Egresada Javeriana es nombrada decana de la facultad de ingeniería de la Universidad de América

[#if IMAGEN??]
    [#if IMAGEN?is_hash]
        [#if IMAGEN.alt??]
            ${IMAGEN.alt}
        [/#if]
    [/#if]
[/#if]

Naliny Guerra es ingeniera industrial graduada de la Universidad de América y egresada de posgrado de la maestría en educación con énfasis en instituciones educativas de la Universidad Javeriana. La trayectoria profesional de Naliny en el sector productivo y automovilístico le permitieron abrir puertas en el sector de educación, al descubrir su pasión por enseñar y transformar la vida de otras personas al transmitir sus experiencias laborales y personales cultivadas por años. Esas experiencias la llevaron a posicionarse como decana de la facultad de ingeniería de la Universidad de América.

Se enamoró de la educación y fue plasmando su liderazgo en el sector convirtiéndose en vicerrectora administrativa y financiera de la Fundación Universitaria del Área Andina. Allí aprendió todo lo relacionado con el trabajo institucional, lo que le ayudó posteriormente no sólo a tener conocimiento de todo lo educativo y normativo sino también a apropiarse de herramientas que le permitieron trabajar en equipos que no conocía, como: estudiantes, profesores y egresados. Tiempo después, tuvo la oportunidad de trabajar como directora del programa de Ingeniería Industrial y más adelante como directora de bienestar Institucional en la misma institución. Su experiencia también la llevó a liderar la Asociación Colombiana de Facultades de ingeniería (ACOFI) durante cuatro años, desde donde promovió la transformación de la visión de la ingeniería industrial a nivel nacional y establecer grupos en La Red de Decanos y directores de Ingeniería Industrial (REDIN) para visibilizar y posicionar la profesión.

Su liderazgo continuó en la universidad Central siendo Coordinadora Nacional de Bienestar Institucional donde trabajó de la mano con el Ministerio de Salud en la prevención del suicidio, con el Ministerio de Educación en la prevención de la violencia de género y con el Ministerio del Deporte en iniciativas de actividad física y deporte universitario. A partir de lo anterior, se abrió la posibilidad de trabajar con el Viceministro de Salud y el Instituto de Salud en el protocolo que hoy está vigente en todas las universidades sobre la prevención del suicidio en los jóvenes.

"Si tu no trabajas en red, no puedes lograr las cosas" afirma Guerra, esto la ha llevado a construir diferentes iniciativas y oportunidades. Ahora, en el cargo de la Decanatura en la Universidad América que inicia en enero de 2022 y la selección por votación como representante de las Universidades ante el Congreso Profesional Nacional de Ingeniería (COPNIA), con el fin de promover la ética como un aspecto de relevancia que debe ser abordado con los estudiantes desde que ingresan a las universidades. Para Naliny, la ingeniería es una disciplina que tiene mucha responsabilidad social, que impacta en muchos procesos sociales nacionales e internacionales, y por tanto, debe haber una apuesta sobre la ética en beneficio de los futuros ingenieros y egresados para que vuelvan y dejen en alto el nombre de su profesión.

Gran parte de su formación fue en la Javeriana y un sello que queda es la responsabilidad. En sus palabras destaca su proyecto de grado sobre la responsabilidad social de los directivos el cual ha permeado en el ejercicio profesional basado en la ética y los valores.  La educación para ella es transformar la vida de las personas y convencerlas de que es posible tener un proyecto de vida que vaya alineado con el proyecto de vida profesional. La educación es algo que permite lograr y alcanzar las metas que se proponen en la vida y ahí como lo menciona Guerra, viene la responsabilidad muy importante de los docentes y directivos de las universidades para lograr transformar la vida de los estudiantes y sus familias. Eso se ha convertido en un motor para ella, pues poder transmitir y enseñar a alguien eso que tu logras aprender en tu vida, es una gran satisfacción.

El primer reto para Naliny Guerra como próxima a su puesto de decana, es posicionar y darle el lugar que se merece a la universidad América. Es una institución de más de 65 años con una fortaleza grandísima en su facultad de ingeniería con egresados en todo el mundo. Destaca que: "no sólo se trata de la formación profesional sino de la formación como personas que somos capaces de todo". Pretende también, rescatar el ADN de la universidad, acreditar los programas y la institución de alta calidad. Por otro lado, algo que le ha gustado es regresar a la universidad y lo expresa de la siguiente manera:  "¿cómo tú de egresado regresas a mostrar lo que ha sido de tu vida?, eso me parece bonito. Por ejemplo, este programa de la javeriana me gusta porque puedo contar cómo estoy y lo que ustedes formaron en mí, es mostrar de alguna manera, como yo no he defraudado a la universidad y que, por lo contario, me ha servido para seguir creciendo. Entonces un reto para la América hacer que los egresados se sientan orgullosos y regresen a su casa y que la universidad se sienta orgulloso de los logros y retos". Finalmente, su tercer reto es alinear los procesos pedagógicos, es decir fortalecer el cuerpo docente para garantizar calidad que puedan transformar la vida de otras personas.

Para Naliny, es una experiencia ganada que como lo pone en reflexión, se consigue primero, a través de la confianza en el ejercicio que ella llama "de coherencia en lo que tú dices, en lo que tú piensas y en lo que tú haces", es algo fundamental para ser líder en el sector educativo porque para ella: "es algo que se construye a partir de cómo eres tú coherente con tus valores, tus principios, tu formación y con lo que eres porque vas a tener a cargo profesores, egresados y también vas a acompañar a los estudiantes. Cuando tu trabajas la coherencia, generas relaciones de confianza". La segunda, es la capacidad de aprender y desaprender que en palabras de Guerra plantea que: "si tienes esa capacidad seguirás aprendiendo toda tu vida y te seguirás sorprendiendo porque vas a decir 'Yo hacía esto así pero ahora lo puedo hacer mejor' y ¿Quién te enseña? Los estudiantes, los profesores, el medio donde te mueves". La tercera es la capacidad para aceptar los errores y es algo que le ha permitido llegar a donde está. Se trata de aceptar que uno no es perfecto y puede fallar porque es esa aceptación que hace que una persona se preocupe y trabaje en sí mismo. Finalmente, la disciplina fue fundamental para llegar a donde está porque para ella: " impone retos importantes, te permite organizar tu tiempo y cerrar ciclos; salir bien de una institución para dejar puertas abiertas".

Así mismo, dentro de su experiencia sostiene la docencia como un proyecto maravilloso de vida que trae grandes satisfacciones personales y profesionales y que el solo hecho de que puede impactar de manera positiva en la vida de alguien, logra su sueño de materializar los deseos de otra persona. El poder desprenderse de su propio conocimiento y dárselo a otro de manera desinteresada, es una de las satisfacciones más grandes que puede tener en la vida. De esta manera incentiva a comunidad javeriana a que siga soñando para tener un país mejor a través del siguiente mensaje: "este país depende de las cosas que podamos aportar transformando desde nuestra familia y equipo de trabajo. Quiero invitar a que este país pueda ser mejor y que nosotros podemos liderar esa transformación con nuestros proyectos, Seguir trabajando y construyendo sueños y creer que es posible tener una sociedad que tenga inclusión que nos brinde espacios para todos".

¡Felicidades por tus nuevos logros!