La salud, en las prioridades de la ciencia

La salud, en las prioridades de la ciencia

La ciencia busca permanentemente soluciones a las necesidades que tenemos como sociedad. Por ello, explora alternativas que mejoren las condiciones de atención en salud, halla nuevos métodos para combatir enfermedades y reflexiona sobre las prácticas de los cuidadores. Estos han sido razones y objetos de estudio de investigadores javerianos en sus más recientes trabajos académicos.

A continuación, Pesquisa Javeriana presenta una serie de artículos sobre salud publicados en 2019. Esperamos que con este recorrido descubra historias que resuelven problemáticas sociales en los laboratorios y en la visita en las comunidades más apartadas y vulnerables del país. La enfermería, la antropología, la medicina, la microbiología, la ingeniería y la medicina presentan sus últimos hallazgos para mejorar la salud de los colombianos.

¿El riesgo de enfermarnos por los animales?

La salmonelosis es una de las cuatro causas principales de enfermedad diarreica en el mundo. Por eso, determinar la presencia de este microorganismo en huevos y pollos adquiridos en diferentes establecimientos comerciales de Bogotá fue el propósito de dos investigadoras javerianas. La aquí la nota.

De otro lado, un estudio explora cómo ha llegado el virus de leucosis bovina (VLB) al organismo de algunas mujeres y si genera algún problema de salud. María Fernanda Gutiérrez, quien lleva más de diez años estudiando este microorganismo ha logrado avances, junto con sus coinvestigadoras Adriana Corredor, Sandra Salas y Nury Olaya, y tiene sospechas de que el virus puede afectar la salud humana. Aquí la historia completa.

Mortalidad materna, migración y vulnerabilidad

En La Guajira, y otras zonas del Caribe colombiano, se presentan altos índices de mortalidad materna y neonatal en las poblaciones indígenas. Por ello, investigadores javerianos del Instituto de Salud Pública, junto con otras organizaciones, se embarcaron en el reto de analizar y proponer estrategias de intervención oportuna para la problemática. “Las grandes desigualdades socioeconómicas, regionales y poblacionales, como la falta de protección en salud y la falta de transparencia en la administración pública, han desencadenado la concentración de pobreza en las zonas rurales, en especial de indígenas y afrodescendientes, sostiene el informe”. Lea aquí la nota completa.

Norte de Santander es uno de los principales departamentos que enfrenta de manera directa el reto de la migración, particularmente, de venezolanos. La atención en salud ha sido uno de los frentes que no da tregua ni espera, y menos cuando son niños menores de cinco años. La Unidad Intrahospitalaria de Pediatría (UIP) del Hospital Universitario Erasmo Meoz en Cúcuta, recibe niños con enfermedades respiratorias, infecciosas y gastrointestinales, pero, en muchos casos, su condición ha empeorado pues la desnutrición aparece de forma silenciosa y se ha encargado de debilitar sus cuerpos indefensos. Investigadoras javerianas estuvieron en Cúcuta evaluando el estado de desnutrición de los pacientes que en la UIP se atendían. Lea aquí la historia completa.

La tecnología que da soluciones en salud

En la Javierana los investigadores avanzan en desarrollos tecnológicos para mejorar la atención a pacientes con fallas cardíacas, enfermedades huérfanas, discapacidad auditiva, defectos congénitos o con preeclampsia.

Igualmente, con una perspectiva transdisciplinar, ocho investigadores provenientes de campos como administración, economía, medicina, ingeniería de sistemas y educación crearon la aplicación Codifico que innova en los juegos serios en salud. Este ‘juego’ tiene el reto de diagnosticar la enfermedad y codificarla de forma correcta según la clasificación internacional de enfermedades.

¿La enfermería es subordinada?

“A pesar de que más del 50% del personal de salud corresponde a enfermeros y enfermeras, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), su escasez aún supera los 800.000 puestos de trabajo. ¿Se debe a la falta de regulación en los salarios? ¿A las dificultades en la movilidad y migración de las enfermeras? O, siguiendo la línea de la docente javeriana, ¿a los ambientes de trabajo inadecuados?”.

Estas preguntas surgen en el marco de la tesis doctoral de Edilma Marlén Suárez, enfermera, especialista en Bioética, con máster en Administración en salud y Estudios políticos y doctora en Ciencias Sociales y Humanas de la Pontificia Universidad Javeriana. Sus reflexiones apuntan a cuestionar el rol de los enfermeros en el ámbito laboral de la salud y si existe una carga negativa de género que facilita la subordinación entre médicos y enfermeros. Lea aquí la historia completa.

La ñapa que fue nuestro especial del 2019

Pesquisa Javeriana desarrolló su informe especial sobre el programa colombiano Mamá Canguro que atiende la vida de bebés prematuros en más de 50 países del mundo. En este reportaje se presenta un ABC del programa, su historia y quiénes fueron sus impulsores. También, narra la historia de familias que han superado las angustias de recibir a sus hijos antes de tiempo y cómo con el paso de los años tienen vidas común y corriente, incluso con vínculos afectivos familiares muy sólidos. Por último, un artículo da cuenta de los resultados de un estudio que duró 20 años analizando a un grupo de niños canguros y cómo sus desarrollos neuronales presentan diferencias positivas frente al desarrollo de otras personas con nacimientos regulares.

Acceda aquí al informe especial ‘Programa Mamá Canguro: un método de Colombia para el mundo’.

Salmonella: un dolor de cabeza (o de estómago) para la salud en Bogotá

Salmonella: un dolor de cabeza (o de estómago) para la salud en Bogotá

¿Ha escuchado la frase: “algo me cayó mal”? Seguramente sí, es muy cotidiana, sobre todo cuando alguien, desprevenidamente, “come en la calle” algo que luego le desencadena problemas estomacales y diarrea. Algunas veces la persona va a urgencias, en otras pasa la situación en su casa. En ambos casos, la causa exacta termina siendo un misterio pues, por lo general, no siempre en los hospitales y puestos de salud se hacen exámenes para determinar exactamente qué lo originó.

Lo cierto es que algunos de esos problemas estomacales y diarrea se originan por una bacteria llamada Salmonella, presente en alimentos cotidianos como el pollo y los huevos, entre otros, de alto consumo en Colombia. Para este año, de hecho, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) indicó que en el país se consumen 33,8 kilogramos de pollo y 281 huevos por persona al año, en algunos de los cuales podría estar este microorganismo según sugieren investigadores.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la Salmonella es una de las cuatro principales causas de enfermedades diarreicas en el mundo. Cada año, una de cada 10 personas contrae la enfermedad y se pierden 33 millones de años de vida sana”.

Esta bacteria es la causa de la salmonelosis, una Enfermedad de Transmisión Alimentaria (ETA) caracterizada por producir fiebre, dolor abdominal, diarrea, náuseas y hasta vómito que, aunque a veces puede ser leve, en otras ocasiones podría causar la muerte. Justamente para averiguar en qué cantidad los huevos y pollos que consumimos los bogotanos están infectados por la Salmonella, investigadoras de la Pontificia Universidad Javeriana realizaron un estudio en cuatro de sus localidades.

¿Está Salmonella presente en los huevos y los pollos que compran los capitalinos? ¿En qué proporción se encuentra en estos alimentos? Estas fueron algunas de las preguntas que la médica veterinaria y microbióloga Rubiela Castañeda-Salazar y la bacterióloga y microbióloga Adriana del Pilar Pulido, ambas líderes del semillero Enfermedades infecciosas veterinarias y zoonosis de la Pontificia Universidad Javeriana, intentaron resolver a lo largo de su proyecto.

Un hallazgo que enciende alarmas

Su tarea inició en 2015 con la recolección al azar de huevos y pechugas de pollo provenientes de tiendas y plazas de mercado de cuatro localidades de la ciudad: Usaquén, Mártires, Fontibón y Ciudad Bolívar, cada una elegida por estar ubicada en los extremos de la capital.

Fueron 96 muestras en total, cada una conformada por cinco huevos y dos pechugas de pollo. Castañeda y Pulido llevaron este material refrigerado a los laboratorios de la Javeriana para analizar la presencia de la bacteria. En el caso de los huevos, se estudiaron sus componentes externos (cáscara) e internos (yema y la clara), y en el pollo se tomaron cortes de 25 gramos. Las muestras se llevaron a un caldo enriquecido y a un medio para el cultivo de estas bacterias con el fin de determinar la presencia de Salmonella spp.

Luego, las investigadoras analizaron los datos en el software ERIC- RapIDTM System y realizaron pruebas moleculares, herramientas que les permitieron hacer una lectura confiable sobre la presencia o no de la bacteria en las muestras. Para sorpresa de las docentes, el 10% de los huevos analizados y el 30% de las pechugas estudiadas presentaron Salmonella, una cifra alarmante ya que “lo ideal es que no apareciera ninguna bacteria patógena en los alimentos porque esto representa un grave problema para la salud pública. Estos resultados, lo que quieren decir es que los bogotanos tienen riesgo de exposición a la Salmonella y que esto debe ser analizado con mayor detalle”, afirma Rubiela Castañeda.

Un dato no menos importante: las localidades con mayor presencia de este microorganismo fueron Usaquén y Fontibón. Además, la presencia de esta bacteria en estos productos podría estar asociada con inadecuadas condiciones en el manejo y almacenamiento de estos alimentos.

La salmonela, un riesgo para la salud pública

En 2011, el Ministerio de Protección Social lanzó el documento Perfil de riesgo Salmonella spp. en pollo entero y en piezas (en el que las investigadoras también tuvieron participación), basado en el Libro de Comisión del Codex Alimentarius que presenta las directrices, normas y recomendaciones internacionales para el manejo de los alimentos. Sin embargo, a pesar de esas pautas, la permanencia de esta bacteria es constante y los riesgos latentes. Por ejemplo, en 2018 el Instituto Nacional de Salud registró 287 casos de fiebre tifoidea producida por la Salmonella, en los que los grupos de edades más vulnerables fueron de 5 a19 años de edad y de 25 a 29 años.

Adicionalmente, el desconocimiento epidemiológico sobre los microorganismos responsables de brotes diarreicos es una problemática aún mayor, ya que entre el 60% y el 80% de los casos de salmonelosis no se identifican como parte de un brote conocido y se clasifican como casos esporádicos, o ni siquiera se diagnostican”, tal y como indica la OMS.

Por eso, es necesario continuar con el cumplimiento las medidas de bioseguridad en granjas avícolas, porcinas y bovinas; aplicar los estándares de calidad en la manipulación de alimentos, “establecer la prevalencia real de la Salmonella – Salmonelosis en el país, determinar cuáles son las fuentes potenciales que causan los brotes de esta enfermedad en las personas, y una vez teniendo esos datos, tomar medidas de prevención y control”, puntualiza Castañeda.

Algunas recomendaciones para reducir el riesgo de contraer esta bacteria son:

  • No comprar huevos sucios (pues podrían estar contaminados con materia fecal).
  • Refrigerar los huevos para disminuir la multiplicación de las bacterias.
  • Refrigerar el pollo si se va a consumir en un corto tiempo, de lo contrario congelarlo.
  • Cocinar muy bien los alimentos a temperaturas mayores a 60 grados centígrados para eliminar los microorganismos.
  • No hacer cortes gruesos en la carne garantizar que toda la porción hierva.
  • Abstenerse del consumo de carne 3/4 para prevenir la adquisición de otras enfermedades transmitidas por alimentos (Tenias o solitarias)

Escuche la entrevista ‘Cómo prevenir la infección por salmonella y otras enfermedades causadas por bacterias’, aquí: https://soundcloud.com/dircom-javeriana/como-prevenir-la-infeccion-por-salmonella-y-otras-enfermedades-causadas-por-bacterias