Donación de libros a la comunidad de Bocas del Carare en el Magdalena-Medio como parte del legado del profesor Javier Alejandro Maldonado Ocampo Publicado en: lun, 01 abr 2019 14:25:00 -0500
  • maldonado
  • noticias biblio 2
   

Las Bibliotecas PUJ donaron 174 títulos a estudiantes de Bocas del Carare, Santander, vereda de la región del Magdalena-Medio, como resultado de la gestión que realizó el docente e investigador del Departamento de Biología, Javier Alejandro Maldonado Ocampo.

En el mes de enero del 2019, el profesor Javier se acercó a las Bibliotecas de la Pontificia Universidad Javeriana, con el fin de solicitar una donación de libros para las niñas y niños de Bocas del Carare, una comunidad bagrera del Magdalena Medio, donde había estado trabajando en 2018 como parte del proyecto interdisciplinario "Ictología y Cultura", del que fue cofundafor y codirector.

"Ictología y Cultura" nació en junio del 2016 en Honda, Tolima, como proyecto adjunto al laboratorio de Ictología de la Universidad y como una respuesta a "la necesidad de dar a conocer la importancia que tienen los peces de agua dulce en el país y mostrar la relación socio-cultural que tienen las comunidades con los peces desde una mirada interdisciplinaria", de acuerdo con la comunicadora social y periodista Mariana Alejandra Moscoso, cofundadora y codirectora del proyecto. 

Este proyecto es también un mecanismo de apoyo periodístico para las comunidades, pues a través del mismo se dan a conocer los procesos que se están llevando a cabo en torno a la defensa y protección del territorio, como en el caso de "Los guardianes y guardianas del oro del  Magdalena", reportaje realizado en Bocas del Carare y otras comunidades del Magdalena-Medio que narra el proceso del proyecto Vida Silvestre (PVS) en torno a la conservación del bagre rayado y en el cual Javier participaba.  

Vida Silvestre ha tenido dos facetas de trabajo. En su primera fase, se construyeron cuatro acuerdos de pesca entre cinco comunidades de pescadores ubicados en el área de influencia del PVS: San Rafael de Chucurí, Bocas de Carare, Los Turros, Las Islas y Pueblo Regado. Y en la segunda fase se ha buscado despertar la conciencia en los jóvenes del territorio para conservar el bagre. De allí nació la idea del Taller del bagre rayado en las escuelas de las comunidades que realizó el profesor Javier para enseñarles sobre taxonomía de esta especie, cuya documentación contó con el apoyo  de la revista Pesquisa

 

 

El profesor Javier fue uno de los grandes investigadores en la historia de Colombia. Lograba gestionar y liderar procesos que incorporaban la parte social de la ciencia y creía que la apropiación del conocimiento era una de las herramientas más importantes que se debían utilizar para la conservación y protección del territorio, sobretodo en la población más joven, tal como lo compartió en el primer correo de acercamiento a las Bibliotecas PUJ, donde escribió: 

"Con el fin de generar conciencia alrededor del bagre rayado desde las primeras edades, se planteó la idea de desarrollar un plan escolar para trabajar principalmente con los niños de segundo y tercero de primaria de las escuelas de cuatro comunidades: San Rafael de Chucurí, Barbacoas, Las Isla y Bocas del Carare. El plan contiene varios módulos y el primero de ellos (¡somos conejillos de indias!) es el que vamos a desarrollar nosotros con los niños sobre taxonomía del bagre rayado, todo un reto en el cual ya venimos trabajando con nuestro equipo hace unas semanas".

"Realmente esto va ser una experiencia muy bonita, y quería conocer si desde la Biblioteca Central existe alguna opción de hacer algún tipo de donación para estas escuelitas. (...) Poder dejar alguna huella en estos niños, aportar algo a las escuelitas, así como resaltar el trabajo que estas comunidades vienen desarrollando sería algo muy bonito", agregó. 

La respuesta de las Bibliotecas PUJ no se hizo esperar y en menos de un mes se realizó toda la gestión para poder tramitar la donación. El martes 26 de marzo, las Bibliotecas PUJ entregaron los libros solicitados por Maldonado a Mariana Alejandra Moscoso y al director del departamento de Biología, Carlos Rivera. 

Ahora, el objetivo de "Ictiología y Cultura" es llevar a cabo el plan que se pensó antes de partir a la expedición del río Vaupés: volver a Bocas del Carare y entregar las donaciones en una biblioteca que se creará con el apoyo de Fundación Humedales, la Asociación de Mujeres de Bocas del Carare (ASOMUCARE) y WCS Colombia. 

"La idea es que la biblioteca lleve el nombre de Javier, pues no solo fue un ser apasionado por la investigación, sino también un agente de cambio dada a esa profunda sensibilidad con la que sentía y vivía a las comunidades en donde compartió más de 20 años en su quehacer como ictiólogo y humanista, en esa gran casa común, como solía llamar a nuestro país", concluye Mariana.