y es una transformación que no puede ser simplemente dirigida, ni ideológica ni conceptualmente, ya que cuando las ideologías y las estructuras existentes llegan a puntos de profunda inestabilidad y llegan a aspectos donde tienen que reconocer sus propias ineficiencias, sus propias inutilidades, es en ese momento cuando tenemos que transformar el derecho y tenemos que transformar la sociedad.

CuadrantePhi: Hablando de manera un poco menos general ya no de la universidad, sino de las facultades de derecho y de manera particular de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Pontificia Universidad Javeriana, ¿Qué esta haciendo la facultad para contribuir en ese cambio, en esa transformación, en esa no-trivialización de la realidad?

Hernando Gutiérrez: Considero que lo primero que ha hecho y que es muy importante, es evaluarse a ella misma en un proceso que nos ha tomado varios años (diría yo), que nos ha tomado en realidad estos últimos 10 años, el volver a reflexionar sobre ella misma, sobre su misión, sobre las funciones que desarrolla y ha tomado decisiones de fondo, modificaciones del plan de estudios (...) Creo que la facultad esta retomando, por lo menos desde el punto de vista de la docencia la apertura de espacios para reflexionar fundamentalmente en eso, ha abierto espacios para consideraciones de sociología jurídica en el plan de estudios, el área de historia y filosofía del derecho ha resultado fortalecida a tal punto de que es una de las áreas, por lo menos por número de asignaturas y de créditos dentro del plan de estudios, es notoriamente significativa respecto de las áreas que solemos llamar de dogmática jurídica o las áreas especiales de formación jurídica, como el derecho civil o el derecho económico, el derecho penal, y creo que este es un balance importante de la transformación sucedida en estos años; poco a poco la participación de los estudiantes se va notando en áreas de problemas que tienen que ver con esa realidad colombiana como por ejemplo,  la vinculación a grupos de investigación interdisciplinarios que hemos empezado a conformar  y creo que esto es definitivo, no porque la facultad no se haya  metido antes en este tipo de problemáticas, pues en este punto vale recordar que el papel de la facultad de derecho de la Universidad Javeriana fue decisivo entre los textos como el de la reforma constitucional de 1991, las personas que pertenecían a esta facultad y que pudimos trabajar de cerca en procesos  como el constituyente y el de la séptima papeleta, veíamos con especial importancia esa situación de cambio con la firme convicción de que hay que continuar, tal vez con estrategias y en circunstancias distintas pero, considero que ese es el reto que estamos asumiendo que, el mecanismo de acreditación institucional del programa de la carrera también nos ha permitido realizar en los últimos tres años una nueva autoevaluación de la facultad en todos sus aspectos muy completa, muy crítica de nosotros mismos y se han generado planes y proyectos de mejoramiento que  (creo) están definitivamente  orientados  a profundizar en la función que nos corresponde en la sociedad contemporánea colombiana.

CuadrantePhi: ¿Cuál cree que podría ser el perfil del abogado que necesita Colombia en este nuevo proceso de reconstrucción de  realidad  y de país?

Hernando Gutiérrez: Considero que esta tarea no se realiza únicamente estudiando derecho o como abogado, pienso que la época donde se hacía ese proselitismo profesional ya ha pasado y creo que la circunstancia actual no es decir: “necesitamos más abogados”, aunque  (creo) que los necesitamos más, pero sobre todo los necesitamos mejores; desde ese punto de vista pienso que lo que necesitamos es contar con personas jóvenes que estén dispuestos a emprender tareas de construcción colectiva interdisciplinaria que son los que necesitamos hoy en el derecho; en otras palabras, el abogado tradicional, no sólo porque fuera “tinterillo” es decir solo conocedor de la ley sino el abogado tradicional que fuera solo abogado, pienso que va perdiendo cada vez más espacio de carácter profesional. Hoy en día necesitamos abogados capaces de entender la realidad económica en la que el derecho se desenvuelve, necesitamos abogados capaces de encontrar los contextos sociales y políticos el los cuales la norma (se supone) tiene que gestarse y aplicarse, necesitamos jueces capaces de entender esas complejidades de las relaciones sociales para que la aplicación de la norma no sea solamente formal y para que podamos crear un contexto jurídico más flexible para que sea a la vez, mucho más pertinente; no es un reto de normatividad sino de racionalidad el que estamos enfrentando en derecho hoy y lo que necesitamos son jóvenes comprometidos con ese reto. 

 

inicio - zona articulada - profesor invitado - ideario - reseñas - clasificados - Normas de entrega

© 2004 CuadrantePhi