Compartir en las redes:




Compartir en las redes:




Compartir en las redes:

Empezó un nuevo año y con él la esperanza que podemos alcanzar una vida buena. ¿Es humano preguntarse si el año nuevo traerá mejores oportunidades que el anterior y si será más satisfactorio? Muchos por la curiosidad acuden a la lectura del tarot, horóscopo, o cartas adivinatorias, buscando certezas.

No tenemos respuestas, pero si, que es posible conseguir una vida buena si trabajamos en algunos propósitos colectivos que, complementados con las aspiraciones individuales, lo podremos alcanzar

 

  • En las relaciones con los otros, tómate un tiempo para entender su perspectiva. Que tu punto de vista no sea el único valedero.

 

  • Dale la vuelta a lo que te hace sufrir, crea otras posibilidades más llevaderas que transformen la situación en un mejor vivir.

 

  • Renueva tu compromiso con la naturaleza. Cuida una planta, conserva un equilibrio con el medio ambiente, sé razonable con el uso de los recursos naturales, eso nos brindará tranquilidad a largo plazo.

 

  • Sé solidario con los otros, eso te dará un sentido de vida. El mundo no gira alrededor de uno.

 

  • Cuida de los tuyos como a ti mismo. En los cuidados mantén el principio. Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.

 

  • Cultiva tu espiritualidad, cuida tu cuerpo, equilibra tus emociones, haz las cosas lo mejor posible y mantén buenas relaciones con tu familia, amigos, colegas; ellos son el soporte de la existencia.

 

  • ¡Procura ser feliz y haz feliz a los otros! Ese es el sentido de una vida buena.

 





Compartir en las redes:

Este video se hizo a partir de un conversatorio en el contexto del evento Para que suceda… el Buen vivir. En tiempos en que la flexibilización laboral determina nuevas condiciones de inestabilidad e incertidumbre las personas se someten a una competencia e individualismo que genera alejamientos y distanciamientos que deterioran la solidaridad, uno de los elementos que garantizan el buen vivir.





Compartir en las redes:

En la vida cotidiana una red es un tejido con un patrón característico, como una red de pesca. Para las organizaciones es un conjunto de entidades que prestan un servicio similar, como una red de hospitales.

>> Consultar Boletín Las redes sociales y su influencia

 





Compartir en las redes:

La salud mental de los niños y los adolescentes representa uno de los grandes retos que deben enfrentar las instituciones educativas hoy en día. A la vez que deben proveer un ambiente seguro y confiable para el desarrollo de las habilidades cognitivas, emocionales y sociales necesarias para sentar las bases de la salud mental, deben dar respuesta a un número creciente de problemas psicosociales y comportamentales que afectan profundamente el aprendizaje, la convivencia y el rendimiento escolar.

>> Consultar Boletín Salud Mental y Escuela





Compartir en las redes:

La vida cotidiana, tan llena de dilemas, es el mejor escenario para hablar de salud mental. El Programa Intervenciones en salud orientadas por la APS tiene a disposición de todos una serie radial que presenta las voces de gente común para dar cuenta de los múltiples factores que inciden en el bienestar individual y colectivo.

>> Consultar Boletín Oigan! Esto se compone

 





Compartir en las redes:

El bienestar colectivo bien puede alcanzarse si se humanizan las relaciones entre las personas en la vida cotidiana. Así, la salud mental deja de ser un asunto individual, y asociado a trastornos,
para pasar a ser garantía de convivencia.

>> Consultar Boletín Salud Mental y vida cotidiana





Compartir en las redes:

El video Viviendo Solos recoge las experiencias de dos hombres y dos mujeres mayores de 65 años que actualmente viven en la ciudad de Bogotá. A través de su voz se hacen visibles sus trayectos cotidianos, así como las formas diversas de vivir y sentir la experiencia de vivir solos. En todos ellos es posible reconocer diversos recursos personales, familiares o comunitarios necesarios para la vida. Si usted vive solo identifique y aproveche los recursos de su comunidad. Si sabe de alguien que vive solo y requiere apoyos, ayúdelo a encontrarlos y hacer uso de ellos.





Compartir en las redes:

“Con la historia de Gladys se conoce de manera general en qué consiste la depresión y cuáles sus principales síntomas: cambios en el comportamiento, pérdida de interés, sensibilidad extrema y debilidad física.

Tener conciencia de las señales de alarma que presenta una persona con depresión, puede ser fundamental para brindarle ayuda oportuna y especializada.”