Javier Santaolalla: los desafíos de divulgar ciencia en la era digital

Javier Santaolalla: los desafíos de divulgar ciencia en la era digital

Javier Santaolalla ha dedicado su trayectoria al estudio y divulgación de la física. En el campo académico es doctor en física de partículas y fue investigador en el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (proyecto GALILEO), ganó una beca pre doctoral del CIEMAT para investigar en el CERN (experimento CMS) y realizó un posdoctorado en la Universidad del Estado de Rio de Janeiro, conjuntamente con el CERN.

Si bien son logros notables, ejecutados en “apenas nueve años”, como él mismo indica, la relevancia de su trabajo la ha conseguido a través de su labor como divulgador científico al trasladar nociones de la física fuera del laboratorio y llevarlos a las plataformas digitales. Con un estilo ameno y cercano, Santaolalla se ha convertido en una personalidad digital a través de sus canales de YouTube donde suele abordar temas que van desde explicar qué es la teoría de cuerdas hasta si es posible viajar en el tiempo o cómo funciona el GPS de los celulares.

Santaolalla, además de cofundador del grupo de científicos Big Van, es presentador del Telecienciario para el diario español El Mundo y cuenta con dos canales de Física en YouTube: “Date un voltio” y “Date un vlog”, que cuentan con cerca de 400.000 suscriptores.

En su tarea como divulgador científico ha escrito cuatro libros, entre ellos: Si tú me dices gen lo dejo todo, ¿Si venimos del mono por qué somos tan cerdos? e Inteligencia física. Su más reciente libro, El bosón de Higgs no te va a hacer la cama, le ha permitido dar charlas y monólogos en diferentes lugares del mundo, como Colombia, donde Pesquisa Javeriana tuvo la oportunidad de charlar con él.

Innovaciones javerianas, soluciones para los empresarios de la región

Innovaciones javerianas, soluciones para los empresarios de la región

El Open Innovation Summit se realiza esta semana por primera vez en Colombia para generar conexiones estratégicas entre empresas, universidades y emprendedores. Cientos de diálogos uno a uno de carácter académico, otros comerciales y unos más inspiradores: todos con el fin último de conocer la oferta de la academia para brindar solución a las necesidades del país. Este encuentro, que se realiza por diferentes lugares del mundo, llegó en 2017 a Colombia y reúne la Quinta Rueda de Innovación y 100 Open Startups para estar al día con las tendencias de innovación empresarial. Tendrá, entre otras actividades, la exhibición de tecnologías de punta, charlas que inspiran, citas con empresas, universidades y emprendimientos emergentes, y la presencia de los 100 mejores emprendedores de la Alianza del Pacífico.

La Pontificia Universidad Javeriana participa con 19 grupos de investigación bajo el liderazgo de la Dirección de Innovación de la Vicerrectoría de Investigación, con una oferta de proyectos que comprende desde alternativas para atender integralmente al adulto mayor hasta una tecnología de punta para mejorar los OLED. Pesquisa Javeriana entrevistó a Fanny Almario, directora de esta oficina, con el propósito de conocer la importancia de este evento y conversar sobre su percepción frente a cómo avanza el ecosistema de la innovación en Colombia.

Pesquisa Javeriana: ¿Cuál es la particularidad del Open Innovation Summit frente a otros espacios de encuentro universidad-empresa?
Fanny Almario: No será solamente el tradicional encuentro uno a uno para conversar sobre necesidades individuales de las empresas, como ocurre en este tipo de eventos, sino que se han establecido tres espacios importantes. El primero es el más familiar, que llamamos citas o rueda de negocios, en el cual empresarios establecen retos y la academia presenta sus capacidades o soluciones a esos desafíos. Cuentan con 20 minutos para plantear una alternativa y, ojalá, dejar la puerta abierta para la construcción de proyectos de consultoría o de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i). El segundo espacio es Galería de Innovación, una exposición de las tecnologías más representativas y en estado avanzado de transferencia, con el fin de que puedan utilizarse en la solución de requerimientos nacionales e internacionales. El último espacio es una estrategia que ha venido liderando Connect Bogotá que se llama ConnecTechs: allí participa un panel de expertos, quienes escuchan las propuestas tecnológicas universitarias más maduras e identifican posibles aliados estratégicos interesados en adoptarlas.

PJ: ¿Cuáles son las necesidades del sector industrial que han identificado desde la Dirección de Innovación?
FA: La necesidad de tener una visión integral de las problemáticas. Para la empresa es importante encontrar una solución que implique trabajo conjunto de los grupos de investigación; por ejemplo, buscan alternativas que suplan las necesidades de compañía y de comunicación de las personas mayores. Allí, ingeniería podría hacer el software, pero se necesita comprender desde la psicología qué entiende una persona mayor por compañía; también se requiere saber desde la educación cómo podemos enseñarle a utilizar la aplicación en un smartphone, es decir, hay que mirar cómo y dónde se va a instalar esa aplicación y cómo le enseñamos a este público a usar la plataforma. Nos ha llamado la atención que los empresarios de la región busquen adaptar y adoptar tecnologías de la información y soluciones para el manejo logístico que brinden soluciones eficaces y rápidas a sus clientes.

“Para la empresa es importante encontrar una solución que implique trabajo conjunto de los grupos de investigación”.

PJ: Luego de participar en estos eventos, ¿qué queda para la investigación y desarrollo de conocimiento en las universidades?
FA: Yo creo que su importancia radica en varios aspectos. El primero, porque son eventos en los cuales uno siembra. Cuando empezamos estas actividades hace varios años, el público que asistía, tanto los profesores como las empresas, no era amplio porque consideraban que no se daban diálogos constructivos, pero en la medida en que hemos madurado estos espacios encontramos que las empresas están mucho más animadas a participar, definen mejor su necesidad y se comunican con la academia de manera más cualificada. Segundo, permite mostrar lo que se tiene en las universidades en cuanto a capacidades artísticas, científicas y tecnológicas para brindar respuestas a las necesidades locales. Por último, la posibilidad de generar trabajo en red entre grupos de investigación de la Javeriana y entre otras universidades. Sobre este último punto se destaca nuestra universidad, ya que fomentamos el trabajo interdisciplinario y multidisciplinario al presentar a profesores de diferentes áreas del saber en una misma reunión con empresarios para dar una solución integral. Creo fundamental trabajar de manera colaborativa y considerar que todos tenemos que sumar. Si tenemos un proyecto donde a mí me falta una capacidad que tiene la otra universidad, hay que tener la flexibilidad de vincularla y hacer proyectos colaborativos.

PJ: ¿Las ruedas de innovación son un espacio para abrir puertas?
FA: El trabajo fuerte viene después de estos encuentros. Los diálogos en las ruedas entre profesores y empresarios son una posibilidad para que se conozcan mutuamente e identificar posibilidades de resolver necesidades. Luego, comienza la Dirección de Innovación a apoyar a los profesores en el proceso de interlocución, de generación de confianza y respaldo al empresario, enviando el mensaje de que hay una unidad al interior de la Universidad para estructurar un proyecto, negociar cuidando el manejo de propiedad intelectual y buscando beneficios y relaciones de suma cero.

OIS 2017-1
Profesores javerianos en charla uno a uno durante el Open Innovation Summit 2017. / Foto: Carolina Gómez

PJ: ¿Cuáles son las diferencias entre el ecosistema de innovación nacional y el de otros países? ¿Qué tenemos para aprender en esta relación Universidad-Empresa?
FA: Obviamente las diferencias son abismales. No podemos hacer una comparación frente a países como Estados Unidos o, por ejemplo, la Universidad de Utah, con la que tenemos constante diálogo, que está inserta en un ecosistema de innovación regional muy dinámico y activo. En esa experiencia lo que se evidencia es el rol que puede jugar una universidad para dinamizar este tipo de ecosistemas. La Universidad de Utah hace varios años empezó a construir su ecosistema de innovación con la participación de inversionistas y filántropos que pusieron recursos para refinarlo. Ese tipo de articulación es el que debemos aprender acá, unirnos entre diferentes actores para jalonar nuestro ecosistema. En Colombia existe un caldo de cultivo interesante de tecnologías y soluciones innovadoras, lo que nos falta es hacernos visibles y que los empresarios reconozcan nuestras capacidades.

PJ: ¿Y el Estado cómo participa en esta dinámica del ecosistema de innovación?
FA: Creo que ha habido buenas intenciones, pero hace falta la visión a largo plazo. Me explico mejor: si hablamos de procesos de innovación desde la academia, hay que tener en cuenta que no significa que la investigación se hace en un año y queda lista para llevar un producto al mercado. La innovación requiere procesos investigativos de calidad, rigurosos y dispendiosos que implican una financiación importante desde sus primeras exploraciones. En este punto estamos fallando porque no hay recursos para fortalecer la investigación básica, y allí está la génesis de la tecnología de punta y la innovación real. Si yo produzco un desarrollo tecnológico y no tengo capacidad para mejorarlo con procesos de investigación, difícilmente seguiré aportándole al mercado mejoras para que ese producto sea más competitivo. Colciencias ha creado convocatorias para proseguir en esos procesos de avance tecnológico, desafortunadamente no ha habido continuidad en estas oportunidades de financiación. En algún momento fuimos beneficiados con una de esas convocatorias y nos sirvió bastante para madurar unas tecnologías que sabemos que, el año entrante, estarán en un nivel adecuado para ser aceptadas por una empresa o el mercado.

 “La innovación requiere procesos investigativos de calidad, rigurosos y dispendiosos que implican una financiación importante desde sus primeras exploraciones”.

PJ: Entonces, ¿falta tener una perspectiva de largo aliento?
FA: Estas son actividades de muy largo plazo. Un proceso de investigación, dependiendo la tecnología, puede demorar de dos a diez años y su proceso de trasferencia puede ser igualmente largo. Ahí es donde necesitamos herramientas e instrumentos de financiación que apoyen a los grupos de investigación para lograr ese match entre ciencia y el mercado.

PJ: ¿La innovación tiene sintonía con el posconflicto colombiano? ¿Tiene algo para aportar en este proceso de transición?
FA: Es muy importante porque hay que hacer una claridad: la innovación no son equipos, no son máquinas ni aplica solamente a empresas para hacerlas más competitivas. La innovación impacta en el día a día de cualquier organización, en la forma de hacer las cosas para convertirlas en más efectivas. Entonces, si hablamos de innovación y posconflicto, su rol es muy importante ya que aporta la creatividad y la posibilidad de tener una perspectiva diferente. Si nos basamos en nuestro conocimiento, será mejor moldeada la forma en que brindaremos soluciones para generar nuevos tipos de empresa y alternativas para trabajar con comunidades. Sin duda, esto ayudará al proceso de perdón, paz y reconciliación. Será necesaria una serie de metodologías, de procesos y de formatos que hagan que este tránsito hacia la paz sea mucho más efectivo y eficiente. Hay muchos retos que nos atañen en este momento y donde el conocimiento de las ciencias sociales, aplicados con administración y con tecnología –llámese ingeniería, ciencias u otras áreas del saber–, tiene que trabajar mancomunadamente para dar solución y respuestas a diferentes retos que nos genera este proceso de construcción de paz en el país.

Roberto Kolter: la estética y la poesía para comunicar la ciencia

Roberto Kolter: la estética y la poesía para comunicar la ciencia

Desde siempre, al microbiólogo Roberto Kolter le ha interesado no solo publicar para sus colegas, sino contar las historias de la ciencia a diferentes públicos. Quiere emocionarlos y generarles “más y más curiosidad”, como él mismo lo expresa.

Este profesor titular de microbiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, que estará dictando este viernes una conferencia en el marco del XIV Congreso La Investigación en la Pontificia Universidad Javeriana, asegura que el momento por el que atraviesa el país –el posconflicto– es una oportunidad magnífica para promover la comunicación de la ciencia.

“Lo esencial en la construcción de nación es la educación a todos los niveles y, dentro de esa educación, está la comunicación de la ciencia hacia todas las edades”, dijo a Pesquisa Javeriana. “Realmente es una gran oportunidad utilizar la reconstrucción como plataforma para educar a todo mundo”.

Puede inscribirse aquí para asistir a esta conferencia.

Francisco de Roux: la ruta para construir una nueva Colombia

Francisco de Roux: la ruta para construir una nueva Colombia

La paz y una nueva Colombia. Esos son los dos temas que hoy en día obsesionan al padre Francisco de Roux, jesuita, licenciado en Filosofía y Letras de la Pontificia Universidad Javeriana, doctor en economía y uno de los hombres que ha contribuido con su trabajo y su visión a construir la paz en Colombia: primero, desde la dirección del Cinep; luego, junto a los pobladores del Magdalena Medio, y recientemente, con los excombatientes de un lado y de otro, siempre buscando proyectos que conlleven a la reconciliación. Esa trayectoria le hizo merecedor del Premio Nacional de Paz en 2001.

Este miércoles, durante el XIV Congreso La Investigación en la Pontificia Universidad Javeriana, el padre De Roux será uno de los conferencistas principales. Su charla se centrará no solo en el papel que la Academia debe asumir en la nueva etapa de posconflicto, sino en las acciones que la población civil debe emprender para construir una nación sin odios ni temores.

“Es muy importante que encontremos, a través de la universidad, la posibilidad de escapar de las peleas y encontrarnos con el ser humano colombiano, más allá de esas posiciones interpretativas que nos dividieron”, propone el religioso, quien asegura que esa nueva sociedad debe construirse desde el plano democrático, ético y económico.

Su conferencia tendrá lugar el próximo miércoles, 13 de septiembre, a las 8:00 a.m. en el auditorio Alfonso Quintana S.J. del Edificio Jorge Hoyos S.J. (número 20 del campus universitario).

Aquí puede inscribirse para participar en el Congreso.

No hay enemigo pequeño: avances contra ‘Helicobacter pylori’

No hay enemigo pequeño: avances contra ‘Helicobacter pylori’

Si usted es colombiano, es muy probable que esté infectado con Helicobacter pylori, una bacteria capaz de vivir en ambientes extremos, responsable de algunos tipos de cáncer gástrico y que se aloja en el estómago del 80% de la población del país.

Durante mucho tiempo, este organismo, que también causa gastritis y úlceras pépticas, ha sido tratado a través de una combinación de antibióticos que no resulta efectiva, en parte porque la bacteria se las ha ingeniado para combatirlos y ser resistente a ellos.

Sin embargo, desde hace más de diez años la investigadora Alba Alicia Trespalacios, del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Ciencias de la Universidad Javeriana, y el gastroenterólogo William Otero, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, han venido trabajando para comprender las características de la bacteria y del paciente y así erradicar adecuadamente la infección a través de terapias personalizadas.

A propósito de la transferencia de este conocimiento al Hospital Universitario San Ignacio, donde empezará a beneficiar a miles de ciudadanos, Pesquisa Javeriana habló con la bacterióloga Trespalacios sobre los resultados de su trabajo, su trascendencia social y los nuevos retos que enfrenta la investigación de esta bacteria.

Pesquisa Javeriana: ¿Cuál ha sido el principal problema para erradicar la infección causada por Helicobacter pylori?
Alba Alicia Trespalacios: El problema está en el tratamiento, porque en el país no ha existido un consenso claro y hace diez años no teníamos un estado del arte que indicara cuál era la resistencia de esta bacteria a los diferentes antibióticos. Eso me motivó a investigar sobre la resistencia antibiótica y el tratamiento.

PJ: ¿Qué tipo de bacteria es esta?
AAT: Helicobacter pylori es un ser unicelular y autónomo que tiene la capacidad de multiplicarse. Desde el punto de vista de su estructura, es un organismo simple, con un solo cromosoma: un ADN circular y nada más. Es una de las bacterias que mejor se adapta al ser humano; de hecho, convive con nuestra especie desde que aparecimos en la Tierra. Los primeros hallazgos de este organismo —en contenidos gástricos— datan de hace 58.000 años. Incluso ha servido para verificar los procesos migratorios de las poblaciones desde África, Europa y Asia hasta atravesar el estrecho de Bering y llegar a América.

PJ: Siendo el estómago un medio tan ácido, ¿cómo logra la bacteria vivir allí?
AAT: Una vez llega a la mucosa estomacal, produce una enzima que se llama ureasa, capaz de convertir la urea en amoniaco, agua y CO2, que neutraliza el ambiente del estómago y permite la supervivencia de la bacteria.

A pesar de ser un organismo simple, esta bacteria puede causar la muerte.
A pesar de ser un organismo simple, esta bacteria puede causar la muerte.

PJ: ¿En qué consisten las pruebas que se están implementando en el Hospital Universitario San Ignacio?
AAT: Son pruebas que permiten determinar los perfiles de resistencia de la bacteria a los antibióticos y determinar en el paciente características genéticas de las enzimas responsables de metabolizar los medicamentos utilizados en su erradicación. Con esta información, el gastroenterólogo puede seleccionar los antibióticos y las mejores dosis de omeprazol para el tratar al paciente.

PJ: Uno de los aspectos más novedosos de la terapia personalizada es justamente entender cómo cada persona “degrada” los medicamentos. ¿Por qué esto es clave?
ATT: El tratamiento implica dos o tres antibióticos y un inhibidor de bomba de protones, conocido como omeprazol, que permite que el estómago tenga un ambiente neutro, favorable a los antibióticos. Si la enzima que degrada al omeprazol actúa rápido, los antibióticos no pueden cumplir su función. Así que para que el tratamiento sea efectivo es necesario ajustar la dosis de omeprazol de acuerdo con las características de las enzimas de cada paciente.

PJ: Si el 80% de colombianos está infectado con Helicobacter pylori, ¿por qué solo el 2% desarrolla cáncer
AAT: Por lo menos el 95% de los adenocarcinomas gástricos (CG) son secundarios a la infección por Helicobacter pylori. Por ello, la Organización Mundial de la Salud ha ratificado a la bacteria como carcinógeno tipo I. La infección ocurre en la infancia y produce una gastritis crónica que con los años puede ir avanzado y generando daño importante en la mucosa del estómago. Esta gastritis, sumada a otros factores como la alta ingesta de sal y el bajo consumo de verduras y frutas, factores ambientales y la genética del individuo, puede desencadenar adenocarcinoma gástrico generalmente después de los 50 años.

PJ: ¿Por qué es la principal causa de muerte por esta enfermedad en el país?
AAT: La mortalidad por esta patología es alta dado que se diagnostica tardíamente, en especial porque en el país no existen estrategias para la detección temprana de este tipo de cáncer. En Bogotá es la primera causa de muerte. El cáncer gástrico avanzado tiene un tiempo de sobrevida de aproximadamente 5 años.

PJ: ¿Es posible prevenir el cáncer por Helicobacter pylori?
AAT: Eliminar a tiempo la infección por la bacteria es una de las principales medidas para prevenir la aparición de adenocarcinoma gástrico. Así podremos cambiar con el tiempo esta terrible estadística.

El Helicobacter pylori produce gastritis crónica e incluso cáncer gástrico.

PJ: ¿Qué cambios necesita implementar nuestro sistema de salud para lograrlo?
AAT: Se requieren pruebas para establecer los perfiles de susceptibilidad de la bacteria a los antibióticos. Tenemos las técnicas estandarizadas, todo está listo para ser implementado en el sistema; lo que se necesita ahora es voluntad gubernamental para que los hospitales tengan los recursos y lo puedan hacer. Como sociedad debemos sopesar que, en efecto, cuestan más las muertes por cáncer que prevenir la infección a través de un diagnóstico y un tratamiento apropiados.

PJ: ¿En este momento cuáles son los retos investigativos con respecto a Helicobacter pylori?
AAT: Con el Grupo de Fitoquímica de la Facultad de Ciencias estamos enfocados ahora en buscar nuevas estrategias de tratamiento diferentes a los antibióticos. También estamos buscando el “punto de no retorno”: cuando Helicobacter pylori genera cambios en el ADN de la persona, de manera que llega un punto en que el daño le lleva a desarrollar cáncer de manera irreversible, aún erradicando la infección. Estamos determinando cuál es ese punto de no retorno para definir los momentos en los que es recomendado erradicar la infección, para así garantizar la recuperación del daño en la mucosa, detener el proceso y prevenir el desarrollo de cáncer. Aún no puedo poner mi cabeza sobre la almohada y sentir tranquilidad porque a un paciente se le erradicó la infección… yo no sé si ya tiene daños que lo puedan llevar a generar cáncer. Esos son nuestros principales retos ahora.

Investigaciones científicas han encontrado Helicobacter pylori en restos humanos de hace 58.000 años.
Investigaciones científicas han encontrado ‘Helicobacter pylori’ en restos humanos de hace 58.000 años.
Barbara Golsdtein y los avatares de las mujeres científicas

Barbara Golsdtein y los avatares de las mujeres científicas

“La situación de la mujer científica es hoy mucho mejor que hace varias décadas”, dice Barbara Goldstein, matemática estadounidense y directora asociada del Laboratorio de Medición Física del Instituto de Normas y Tecnología de Estados Unidos (NIST), encargado de medir con exactitud tiempo y frecuencia, temperatura y humedad, presión, vacío, radiación óptica, acústica y electromagnética. Su laboratorio es el líder en medidas a nivel mundial; de allí han salido cuatro premios Nobel.  

Invitada por las cátedras Sesquicentenario y Huellas que inspiran, ofrecidas por la Universidad Nacional de Colombia, Goldstein habló de los avatares de la mujer que se dedica a la ciencia y, haciendo un poco de historia, describió algunos de los retos que debieron superar algunas físicas y matemáticas del siglo XX, mujeres que la inspiraron y a cuyo recuerdo recurre constantemente.

En su diálogo con Pesquisa Javeriana explicó algunos de los factores que experimentaron esas mujeres que se han destacado en la ciencia. Goldstein identifica como los grandes valores de la mujer en ciencia la perseverancia, la integridad, la honestidad, la excelencia y la inclusividad ser capaz de crear un ambiente donde todos tengan cabida.


Para saber más:

La marca del conflicto en la salud mental de los colombianos

La marca del conflicto en la salud mental de los colombianos

Poco se habla de cómo tratar el impacto psicológico de la violencia en Colombia, aspecto clave en un escenario de posconflicto. La Pontificia Universidad Javeriana lleva varios años explorando las consecuencias de esta historia sangrienta y sus posibles soluciones, razón por la cual el grupo de investigadores que coordinó la Encuesta Nacional de Salud Mental 2015 (ENSM) propuso que entre los énfasis de esta cuarta versión se incluyeran el conflicto y otro tipo de violencias.

Carlos Gómez-Restrepo, médico psiquiatra, psicoanalista, psiquiatra de enlace y epidemiólogo clínico de la Universidad Javeriana, fue quien lideró el equipo de expertos en el que también participaron funcionarios del Mini
2000
sterio de Salud y Protección Social y Colciencias. Para PESQUISA, el doctor Gómez-Restrepo analizó algunos de los resultados de este nuevo componente, que incluyó además la población infantil.

Pesquisa: ¿Cómo ha afectado psicológicamente la violencia a los colombianos?

Carlos Gómez-Restrepo: Los tipos de violencias —autoinflingida, interpersonal y colectiva— repercuten en las personas y su cultura. Hay desconfianza, dificultades con la empatía, con manifestaciones afectivas, en el reconocimiento del otro y con las emociones, que es necesario intervenir. Entre los problemas que suscita la violencia están rasgos de tipo depresivo, ansioso, dificultades con el sueño, de personalidad, consumo de alcohol y sustancias ilícitas. Muchas alteraciones mentales medidas se asocian con estrés postraumático, trastornos afectivos, ansiosos y abuso de sustancias psicoactivas. Es la primera vez que la encuesta profundiza en las repercusiones en la salud mental de los niños.

P: Justamente la encuesta encontró comportamientos violentos en niños y niñas entre 7 y 11 años…

CGR: Los resultados muestran un panorama que nos debe hacer pensar como sociedad. A nivel global, un tercio de los hogares son disfuncionales, existe una gran asociación entre enfermedades físicas y mentales, del 10 al 20% de las personas dice no tener ayuda de alguien cuando tiene problemas. Hay resultados que pueden sugerir grandes dificultades con el reconocimiento de sentimientos como la tristeza y el miedo, lo que hace factibles problemas de empatía y capacidad para ponernos en el lugar del otro, tan relevantes en un proceso de paz y posconflicto. Entre los niños de 7 a 11 años, el 45% tiene por lo menos un problema psicológico que ameritaría atención profesional, alrededor del 15% puede tener problemas de aprendizaje. Los trastornos mentales medidos son del 5% y el más frecuente es el déficit de atención. Además, el consumo de sustancias ilícitas se inicia a edades tempranas.

P: ¿Cómo evitar que sean los violentos del futuro?

CGR: Hay que enseñarles a responder de otra forma a los conflictos, a ser más tolerantes, a expresar sus emociones de forma constructiva; promover el dibujo, el juego y las actividades lúdicas colectivas; educarlos para que sean colaboradores, perdonen y se reconcilien con los demás. Evitar educar para la defensa, dar ejemplo de vida, convivencia, honradez e interés por los otros.

P:¿Qué dicen los resultados en adolescentes y adultos?

CGR: Alrededor del 12% de adolescentes presenta posibles problemas de salud mental, 5% consume alcohol en exceso, 9% puede tener dificultades con la alimentación y un 4% presentó trastornos mentales depresivos o de ansiedad en los últimos 12 meses. En adultos, el consumo y abuso de alcohol está entre 10% y 20% según la edad; un 12% tiene problemas de salud mental; un 5% presentó trastornos mentales depresivos y ansiosos en los últimos 12 meses, sin contar con el 3% de posibles síntomas de estrés postraumático y de 5% a 8% de posibles alteraciones de personalidad. Estas son algunas de las cifras más relevantes y llevan a pensar en la necesidad de concebir la salud mental como una de los aspectos más importantes de salud en Colombia.

P: El desplazamiento forzado es el tipo de violencia que más dicen experimentar los colombianos, ¿qué consecuencias psicológicas trae?

CGR: El 11% de niños entre 7 y 11 años ha sido desplazado por el conflicto armado o la inseguridad, al igual que el 18% de adolescentes de 12 a 17 años, el 19% de personas entre 18 y 44 años, y el 16% de mayores de 45. Por el tipo de estudio no podemos asegurar que las manifestaciones en lo mental sean totalmente derivadas de esto. Sí podemos decir que hay repercusiones en la tolerancia y la aceptación de la violencia como medio para solucionar problemas.

“ enseñarles a responder de otra forma a los conflictos, a ser más tolerantes, a expresar sus emociones de forma constructiva; promover el dibujo, el juego y las actividades lúdicas colectivas; educarlos para que sean colaboradores, perdonen y se reconcilien con los demás. Evitar educar para la defensa, dar ejemplo de vida, convivencia, honradez e interés por los otros”.

P: ¿Qué consecuencias trae la falta de atención en salud mental?

CGR: Los traumas repetidos, como se evidencian en Colombia, disminuyen el bienestar de la persona y del medio en que se desenvuelve. Recordemos que la salud es un ‘completo’ bienestar físico, mental y social, esferas en las que ha repercutido el conflicto.

P: ¿Colombia tiene los recursos económicos y humanos para atender a la población afectada psicológicamente por el conflicto?

CGR: No podemos echar por la borda los recursos que existen, estos siempre son limitados y con ellos hay que beneficiar a la mayoría de afectados. En la Facultad de Medicina se han implementado cursos y diplomados en atención psicosocial dirigidos a profesionales y promotores de salud y orientadores escolares que pueden ser de gran utilidad. En las sedes de Bogotá y Cali, y en otras dependencias de la comunidad jesuita, hay experiencias exitosas en reconstrucción del tejido social y en entrenamiento a personal de salud y educación en estrategias de intervención individual, familiar y comunitaria, y en liderar procesos exitosos en estas áreas.

Hay que redistribuir médicos psiquiatras en el país. Muchos profesionales de la salud, entre ellos médicos, enfermeras y psicólogos generales, requieren mayor preparación para actuar más eficazmente en lo psicosocial. Necesitamos proveer material actualizado y basado en la mejor evidencia que mejore competencias a un costo accesible.

PFinalmente, ¿qué plan de atención recomienda para las grandes ciudades, receptoras de buena cantidad de desplazados?

CGR: Lo ideal sería poder retornar a las tierras y condiciones de bienestar anteriores al conflicto. Acompañar en este proceso para que reconstituyan su hogar, familias, comunidades, actividades laborales y económicas es fundamental para una rehabilitación real y para el mantenimiento de la paz. En muchos casos, las personas pueden no querer regresar por diversos motivos, por lo que se hace necesario acompañarlos en este mismo proceso en las ciudades donde se han establecido y crear las condiciones para que tengan una vida autosostenible y digna. Habrá casos que requieran intervenciones psicoterapéuticas. Como es claro, es un proceso que rebasa, pero no excluye, las medidas psicosociales.

Continue reading

Calidad y pertinencia, derroteros de la investigación en la Javeriana

Calidad y pertinencia, derroteros de la investigación en la Javeriana

Uno de los temas trascendentales que tiene en la agenda el nuevo Rector de la Pontificia Universidad Javeriana, el padre Joaquín Sánchez, S.J., es el de la investigación. Desde el pasado mes de octubre, cuando reemplazó en el cargo al padre Gerardo Remolina, S.J., tiene claro que los rieles sobre los cuales se deben mover las actividades de investigación en la Universidad son calidad y pertinencia.

En este momento la Javeriana cuenta con 177 grupos avalados por Colciencias, 41 de ellos en la categoría A. Durante el año 2007 estuvieron en ejecución cerca de 380 actividades de investigación, que incluyen jóvenes investigadores, publicaciones científicas y proyectos de investigación.

Pesquisa ha querido conversar con él para profundizar en estos temas, así como en los proyectos y retos que tiene el componente de investigación para los próximos diez años, en desarrollo del proceso de Planeación Universitaria 2007-2016.

PESQUISA:
¿Cuál es el norte que le piensa dar a la investigación en los próximos años?

P. JOAQUÍN SÁNCHEZ, S.J.:
Como Rector tengo la obligación de acompañar e impulsar los procesos que ha venido desarrollando la Universidad en el campo de la investigación. Durante los últimos años es indudable el compromiso de la Javeriana con esta actividad y por tanto considero que mi deber es continuar el esfuerzo que viene haciendo nuestra Universidad.

Considero que el “norte” está fundamentado en dos reflexiones. La primera se refiere a una investigación asociada más a la calidad, que a la cantidad de proyectos, y la segunda, a que debemos propender por investigaciones caracterizadas por su pertinencia y que den resultados en beneficio del conocimiento y la sociedad.

Necesitamos una gestión en investigación que difunda los resultados en revistas científicas, libros y textos, que logre presencia nacional e internacional y se haga presente en los foros académicos dentro y fuera del país.

>PESQUISA:
¿Cree que se deben priorizar las áreas de investigación financiadas por la Universidad?

P. JOAQUÍN SÁNCHEZ, S.J.:
Debemos llegar a la conclusión de que es necesario e importante trabajar en la priorización de la investigación en cada una de las unidades de la Universidad. Los criterios de calidad científica y pertinencia disciplinaria y social ayudarán a la Universidad a determinar las áreas prioritarias de investigación.

PESQUISA:
¿Cuáles deben ser las condiciones de los proyectos de investigación para que tengan visibilidad e incidencia en el contexto nacional?

P. JOAQUÍN SÁNCHEZ, S.J.:
Cuanto más exigentes seamos en la calidad de nuestros productos de investigación, cuanto más rigurosos y científicos seamos en este trabajo, los resultados consecuentemente van a ser mejor aceptados para su difusión. Esto significa que podrán ser comparados y comparables con otras investigaciones de calidad, serán tema de debates nacionales e internacionales y servirán de alimento para las redes de investigación científica de muchas universidades del mundo.

PESQUISA:
¿Cuál es el papel de la investigación y cuál debe ser su aporte en la conformación y razón de ser de la Universidad?

P. JOAQUÍN SÁNCHEZ, S.J.:
Recuerdo una frase de José de Recasens, un viejo amigo mío arquitecto y comunicador, que decía: “La universidad es universidad porque investiga”.
Yo creo que no deberíamos hablar de aporte, estoy convencido de que la esencia de la Universidad es la investigación y que hoy no necesita “convertirse” porque ya lo es. El aproximarse al saber es investigar. Todo conocimiento nuevo surge a partir de los procesos, de las inquietudes, de la curiosidad del investigador y, en no pocas ocasiones, de quienes interactúan con nosotros en el aula de clase y en los laboratorios.
En su discurso no pronunciado, el Papa Benedicto XVI se pregunta ¿qué es la universidad?, ¿cuál es su tarea? Y afirma: “Creo que se puede decir que el verdadero e íntimo origen de la universidad está en el afán de
1ff8
conocimiento, que es propio del hombre. Quiere saber qué es todo lo que le rodea. Quiere la verdad.”
En este sentido, debo afirmar que investigación es de la esencia misma de la Universidad.

PESQUISA:
¿Cuál es su posición sobre la incorporación de más doctores a la Javeriana para fortalecer la investigación?

P. JOAQUÍN SÁNCHEZ, S.J.:
Creo que es fundamental la formación del profesorado para consolidar las comunidades científicas en nuestra Universidad. Los indicadores en los ámbitos nacional e internacional determinan esta característica en las instituciones de educación superior que pretendan tener una alta calidad.

Contar con un cuadro de profesores doctorados, comprometidos con proyectos y grupos de investigación que trabajen en las fronteras del conocimiento, que busquen genuinamente la solución a problemas disciplinares, sociales y humanos es capital fundamental de la Universidad; este ha sido el compromiso de la Javeriana desde hace varios años, sólo hay que ver los indicadores existentes sobre este tema en la Vicerrectoría Académica y en la Secretaria de Planeación.

La Javeriana avanza cada vez más en la creación de nuevos programas de doctorado, de formación profesoral y de investigación. Así se constituyen los pilares para la realización con calidad de nuestro proyecto educativo.

PESQUISA:
¿Cuáles son los retos y problemas que la Universidad debe superar para asegurar los recursos que permitan financiar e impulsar la investigación?

P. JOAQUÍN SÁNCHEZ, S.J.:
No debemos olvidar que la acción de la Rectoría se enmarca en la planeación en la que han participado diversos estamentos de la comunidad educativa javeriana. Al ser la investigación una actividad sustantiva de la Universidad, se encuentra en el presupuesto de cada unidad académica y cuenta con los recursos importantes que anualmente se destinan para esta.

La competencia para la obtención de recursos externos es cada día mayor, de tal manera que muchas universidades que han alcanzado altos niveles de calidad están demandando recursos para la investigación a través de COLCIENCIAS. Por esta razón, nuestros proyectos que se presenten para ser financiados deben alcanzar unos altos niveles de calidad para concursar por estos y otros eventuales nichos de financiación.


Descargar artículo