La violenta censura de las balas

La violenta censura de las balas

El pasado 13 de agosto se conmemoraron 20 años de la muerte de Jaime Garzón Forero, el reconocido humorista y periodista colombiano asesinado en 1999 por dos sicarios cerca de la emisora Radionet, en la que trabajaba. Pero hoy, a dos décadas de este trágico hecho, sigue creciendo la infame lista de comunicadores asesinados en el país. Por ejemplo, este año se sumó el nombre de Libardo Montenegro, periodista de la estación de radio Samaniego Estéreo en el municipio nariñense de Samaniego.

Garzón, el humorista que quedó en la memoria nacional con personajes como Émerson de Francisco o Heriberto de la Calle, y Montenegro, con sus 20 años de ejercicio profesional como comunicador social, hacen parte de los más de 50 casos registrados de periodistas asesinados desde 1992 a la fecha, según informa el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). De ahí que Marisol Cano Busquets, decana de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Javeriana, escribiera Violencia contra los periodistas.

Se trata de un libro que presenta cómo la violencia contra los periodistas no es un hecho aislado sino es una práctica actual en todo el mundo, caracterizada por la impunidad que rodea a las muertes de comunicadores de diversos medios de masivos. Es decir, una situación que, además de dejar impune el crimen, también impide y trunca la relación de la información con la comunidad.

 


FICHA TÉCNICA
TÍTULO: Violencia contra los periodistas
AUTOR: Marisol Cano Busquets
NÚMERO DE PÁGINAS: 558
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2018
Editorial Javeriana