Diálogo – El llamado para la reflexión

El papa Francisco en su encíclica Laudato Si’, ha hecho un llamado a toda la humanidad el cual se encuentra en los numerales 13 al 15, y que pueden ser resumidos de la siguiente manera:

El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar” (No. 13). Por eso “hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos” (No. 14).

Estoy convencido de que todo cambio necesita motivaciones y un camino educativo, (por lo que) propondré algunas líneas de maduración humana inspiradas en el tesoro de la experiencia espiritual cristiana” (No. 15) ya que tengo “la convicción de que en el mundo todo está conectado” (No. 16).

Una pregunta que puede ayudarnos a iniciar el dialogo frente al llamado que hace el Sumo Pontífice, puede ser:

¿De qué forma la encíclica aporta a la transformación de Colombia hacia la paz y el desarrollo sostenible integral?

Tu participación es muy importante, esperamos tus respuestas y comentarios.

7 Comments

  1. La encíclica nos llama al disfrute de la vida en armonía con la naturaleza y reconocernos en ella como parte integral, a asumir la responsabilidad de nuestras acciones, y nos muestra los caminos inadecuados que hemos tomado y que están poniendo en riesgo nuestra existencia. Nos invita a avanzar en el conocimiento y utilizarlo para el bien común, caminar con cautela sobre lo desconocido, bajo el principio de precaución y reconocer tanto las decisiones adecuadas como las inadecuadas que hemos tomado, difundiendo y promocionando las primeras y reparando los efectos negativos propiciados por la segundas. La búsqueda de la paz en las acciones hacia nuestra casa común, es el único mecanismo para lograr el desarrollo integral tan anhelado y necesario.

    Reply
    • Hola Carlos, muchas gracias por compartirnos tu mirada, la cual permite visualizar que son muchas las aristas que pueden ser abordadas y desarrolladas a partir de la lectura de la encíclica. De ahí que el poder disfrutar de la vida en armonía con la naturaleza y reconocernos en ella como parte integral, es un reto que nos plantea el Papa Francisco cuando afirma que “no habrá una nueva relación con la naturaleza sin un nuevo ser humano. No hay ecología sin una adecuada antropología” (No. 118). Este es el inicio de un camino que nos lleva a Leer con feliz admiración este maravilloso texto que la Iglesia y la humanidad estaba necesitando.

      Reply
  2. La encíclica nos invita a valorar, reconocer y convivir con la diversidad bológica y cultural de nuestro país. Esto conlleva a la reflexión profunda de nuestras acciones, nuestro modo de proceder cotidiano, nuestro estilo de vida y al ser conscientes que compartimos la casa con otros seres tan diversos como grandiosos. Cada elemento juega un papel importante para el funcionamiento de nuestra casa, la clave está en comprender la intrincada red de relaciones y su fragilidad y que los bienes comunes, son eso, son de todos! Cuando hablamos de paz no sólo debe centrarse en los seres humanos, debe ser una paz integral donde la naturaleza y todos los elementos de nuestra casa común deben coexistir en armonía. Tenemos el desafío de escuchar tanto el clamor de la tierra como el de los menos desfavorecidos, actuar y cuidar de ellos.

    Reply
    • Viviana, bienvenida a nuestro dialogo. Ya lo decía san Juan Pablo II, que para estar en paz con Dios hay que estar en paz con toda la creación. Esta es la mirada integral a la que invita Francisco al insistir 5 veces en que “Todo está conectado” (Nos. 16, 91, 117, 138 y 240). Esta es precisamente una de las aristas nucleares que aborda el Papa: su “preocupación por el ambiente unida al amor sincero hacia los seres humanos y a un constante compromiso ante los problemas de la sociedad” (No. 91).

      Reply
  3. Es interesante ver como el P. Francisco propone en la encíclica una transformación que parte desde mi vida personal y comunitaria. Una transformación dice, tiene que ver con nuestro estilo de vida, lo cual invita a releer mi visión del ser y el quehacer humano frente a una cosmovisión diferente que salga del EGO para llegar al ECO, es decir, de una relación piramidal y machista a una relación circular, fraterna.

    Esta propuesta sin duda considero que ayuda a la construcción de paz y al desarrollo sostenible integral, porque la ausencia de paz y el modelo extractivista tiene que ver con la relación consigo mismo, con las y los demás y con la casa común.

    Reply
    • Hola Kiseis. El papa Francisco recoge tu compartir precisamente retomando las palabras de San Juan Pablo II en su encíclica Centesimus annus: “Toda pretensión de cuidar y mejorar el mundo supone cambios profundos en «los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad»”. Cambios que debemos dar como sociedad pero que se inician en lo más hondo de nuestro propio ser. Es decir que el cambio debe empezar por nosotros mismos.

      Reply
  4. El Papa francisco nos presenta la encíclica como modelo de vida para los fieles de todo el mundo, dándonos a conocer la importancia de cómo llevar un equilibrio en nuestras vidas. Esto nos ilustra diferentes aspectos como por ejemplo, el de tenemos que aprender a cuidar el medio ambiente además de tener en cuenta el cambio social que se ha venido presentando actualmente. Es necesario analizar la brecha que tenemos hoy en día entre pobres y ricos y como esta misma ha venido creciendo.

    A partir de los propuesto es necesario analizar que se debe catalogar como pobre y que como rico, ya que los que están como bajos recursos económicos actualmente son los más ricos en espíritu y humildad, mientras que los que tienen todos los poderes adquisitivos, carecen de herramientas y sensibilidades como la humildad para poder apoyar a que otros tengan la misma oportunidad de surgir y salir adelante.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *