En la piel también se reflejan síntomas de COVID-19

En la piel también se reflejan síntomas de COVID-19

“Esta enfermedad es tan rara que ayer me tumbó a la cama un dolor de cabeza terrible y se me inflamaron las articulaciones de una forma muy extraña, y hoy amanecí con estas ronchitas que no sé qué son”, dice Manuela* mostrando sus codos. “No me duelen pero me pican”. Está en el día diez de aislamiento, después de haber sido diagnosticada con el actual coronavirus. A sus 35 años, maneja los síntomas en casa y hace parte del grupo de personas a las que la reacción en la piel no se ha escapado de los efectos de la COVID-19.
Los primeros en reportar lesiones en la piel de personas con el virus hacen parte de un grupo de investigadores chinos que describieron las características de 1.099 pacientes de 522 hospitales. Dentro de los síntomas referenciados destacan los ya conocidos como fiebre, dolor de cabeza, tos, entre otros; sin embargo, la aparición de un ‘rash’ (erupción cutánea) en el 0,2% de la población del estudio empezó a calar en la mente de los especialistas.

Posteriormente, en Lombardía (Italia), el doctor Sebastián Recalcati estudió 148 casos, que eran positivos para la enfermedad provocada por SARS-Cov 2. En este proceso se excluyeron 60 pacientes que habían ingerido medicamentos en los últimos dos días y de los 88 que quedaron, 18 presentaban alguna afección en la piel, es decir, el 20.4% de la población estudiada: 14 con lo que se denomina ‘rash eritematoso’, tres con urticaria generalizada y una con una erupción tipo varicela, todas localizadas en el tronco.

Estos dos estudios, según la doctora y dermatóloga javeriana, Silvia Castello y la residente de dermatología de la misma universidad, Juliana Ordóñez, dieron paso a otras publicaciones, una de las más importantes, aseguran, fue la liderada por la doctora Cristina Galván Casas, primera en clasificar las diferentes manifestaciones cutáneas evidenciadas en el cuerpo de las personas con presencia del virus. “Recolectaron de forma casi maratónica, durante 15 días, 375 casos de toda España con fotografías que fueron evaluadas por cuatro dermatólogos expertos en morfología y semiología cutánea y lograron hacer una clasificación de las cinco manifestaciones (patrones) de la Covid-19 en la piel”, explica Ordóñez.

¿Cómo se puede manifestar en la piel?

Dentro de los patrones descritos por Galván, en primer lugar están las erupciones acrales que se presentaron en el 19% de la muestra y son similares a la perniosis (enfermedad inflamatoria de la piel que resulta de la exposición al frío y la humedad o puede estar asociada con enfermedades como el lupus eritematoso, y principalmente aparece en manos y pies). Algo importante es que estas lesiones suelen ser asimétricas entre una extremidad a otra y pueden ser intercaladas, expone la doctora Ordóñez. Eso quiere decir que, por ejemplo, un dedo está totalmente afectado, el otro no y así sucesivamente, y es común encontrarlas especialmente en niños y en personas jóvenes.

Covid-piel1

“Usualmente estas lesiones inician posterior a los síntomas respiratorios en el 60% de las personas. Por eso, la mayoría de estos pacientes, según la teoría, tenían un PCR negativo, debido a que eran manifestaciones en piel tardía, eso quería decir que el virus probablemente ya no estaba presente. Tienen un buen pronóstico y duran cerca de 12 días”, explica Ordóñez.

Por otro lado, están las erupciones vesiculares, presentes en el 9% de los pacientes estudiados. Estas, a diferencia de lo que podría ser una varicela, consisten en pequeñas lesiones muy similares entre ellas (monomórficas) que se han encontrado principalmente en el tronco. Pueden tener contenido hemorrágico y contraer lesiones a manera de costra; aparecen con síntomas de fiebre, tos, dolor de cabeza, debilidad y demás, propios de la Covid-19. Al respecto, Ordóñez complementa que “los niños también pueden presentar un patrón similar y según lo que se ha descrito en la literatura, es común en edades intermedias (45 años); está asociado a un pronóstico general intermedio, aparece antes o al mismo tiempo que los problemas respiratorios, tiene una duración de aproximadamente diez días y es de gravedad intermedia”.

Covid-piel2
Otro patrón es el de las lesiones urticariformes, evidenciadas en el 19% de los pacientes, principalmente visibles en el tronco o dispersas por todo el cuerpo. En esta agrupación llamaba algo la atención en la descripción que hacía Galván. La doctora Ordóñez explica que era el grupo que había consumido más medicamentos asociados a la posible reproducción de la lesión en la piel, por lo que no se sabe si el efecto era propiamente producto de la Covid-19 o de la medicina. Según Galván, estas predominan en edades intermedias (48 años) y están asociadas a un pronóstico más grave con una duración de seis a siete días.

Covid-piel3
Por su parte, las lesiones máculo-pápulas hacen parte del cuarto grupo, encontradas en el 47% de los casos más graves. “Vemos que son reacciones agudas en la piel, con bordes irregulares y mal definidos que, si nos acercamos un poco más a verlos, presentan una descamación que va del centro a la periferia”, explica la dermatóloga Ordóñez.

Covid-piel4
En este mismo grupo destacan otras como las erupciones pseudovesiculares, que tienen acumulación de líquido (edema). De estas, la doctora Ordóñez señala que en la fase crónica se pueden evidenciar lesiones con un aspecto que incluso llegan a parecerse a tumores.

Covid-piel5

En esta variación se encuentran otras subclases como las de tipo de exantema periflexural, que se caracteriza por una erupción en grandes miembros como la axila, los laterales del tronco y la zona inguinal. También está el patrón morbiliforme, el cual se parece al sarampión y son lesiones rojas de dos a diez milímetros; o el entema, es decir, un salpullido en las membranas mucosas de nariz, boca.

Covid-piel6

Por último, está el patrón livedo-reticularis o necrosis, presente en el 6% de los casos, caracterizado por la decoloración rojiza y azulada de la piel. Este se ha sido más visible en pacientes de mayor gravedad y más edad.

Con esta clasificación queda claro que las manifestaciones por presencia del SARS-Cov2 se muestran de formas muy variadas. El caso de Manuela representa solo una de las múltiples experiencias de reacciones en la piel por presencia de la COVID-19 o por los medicamentos suministrados. Hay marcas cutáneas que pueden ser muy similares a otras anteriormente vistas, subraya la dermatóloga Castello, por lo que su distinción es más compleja. Recomienda al personal que está atendiendo casos con Covid-19 sospechar de la presencia de estas afecciones en la piel, por un lado, para pensar en una infección por SARS-Cov2 o por otro, para evidenciar reacciones adversas a medicamentos. Para la dermatóloga Ordóñez “no todo es Covid y muchos de los medicamentos que se están usando ahora tienen manifestaciones en la piel”.

Ahora, como efecto secundario del uso de los elementos de protección personal (EPP), las alteraciones en la piel son evidentes. Por ello las expertas javerianas Castello y Ordóñez invitan a visitar las recomendaciones dispuestas por la Asociación Colombiana de Dermatología.

 

* Fotografías tomadas de Classification of the cutaneous manifestations of COVID‐19: a rapid prospective nationwide consensus study in Spain with 375 cases.

* Nombre modificado por solicitud de la fuente.