Siguiéndole los pasos a Humboldt

Siguiéndole los pasos a Humboldt

Bibliotecas, archivos históricos, documentos impensados, lienzos y grabados. Cientos de documentos pasaron por las manos de Alberto Gómez, director del Instituto de Genética Humana de la Pontificia Universidad Javeriana, en una búsqueda académica que, al final, se convirtió en un reto personal: reconstruir los pasos del naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt en su expedición, a inicios del siglo XIX, por los territorios de hoy conforman Colombia.

Lo que en 2010 fue un pedido del padre Vicente Durán Casas, por entonces vicerrector académico, de preparar una breve conferencia sobre la obra de Humboldt, fue despertando la pasión de este genetista por las expediciones, los viajes y la ciencia. “Decidí  ir más allá de lo que el padre Vicente me había pedido, y dije: ‘Bien, vamos a sacar un libro, para explicar muy bien por qué vino’”, rememora Gómez, quien, para entonces, había terminado de publicar A impulsos de una rara resolución, una exploración pormenorizada sobre el viaje que José Celestino Mutis había emprendido al Nuevo Reino de Granada, y sobre las decisiones que precipitaron su prolongada estadía y derivaron en la Real Expedición Botánica.

Durante los siguientes ocho años, Gómez viajó por bibliotecas y archivos de nueve países, también habló con expertos que le ayudaron a recabar piezas originales, datos y toda la información sobre la expedición de Humboldt. Toda su investigación fue reunida en Humboldtiana neogranadina, la colección de cuatro tomos y cinco volúmenes, editada por la Editorial Javeriana y con el patrocinio de otras cinco universidades (CESA, EAFIT, Andes, Rosario y Externado), que este jueves 30 de agosto se lanzará al público en el Museo Nacional.

La obra, escrita y dirigida por Gómez, también cuenta con el aporte de académicos como Carl Langenbaek, vicerrector académico de los Andes, o Jorge Arias de Greiff, exrector de la Universidad Nacional de Colombia, entre otros.

Pesquisa Javeriana habló con los protagonistas de esta reconstrucción histórica, quienes compartieron algunos retratos de Humboldt, el viajero que, desde la ciencia, aportó a que el naciente Estado aprendiera a conocerse a sí mismo.