Simulación clínica para enfermeros

Simulación clínica para enfermeros

Con frecuencia, los estudiantes colombianos de enfermería se enfrentan a diversas realidades al momento de atender a sus pacientes, pues en su ejercicio profesional deben manipular tejidos y órganos, inyectar soluciones endovenosas o tomar muestras para llevar a laboratorios clínicos. Aunque estas prácticas son frecuentes, su efectividad depende directamente del entrenamiento, habilidad y destreza de los estudiantes, quienes, en su mayoría, están permeados por la desconfianza e inseguridad durante los primeros años de práctica hospitalaria.

Con esto en mente y por el auge de los centros de simulación clínica como herramienta pedagógica para la formación de personal en áreas de la salud, un equipo de docentes e investigadores de la Pontificia Universidad Javeriana diseñaron una guía virtual de simulación clínica  basada en el Modelo de Diseño Instruccional ADDIE (por sus siglas en inglés).

Se trata de una estrategia metodológica que analiza, diseña, desarrolla, implementa y evalúa información en espacios virtuales de aprendizaje para promover la construcción de conocimiento y, en este caso, fomentar en los alumnos de enfermería un aprendizaje autónomo en los procedimientos clínico-asistenciales, es decir, en la manera en que acceden a las venas a través de un catéter con fines terapéuticos o diagnósticos.

En el artículo Modelo de diseño instruccional aplicado a una guía virtual en simulación clínica, publicado recientemente en la revista Universitas Medica, los autores señalan que el proyecto inició en 2012, momento en el que los investigadores analizaron y evaluaron la efectividad de dos estrategias didácticas en 175 estudiantes de enfermería: la primera, llamada Modelado docente, en la que los profesores hacían los procedimientos clínicos con pacientes frente a sus estudiantes, y la segunda, la Guía para el aprendizaje autónomo de la punción venosa, en la que los docentes reunían en un folder los pasos para realizar cada procedimiento.

De ahí fue posible reconocer que, aunque “la simulación clínica ayuda al desarrollo de las habilidades del estudiante para adquirir confianza y seguridad a partir del análisis del error”, la falta de tiempo y compromiso por parte de los jóvenes retrasa este proceso, por lo que fue necesario alojar las guías en la plataforma virtual de la Javeriana con la intención de facilitarles el acceso a los contenidos. Asimismo, este resultado retó a los académicos a buscar alternativas pedagógicas para fomentar un aprendizaje autónomo en los estudiantes teniendo en cuenta las brechas de formación que sugiere la Organización Panamericana de la Salud, en las que se señala que “hay escasez de enfermeras en la región de las Américas debido a las diferentes condiciones de desarrollo económico de los países y las políticas de recursos humanos en salud y de enfermería”.

De allí, surgió la aplicación del Modelo ADDIE.

Contenido de la guía desarrollada por los investigadores. /Enfermería PUJ
Contenido de la guía desarrollada por los investigadores. /Enfermería PUJ


La construcción de la guía virtual

Los investigadores identificaron y analizaron a los estudiantes de enfermería como el público objetivo y encontraron que los salones de clase, las herramientas tecnológicas y el Centro de Simulación Clínica de la Javeriana eran los espacios ideales para el desarrollo de su proyecto. Posteriormente, como parte del diseño del proyecto, se definió el enfoque pedagógico y los conceptos claves como punción venosa, anatomía de accesos vasculares, indicaciones, contraindicaciones y la bioseguridad. Sin embargo, fue en la fase de desarrollo en la que se crearon ilustraciones del cuerpo humano y el sistema circulatorio, 12 productos audiovisuales para identificar los momentos de la punción venosa y gráficas interactivas para recrear las reacciones de los pacientes luego de ejercicios como toma de muestras de laboratorios o inyecciones.

Asimismo, los estudiantes visitaron el Centro de Simulación Clínica en la implementación de los procedimientos clínicos con la ayuda de computadores y tabletas, al mismo tiempo que eran filmados para contrastar sus acciones con los pasos propuestos en la guía virtual y, así, construir un aprendizaje colectivo y corregir sus errores. Finalmente, los investigadores encontraron con la evaluación del proyecto que, gracias al uso de la guía virtual de simulación clínica, los estudiantes generan conocimiento y un aprendizaje autónomo pues les implica reflexiones críticas sobre los procedimientos que están realizando.


Los hallazgos

Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), combinadas con herramientas como la informática, las telecomunicaciones, los medios electrónicos, el trabajo interdisciplinario con expertos y la creación de los materiales didácticos, son los insumos que les permitieron a los académicos desarrollar un modelo de diseño instruccional o pedagógico efectivo para que los estudiantes de enfermería se familiarizaran con los ambientes clínicos, desarrollaran un pensamiento crítico y encontraran, en casos reales, la posibilidad de combinar la teoría adquirida en aulas con la práctica del día a día con pacientes.

Pero, aunque la guía virtual motiva la autonomía en los enfermeros, es fácil de comprender, contiene imágenes y videos explicativos, y presenta pasos similares a los procedimientos reales, el seguimiento de los profesores en las prácticas clínicas complementa lo aprendido en clase ya que fortalece la confianza de los jóvenes.

 


TÍTULO DEL ARTÍCULO: Modelo de diseño instruccional aplicado a una guía virtual en simulación clínica
PUBLICADO EN: Universitas Medica
AUTORES: Fanny Esperanza Acevedo Gamboa, docente del Departamento de Enfermería Clínica de la Facultad de Enfermería en la Pontificia Universidad Javeriana; Rosa Alejandra Cajavilca Cepeda, profesional senior de Ambientes Educativos Virtuales del Centro Ático de la Pontificia Universidad Javeriana; Juan Carlos Cobo Gómez, miembro de la Vicerrectoría de Investigación de la Pontificia Universidad Javeriana; y Juan Carlos Díaz Álvarez, doctor en bioética y magister en enfermería de la Universidad Nacional de Colombia.
FECHA DE PUBLICACIÓN: 25 de junio de 2019

Rodolfo Llinás, la pregunta difícil

Rodolfo Llinás, la pregunta difícil

A partir de hoy, los colombianos tendrán la posibilidad de conocer cómo fue que el neurocientífico bogotano Rodolfo Llinás Riascos se convirtió en uno de los cerebros colombianos que se ha sumergido por muchos vericuetos de ese órgano humano indescifrable para entender su funcionamiento y plantear posibles curas a enfermedades que aún son un misterio.

Desde que se decidió a escribir el libro sobre el médico javeriano Llinás, el periodista científico –también javeriano– Pablo Correa Torres sabía que se enfrentaba a muchas preguntas difíciles. Quizá también a situaciones difíciles, porque a Llinás hay que aprender a conocerlo, como lo hizo su abuelo, el psiquiatra Pablo Llinás, quien con la paciencia del santo Job respondía todas y cada una de las preguntas difíciles que le formulaba su nieto. Preguntón, pero además escéptico. La duda es esencia de la filosofía y de la ciencia, y Rodolfo Llinás, el protagonista del libro de Correa, la ejerce en cada momento de su vida.

Luego de dar las puntadas precisas para entender la infancia y la juventud de Llinás, en anécdotas que demuestran una curiosidad inagotable y el decidido carácter ­–a veces obstinado– de su personaje, el autor va explicando pausada y serenamente las preguntas difíciles que Llinás le hacía a la vida, como saber qué sueña un ciego, cómo ven las ranas o los gatos, cómo se relacionan las neuronas en el cerebro, dónde habita la conciencia, qué está pasando en el lejano universo. Aunque esta última pregunta responde más a uno de sus hobbies, no dudó en construir un gran observatorio en su casa de Woods Hole, Massachussetts, para detallar la Vía Láctea y otras galaxias. Sus preguntas son infinitas y aunque ha podido responder a muchas de ellas, aún son innumerables las que le faltan por resolver.

La original postura frente al mundo que lo rodea y un inteligente argumento para discutir cualquier tema que se le plantee, sustentan los debates que promueve Llinás. Le encanta generar controversias científicas con cada descubrimiento al que ha llegado en su vida profesional. Y para rastrear algunos casos, Correa debió viajar por varias ciudades estadounidenses, europeas y colombianas, buscando respuestas en otros científicos que pasaron por la vida de Llinás en algún momento. Una de sus colegas científicas lo define así: “Es muy creativo. Siempre tiene un punto de vista diferente”.

Correa se adentra, entonces, en cada proyecto de investigación, cada proceso, cada obstáculo y cada triunfo y los va explicando de la misma manera como relató la vida familiar y social de Llinás: con soltura, describiendo, narrando, contando la ciencia. Y trae sorpresas de procedimientos realizados en pacientes con trastornos neuropsiquiátricos, como el caso del multimillonario que le regaló un poderoso magnetoencefalógrafo por haber curado a su hermano esquizofrénico.

A pesar de los esfuerzos de Llinás por lograr una Colombia mejor educada, donde la investigación científica sea el eje del futuro, el libro Rodolfo Llinás, la pregunta difícil evidencia su profundo desconcierto por los intentos fallidos. Llinás ha triunfado en el planeta, pero en Colombia, a pesar de ser uno de los pocos iconos conocidos de la ciencia nacional, todos lo escuchan pero finalmente lo que propone queda a medio camino. Así no se puede.

Quizá porque a sus 80 años Llinás sigue trabajando incansablemente, el libro termina con la historia que lo unió con el artista plástico Carlos Jacanamijoy, como redondeando las respuestas a un mundo de preguntas desde diferentes miradas, como lo hacen la ciencia y el arte. Aún habrá mucho por contar sobre Llinás muy seguramente, como ciertos secretos que Correa descubrió pero que resolvió dejar en el silencio de la intimidad que se respeta.

Presentación del libro Rodolfo Llinás, la pregunta difícil

A cargo de: Alejandro Gaviria
Fecha: martes 28 de noviembre de 2017
Lugar: Librería Lerner. Carrera 11 # 93ª-43, Bogotá, D.C.
Hora: 6:30 pm

Llinás 1