Situación del rotavirus en Colombia

Situación del rotavirus en Colombia

Por: Carolina Navarro // Fotografía:

Estudios colombianos contribuyen con conocimiento sobre la situación del rotavirus en nuestro país y permiten soportar las medidas que hay que tomar para enfrentar este problema de salud pública

El  rotavirus es la causa más común de diarrea severa en niños de todo el mundo. Por eso, la Organización Mundial de la Salud recomienda la aplicación universal de la vacuna como parte de los programas infantiles de inmunización.

Según Diana Carolina Cáceres, investigadora del Instituto Nacional de Salud hasta el año 2005, “las vacunas contra rotavirus disponibles en la actualidad seguramente serán efectivas en Colombia, dado que los serotipos para los que protegen también circulan en el país”.  Venezuela, Brasil, México y Panamá ya incluyeron la vacuna contra el rotavirus en el esquema nacional de vacunación. ¿Cuál es la situación en Colombia?

En 2000 y 2001, la investigadora llevó a cabo un estudio exploratorio sobre EDA (enfermedad diarreica aguda) con 290 niños en la Clínica Infantil Colsubsidio de Bogotá. Se encontraron factores de riesgo asociados a la deshidratación como: bajo peso al nacer, hacinamiento, lactancia materna menor a tres meses, el hábito de guardar los alimentos y dárselos posteriormente al niño, y el mal hábito de las madres y cuidadores de no lavarse las manos después de ir al baño. Además, se observó que la detección de rotavirus en las heces significa que el niño tiene 3,5 más probabilidades de deshidratarse.

Con el objetivo de estimar la carga de la enfermedad por rotavirus, entre 2003 y 2004, esta misma investigadora lideró un estudio en tres centros asistenciales de Bogotá, Barranquilla y Cali en el que participaron 893 niños menores de 5 años hospitalizados por diarrea con deshidratación. Se encontró que la infección por rotavirus motivó un 50% de las hospitalizaciones, la mayoría de niños entre 6 y 23 meses de edad. Además, el riesgo de intolerancia oral y la presencia de vómito persistente fueron mayores en los niños en quienes se detectó el virus.

Este trabajo también llama la atención sobre la importancia de programas de promoción y prevención de alto impacto para controlar los factores de riesgo asociados a la diarrea. En el estudio se observó que solo un poco más de la mitad de las madres utilizaron la solución de rehidratación oral, a pesar de los esfuerzos y recursos invertidos por el gobierno para fomentar su uso. “En estas circunstancias, la vacunación contra el rotavirus puede ser una de las intervenciones más eficaces para disminuir la sobrecarga de los servicios de salud y la morbilidad por diarrea”,  afirma la investigadora.

Además aclara que en caso de que la vacuna se incluya en el esquema nacional de inmunizaciones o se utilice en la práctica médica privada, es necesario continuar la vigilancia del rotavirus. “Los estudios de costo efectividad de la vacuna contra el rotavirus servirán para que el gobierno tome decisiones basadas en datos científicos e invierta los recursos disponibles para la atención de los menores de cinco años, según las necesidades de la población”.

Según la doctora Gloria Rey, Coordinadora del Grupo de Virología del Instituto Nacional de Salud, el país aún no tiene los recursos para garantizar la sostenibilidad de la vacuna en el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI). Sin embargo, se llevarán a cabo estudios centinela en varias ciudades del país con el fin de estimar la carga de la enfermedad por rotavirus y así poder recomendar la inclusión de la vacuna en el PAI a mediano plazo. La doctora Rey recomienda por ahora la aplicación de la vacuna, que ya se encuentra disponible en Colombia en algunos consultorios privados.

Para descifrar el virus de la diarrea

El rotavirus se transmite por contacto con las heces y afecta el tracto gastrointestinal. Su período de incubación es de aproximadamente dos días. La enfermedad por rotavirus está caracterizada por vómito y diarrea acuosa entre 3 y 8 días, a menudo acompañados de fiebre, dolor abdominal y deshidratación. En casos extremos puede ocasionar la muerte.

A diferencia de otros patógenos, el rotavirus presenta un reto para el conocimiento científico y para el desarrollo de las vacunas, debido a que su inmunidad es incompleta. Esto quiere decir que una vez se ha tenido la enfermedad, el organismo puede volver a infectarse, aunque con efectos menos graves, porque no desarrolla defensas suficientes para combatirla cuando se presenta nuevamente.

Por lo tanto, una buena vacuna disminuirá dramáticamente o hará desaparecer la diarrea severa en los niños, evitando su deshidratación y, por ende, su muerte, mas no contribuirá a erradicar la infección.

Antes se pensaba que este patógeno se desarrollaba y ejercía su acción en el intestino. Hoy en día, se sabe que actúa también en forma sistémica, es decir,  que su acción se extiende a otras partes del organismo, lo cual a su vez hace más compleja la investigación para entender las maneras como este virus incide en la respuesta inmune en los humanos.


Descargar Artículo

One thought on “Situación del rotavirus en Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *