Con un llamado a generar vías de financiamiento en el largo plazo en iniciativas basadas en el conocimiento y la innovación, para hacer posibles aportes en la construcción de un país más justo, más equitativo y con una economía sostenible basada en el conocimiento y en la valoración y aprovechamiento de la biodiversidad, la directora científica del Programa GAT, Susana Fiorentino, entregó al Presidente de la República y al Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, el balance de los ecosistemas ciencias de la vida y de la salud, durante la realización de la 2ª Cumbre del Programa Colombia Científica.

Susana Fiorentino Gómez
Susana Fiorentino Gómez

Durante su intervención, anunció de igual forma el desarrollo de un fitomedicamento próximo a salir al mercado tan pronto como se cuente con el visto bueno del INVIMA, así como otros dos en proceso de evaluación, uno en pacientes con cáncer de seno y otro que será evaluado en pacientes con leucemia.

El Programa Colombia Científica, que cuenta con recursos del Banco Mundial y la orientación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, articula ocho ecosistemas de investigación, ciencia y tecnología enfocados en dar alcance a las recomendaciones de la Misión Internacional de Sabios, en cuatro grandes áreas: Energías sostenibles; Ciencias sociales y desarrollo humano con equidad; Biotecnología, bioeconomía y medio ambiente, y finalmente, Ciencias de la vida y de la salud.

Directores científicos de las ocho alianzas del Programa Colombia Científica

Durante su intervención, la Dra. Fiorentino destacó el trabajo integrado entre universidades acreditadas y no acreditas, centros de investigación aliados internacionales y empresa privada, para alcanzar varias de las metas propuestas por los ecosistemas NanoBioCáncer y el Programa GAT cáncer. Citó la realización de “campañas de prevención del cáncer; conocer los usos de la medicina tradicional en la población, identificar varios principios activos aislados de origen natural o sintéticos, altamente específicos para las células tumorales y nanoencapsularlos, para liberarlos en forma biodirigida a los tumores.”

Al ampliar los alcances del trabajo realizado, la investigadora compartió el itinerario de una búsqueda centrada en el potencial de la biodiversidad y el conocimiento tradicional, para desarrollar medicamentos localmente o con alianzas internacionales y que, con su descubrimiento, validación científica y clínica, siguiendo los más altos estándares de calidad, puedan beneficiar todos los actores de la cadena de valor, desde los agricultores hasta los pacientes.

En el balance entregado, incluyó de igual forma la consolidación de dos cadenas de valor con aportes en el sector salud y la bioeconomía a través de la creación de DreemBio; una iniciativa empresarial de base tecnológica (Spin-Off), que avanza en las fases finales de escalamiento y preparación para la comercialización de la mano de la industria farmacéutica.

“En el campo de la fitoterapia, tenemos hoy un fitomedicamento a partir del Dividivi, que la FDA denomina medicamento polimolecular y que está ad portas de salir al mercado una vez tengamos el visto bueno del INVIMA”, precisó.

Asistentes a la 2ª Cumbre Colombia Científica.

En su exposición detalló cómo la “nanotecnología nos ha permitido desarrollar tres inmunosensores para la detección temprana del cáncer, todos con límites de detección de relevancia clínica y que esperamos sean validados clínicamente.”

Llamando la atención sobre los logros más relevantes, la Dra. Susana Fiorentino admitió que trabajar con alianzas hace posible optimizar recursos, equipos, infraestructura y aprovechar el conocimiento de cada uno de los investigadores y estudiantes con un objetivo común: aprender a trabajar en equipo y a superar las dificultades.

“Hemos vinculado a más de cien estudiantes, contratado personal altamente calificado con título de doctorado, vamos a generar más de 500 productos científicos y producir conocimiento transferible a la sociedad. Se han creado programas de formación innovadores como la maestría en nanobiotecnología y se ha contribuido a la acreditación de universidades y programas académicos, la consolidación de estructuras productivas, mejorando infraestructura técnica y científica”, explicó.

Al extender el agradecimiento en nombre de los ecosistemas NanoBioCáncer y Programa GAT Cáncer, Fiorentino concluyó: “Estamos preparados para asumir el reto de ser una de las plataformas más grandes de la región que, con la ayuda del Estado, continúe en este camino de investigación, desarrollo y transferencia.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *