Promofort: un paso más cerca del mercado

Este bioinoculante promotor de crecimiento vegetal, basado en un consorcio bacteriano, cuenta con Contrato de Acceso a Recursos Genéticos con fines comerciales desde el pasado mes de diciembre. La propuesta: agregar valor a los procesos del sector agroindustrial.

Por: María Daniela Vargas Nieto

Actualmente, el sector agroindustrial de Colombia y América Latina enfrenta grandes retos en materia del uso de fertilizantes químicos y plaguicidas en la producción agroforestal, lo cual implica un incremento de costos, degradación del suelo y la necesidad de buscar alternativas amigables con el medio ambiente. De ahí que, el pasado 23 de diciembre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible le entregó a la Pontificia Universidad Javeriana la resolución No. 2167 mediante la cual otorga acceso a recursos genéticos con fines comerciales para la comercialización de la tecnología Promofort.

Esta innovación consiste en un bioinoculante líquido promotor de crecimiento vegetal, basado en cuatro cepas con diferentes actividades biológicas que incluyen la producción de ácidos orgánicos, de sideróforos, de la enzima nitrogenasa y de reguladores de crecimiento vegetal. Razón por la cual, ambas entidades suscribieron el contrato de Acceso a recursos genéticos y productos derivados con fines comerciales No. 281 con el propósito de reglamentar el uso, administración y conservación de la biodiversidad biológica y genética requerida en la tecnología.

Este Contrato de Acceso se enmarca en la Decisión 391 de la Comunidad Andina, en la cual se reconoce que el desarrollo de la biotecnología es un elemento esencial para los países miembro (incluida Colombia), y, por lo tanto, a través de este tipo de contratos, el Estado autoriza a los particulares, el acceso a los recursos genéticos y sus productos derivados con fines de investigación o fines comerciales, bajo condiciones adecuadas para la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, que no causen daño al medio ambiente.

Contexto

Cabe destacar que en 2013, Lucía Ana Díaz, microbióloga y magíster en Biología de la Universidad Javeriana, presentó una solicitud para patentar la primera versión del biofertilizante, que incluye algunas de las bacterias del Promofort en una formulación sólida, en Colombia, Brasil y Estados Unidos, con el apoyo de la Dirección de Innovación de la Universidad; patente que fue concedida el 8 octubre de 2015 por la Superintendencia de Industria y Comercio -expediente n.º 13-94384- y el 6 de agosto de 2019 en Estados Unidos -invención n.º US 10.368.548 B2-. Actualmente el bioinoculante en formulación líquida cuenta con una solicitud de patente en Estados Unidos y para su producción, la Universidad cuenta con registro de productor ante el ICA obtenido en 2017 mediante resolución No. 00012124.