Sara Samaniego como ‘Marce’, la recicladora, que hace pedagogía ambientalista en Youtube. Foto: archivo de Sara Samaniego.
Julio 2020 | Edición N°: año 59, nro. 1359
Por: Alfonso Narváez Arias | Practicante de la Dirección de Comunicaciones.

“Marce”, la recicladora youtuber más reconocida en la sociedad colombiana, es comunicadora social de la Universidad Javeriana. Aquí les presentamos su historia y proyectos.


En Bogotá hay más de 22.000 familias dedicadas al reciclaje informal como método de subsistencia, en un país que no se caracteriza por tener la cultura de clasificar sus residuos para el cuidado del medio ambiente esta labor puede convertirse en desafío. Según cifras del Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible, de los casi 12 millones de toneladas de basura que produce Colombia al año, entre 6.300 y 6.800 toneladas corresponden a Bogotá y solo es aprovechable, en términos de reciclaje, el 15% de esta. Es decir que un poco más de 1.000 toneladas son procesadas para recuperar vida útil.

Frente a la necesidad creciente de aportar consciencia para la preservación de nuestra casa común desde lo cotidiano y devolver la mirada al necesitado, como exhorta el papa Francisco en la encíclica Laudato Si’. Hoy en la Javeriana conversó con Sara Samaniego, comunicadora social y publicista egresada de la Javeriana, quien da vida a ‘Marce la recicladora’, un personaje que visibiliza y dignifica la labor del gremio de recicladores colombianos, a la vez que hace pedagogía medioambiental por redes sociales.

Sara cumple la función doble de ser mánager, así como la de darle cuerpo, voz y rostro a ‘Marce’, una mujer joven bogotana que subsiste del reciclaje de los hogares capitalinos. Con más de 35.000 suscriptores en Youtube y casi 100.000 seguidores en Instagram, ‘Marce la recicladora’ ha consolidado una plataforma de educación ambiental sencilla, pues las risas y las explicaciones
coloquiales acercan a sus espectadores a las acciones necesarias para cuidar el entorno: desde cómo limpiar los envases para que no pierdan su funcionalidad, hasta la fabricación de artesanías con esos materiales.

Sara Samaniego como ‘Marce’, la recicladora, que hace pedagogía ambientalista en Youtube. Foto: archivo de Sara Samaniego.
Sara Samaniego como ‘Marce’, la recicladora, que hace pedagogía ambientalista en Youtube.
Foto: archivo de Sara Samaniego.

Para Sara la conexión con el campo y la naturaleza han estado presentes desde muy pequeña pues sus raíces familiares se asientan en los Llanos Orientales, sin embargo, no sería hasta su etapa universitaria donde vio la oportunidad de profundizar en el cuidado del medio ambiente. Para una de las clases del énfasis de audiovisual desarrolló un documental titulado “Esto es basura”, que se valió del reconocimiento necesario para participar en el Festival de Cine Corto de Popayán.

En él se dio a la tarea de investigar los elementos que conformaban la problemática medioambiental, la invisibilización de los recicladores, así como resaltar la pregunta por lo que estaba en nuestras manos hacer para ayudarles. “Expliqué cómo había iniciativas que estaban ayudando a cambiar ese chip de que el reciclaje es difícil y cómo se estaban haciendo cosas increíbles desde las expresiones artísticas para llevar la reflexión sobre ¿qué estamos haciendo nosotros para aportar? Pues solo necesitamos separar y ya, para hacerle la vida más fácil a los recicladores y ayudar al medio ambiente”, añadió.

El documental fue el punto de partida para un camino de vida orientado al aporte educativo y responsabilidad ecológica, así como el mostrar a los ciudadanos el afecto y los retos que sortean los recicladores. El nombre de ‘Marce’ llegó a su vida como una señal, pues al poco tiempo de haber pensado en el uso de plataformas digitales como herramienta para llegar a más audiencia, conoció a una recicladora cercana a su edad con el nombre que había propuesto para los videos. “Se llamaba Marce y al hablar con ella sentí que había encontrado mi alma real, tan amorosa y especial, se convirtió en parte de mi inspiración para el personaje. Marce no es solo una construcción mía, es una reconstrucción de historias reales. Reciclo, literalmente, las historias de los recicladores para llegar de una forma más emotiva a las personas”, explicó Samaniego.

La comunicación para acercarnos en la distancia

¿Qué sello diferencial te aportó la formación académica en la Javeriana para la creación de ‘Marce’?

S.S.: Pienso que como javerianos salimos con la capacidad de ser interdisciplinarios. ‘Marce la recicladora’ es un proyecto que reúne lo audiovisual, lo digital, la parte de comunicación estratégica, la investigación periodística. La universidad me brindó todas esas herramientas para crear un proyecto multidisciplinario (…) Hay que, de verdad, romper esquemas para no repetir los mismo. Tenemos una mente que nos permite volar con la imaginación, entonces no debe darnos miedo arriesgarnos a cosas diferentes. Porque esas son las cosas que quedan guardadas en la memoria para hacer la diferencia.

En medio de la coyuntura mundial donde nos ha tocado reinventarnos en la virtualidad ¿qué lectura haces del valor de la comunicación y hacia dónde crees que apunta?

Como comunicadora, también trabajando el tema de marketing digital, estoy completamente segura del poder que tienen las plataformas de redes sociales sobre los seres humanos. En esta pandemia la comunicación ha tomado un papel aún más importante porque nuestro medio de enterarnos en el confinamiento es a través de lo digital, de lo que nos llega en redes, de lo que nos llega en los medios, entonces eso se convierte en una parte crucial y fundamental de toma de decisiones. Hablando de comunicación, yo creo que el éxito de ‘Marce la recicladora’ no es el qué dice sino cómo lo dice.

Había muchos proyectos que estaban enseñando a reciclar, o redes sociales que te enseñaban tips para cuidar el medio ambiente, pero el hecho de que sea una recicladora la que te lo enseñe de una manera divertida y chistosa cambia todo el sentido de las palabras. Entonces es reconocer la importancia del sentido, tanto en el mensaje como en la reacción de las personas.

“Reciclo, literalmente, las historias de los recicladores para llegar de una forma más emotiva a las personas”, Sara Samaniego.

 

‘Marce’ en asocio con recicladores para la visbilización de sus derechos. Foto: archivo de Sara Samaniego.
‘Marce’ en asocio con recicladores para la visbilización de sus derechos. Foto: archivo de Sara Samaniego.

¿Qué proyectos vienen para ‘Marce’ y Sara?

Quiero empezar a escribir el libro de ‘Marce la recicladora’ y que incluya historias de recicladores reales para mostrar cómo el reciclaje ha sido una forma de vida digna y de salir adelante en Colombia. Como profesional, mi idea es seguir creando proyectos de educación ambiental a nivel digital, poder asesorar empresas en ese tema y desde allí brindar todo mi conocimiento para crear proyectos que resulten en cambios reales en las conductas de las personas.

¿A qué acciones específicas nos invita ‘Marce’ para ayudar en el cuidado de la casa común?

Lo primero es conocer a los recicladores, saber qué día pasan y qué materiales se llevan; lo segundo es entregarles el reciclaje debidamente separado, limpio, seco y sin residuos en bolsa blanca; lo tercero es preguntarles cómo están, son personas muy importantes para nuestra sociedad que han sido ignoradas durante tanto tiempo. Es interesarnos más allá del reciclaje, interesarnos en sus vidas.