16 dudas sobre la vacunaci贸n contra covid-19 resueltas por expertos

16 dudas sobre la vacunaci贸n contra covid-19 resueltas por expertos

A pesar de que las vacunas contra la covid-19 est谩n circulando cada vez con mayor rapidez por todo el territorio nacional, su ritmo es a paso de tortuga frente a la fluidez de la desinformaci贸n.

Los colombianos reciben diariamente en sus celulares videos, im谩genes y noticias falsas sobre los riesgos de la vacuna si se padecen ciertas enfermedades, acerca de su impacto negativo en el organismo o su falta de efectividad.

Hablan los expertos

Recientemente Pesquisa Javeriana聽y El Tiempo, a trav茅s de sus cuentas de Twitter, llevaron a cabo la tuiterat贸n #SinMitos en la que los ciudadanos plantearon preguntas sobre la covid-19 y la vacunaci贸n para que fueran resueltas de manera confiable y rigurosa por expertos.

En este ejercicio profesores, investigadores y especialistas de la Pontificia Universidad Javeriana de la sede Bogot谩 y su seccional de Cali respondieron 16 dudas y desmintieron algunas de las informaciones y mitos que surgen a diario sobre estos temas.

Siga a continuaci贸n cada una de las respuestas para que desmitifique ideas err贸neas o confusas y pueda explicarle a su familia y amigos cuando la desinformaci贸n quiera ganar la batalla.

Sandra Valderrama, jefe de la Unidad de Infectolog铆a del Hospital Universitario San Ignacio y directora de la especializaci贸n en Infectolog铆a de la Pontificia Universidad Javeriana; Christian Pallares Guti茅rrez, m茅dico con maestr铆a en Epidemiolog铆a y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana de la Seccional Cali, explican cada inquietud.

  • 驴Se sabe cu谩l es la poblaci贸n que tiene m谩s probabilidad de sufrir trombosis por la vacuna de AstraZeneca?, 驴cu谩ntas dosis de AstraZeneca se han aplicado en el mundo y cu谩ntos casos de trombosis se han identificado?

  • 驴Cu谩nto tiempo dura el efecto de la vacuna en mi organismo despu茅s de aplicarme la segunda dosis?

  • 驴Despu茅s de cu谩nto tiempo de haberme vacunado puedo tomar alcohol?

  • 驴Se pueden combinar vacunas de diferentes proveedores para completar el esquema?

  • Si me dio covid-19, 驴solo debo aplicarme una dosis de Pfizer?

  • 驴Una persona que ya inici贸 sus quimioterapias deber铆a vacunarse?

  • 驴Por qu茅 las personas que han tenido transfusiones de sangre deben esperar para vacunarse?

  • 驴Puedo estar tomando antibi贸ticos al momento de la aplicaci贸n de la vacuna?

  • 驴Cu谩l es la vacuna m谩s efectiva para personas inmunosuprimidas?

  • 驴Qu茅 efectos puede tener la vacunaci贸n para personas que padecen s铆ndromes mieloproliferativos?

  • Algunas personas no se est谩n vacunando, dicen que van a esperar la inmunidad de reba帽o. El ministro de Salud, Fernando Ruiz, mencion贸 que es probable que la covid-19 pase a ser una enfermedad end茅mica, 驴Vamos a lograr la inmunidad de reba帽o y cu谩les son sus implicaciones en la vacunaci贸n?

  • 驴Cu谩les son los riesgos de la vacuna de J&J para mujeres menores de 50 a帽os? Si es tal vez la 煤nica opci贸n de vacunaci贸n en el pr贸ximo a帽o para una mujer saludable de 30 a帽os, 驴lo recomendar铆an?

  • 驴Cu谩nto tiempo se debe esperar para recibir la vacuna despu茅s de haber tenido covid-19?

  • 驴Existe una prueba o test de inmunidad posvacuna contra covid-19 que indique que la persona respondi贸 con 茅xito a la vacuna? 驴Algo as铆 como la prueba anti hepatitis B?

  • 驴Puedo aplicarme la vacuna Sinovac y la Pfizer para tener mayor inmunidad?

  • 驴La tasa de letalidad de la covid-19 es inferior a la de la gripa? Si es as铆, 驴por qu茅 es importante vacunarse?

Pesquisa Javeriana viene cubriendo los temas de salud con relaci贸n a la covid-19 desde el a帽o 2020. En esos art铆culos se responden m谩s preguntas sobre esta enfermedad. Consulte en este enlace las posibles respuestas a sus inquietudes: https://www.javeriana.edu.co/pesquisa/covid-19/

Igualmente, Pesquisa ha entrevistado a m谩s de 20 especialistas para aclarar en un solo minuto las preguntas que como ciudadano se tienen frente a la vacunaci贸n contra la COVID-19: https://www.javeriana.edu.co/pesquisa/vacunacion-covid-19/

As铆 es el nuevo laboratorio de la Javeriana para investigar virus

As铆 es el nuevo laboratorio de la Javeriana para investigar virus

En marzo de 2020, cuando la covid-19 fue declarada por la Organizaci贸n Mundial de la Salud como una pandemia, el mundo a煤n no estaba preparado para atender una emergencia sanitaria como la que ha vivido la humanidad desde entonces. La infraestructura m茅dica, pero sobre todo la de investigaci贸n, se quedaba corta mientras diariamente sub铆an las cifras de contagio.

R谩pidamente las potencias mundiales iniciaron la competencia por dar resultados cient铆ficos que permitieran entender el virus y buscar una vacuna. Los dem谩s pa铆ses, con reducidas capacidades t茅cnicas para la investigaci贸n en laboratorio, se centraron en generar estrategias para disminuir los contagios y fortalecer la atenci贸n m茅dica de los casos graves.

Con el fin de responder a esta necesidad, el Ministerio de Ciencia, Tecnolog铆a e Innovaci贸n de Colombia, a trav茅s del Fondo de Ciencia, Tecnolog铆a e Innovaci贸n del Sistema General de Regal铆as, lanz贸 una convocatoria para aumentar la capacidad en investigaci贸n mediante el mejoramiento de laboratorios especializados.

Una propuesta de la Universidad Javeriana

Las facultades de Ciencias y de Odontolog铆a de la Pontificia Universidad Javeriana propusieron un proyecto que buscaba demostrar el potencial zoon贸tico (es decir, la probabilidad de que una enfermedad se transmita de animales a humanos) del virus de la leucosis bovina, una enfermedad que afecta al ganado y se asocia con c谩ncer de seno en mujeres.

Este proyecto result贸 ganador de la convocatoria y poco m谩s de un a帽o despu茅s, la Javeriana ya cuenta con el primer laboratorio universitario comisionado bajo los est谩ndares de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos de nivel de seguridad 3 鈥 BSL3 (BioSafety Level), que permitir谩 hacer investigaci贸n en virus altamente infecciosos. Adem谩s, fue dise帽ado para monitorear y entender virus zoon贸ticos emergentes o reemergentes.

驴Qu茅 es un laboratorio BSL3?

Investigar microorganismos supone una serie de riesgos tanto para los investigadores como para el entorno, por lo que los lugares en donde se trabaja con este tipo de pat贸genos requieren de unas medidas de bioseguridad estrictas y espec铆ficas.

La Organizaci贸n Mundial de la Salud- y posteriormente los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos- clasificaron los laboratorios del 1 al 4 seg煤n el nivel de riesgo que representan los microorganismos que investigan.

Son de nivel uno los laboratorios que trabajan con pat贸genos para los cuales hay tratamiento, no llevan a la muerte y son de sencillo manejo. En el nivel dos est谩n aquellos que asumen un poco m谩s de riesgo, con microbios que pueden tener tratamiento y no son end茅micos de la zona. El nivel tres son para los que no hay tratamiento, son desconocidos, no hay vacunas y pueden llevar

a la muerte en ciertas ocasiones. El nivel cuatro corresponde a los m谩s peligrosos, que no tienen cura y presentan una tasa de mortalidad mayor al 60 %. La construcci贸n del nuevo laboratorio de la Javeriana ha sido acompa帽ada por la empresa World BioHazTec, que dise帽a y certifica este tipo de construcciones en diferentes pa铆ses del mundo.

鈥淓ste laboratorio es de investigaci贸n, pero tiene que ser de servicio para la comunidad鈥, dijo Mar铆a Fernanda Guti茅rrez, investigadora principal del proyecto, a Pesquisa Javeriana. 鈥淓st谩 abierto para que quien necesite un BSL-3 pueda presentar su proyecto para ser aprobado y logremos dar resultados no solo acad茅micos sino tambi茅n para la gente鈥.

Una novedad para el pa铆s

Es tan novedoso este tipo de laboratorios en el pa铆s que en materia regulatoria no hay directrices espec铆ficas. 鈥淓n Colombia no hay normativa que lo reglamente o lineamientos que digan cu谩les son sus caracter铆sticas鈥, dice Sebasti谩n Velandia, oficial de bioseguridad certificado e investigador del laboratorio. 鈥淟as normas colombianas son muy b谩sicas en materia de bioseguridad y siempre referencian o dirigen hacia una norma superior internacional鈥, agrega.

Por esto, la decisi贸n del equipo de trabajo fue adoptar las normativas exigidas en Estados Unidos para su construcci贸n y funcionamiento. Al igual que all铆, buscar谩n la certificaci贸n anual, que no solo garantiza el uso adecuado bajo estrictos protocolos de bioseguridad, sino que incluyen p贸lizas de seguro internacionales ante eventuales problemas que se presenten. Este proceso de certificaci贸n aplica a partir del primer a帽o de funcionamiento del laboratorio, una vez se haya recopilado suficiente informaci贸n para el ente certificador.

Los protocolos establecidos internacionalmente, adem谩s, indican que no cualquier investigador puede hacer uso de este tipo de laboratorios. Se necesita una capacitaci贸n especializada y un seguimiento y evaluaci贸n constante, pues los procesos que all铆 se llevan a cabo tienen riesgos importantes para la salud p煤blica.

鈥淣o queremos que salga nada que est茅 adentro porque es perjudicial. Quienes entran deben tener un entre 2000 namiento y un curso adecuado para evitar accidentes biol贸gicos鈥, explica Nelly Stella Roa Molina, directora del Centro de Investigaciones Odontol贸gicas-CIO de la Javeriana. Para esto, el laboratorio cuenta con equipamientos, manuales y protocolos de limpieza y desinfecci贸n que disminuyen dichos riesgos.

Los retos del BSL-3

Con miras hacia el futuro, este laboratorio representa varios retos para la universidad y para el equipo de trabajo. Uno de ellos es conformar un comit茅 de bioseguridad que eval煤e, avale y autorice el uso de este laboratorio. 鈥淓sas personas deben conocer las tem谩ticas cient铆ficas, los temas de bioseguridad y de 茅tica. Ser谩n quienes hagan el primer filtro de selecci贸n de los trabajos鈥, explica la directora Roa.

Otro reto ser谩 el de facilitar el trabajo entre las unidades acad茅micas, facultades de la universidad y los cient铆ficos del pa铆s para que puedan aprovechar esta tecnolog铆a. 鈥淎 nivel internacional los laboratorios son compartidos, se alquilan a instituciones externas y este laboratorio nos obliga a abrir un poco esas barreras鈥, afirma Velandia.

鈥淓n lo cient铆fico, el primer reto es terminar el trabajo de leucosis bovina, y ya luego estar谩 listo y disponible para hacer investigaci贸n en covid-19 y otros virus altamente peligrosos o desconocidos鈥, expone Guti茅rrez.

El manejo administrativo del laboratorio estar谩 a cargo de la Facultad de Odontolog铆a, donde est谩 ubicado, y esperan lograr la certificaci贸n que les abra la puerta a financiaci贸n y proyectos de investigaci贸n internacional a los que antes no se ten铆a acceso.

Los secretos de los murci茅lagos

Los secretos de los murci茅lagos

鈥淵a se demostr贸 que los murci茅lagos son los portadores naturales de este tipo de virus, pero ellos no son los responsables de transmitirlo a los humanos鈥. As铆 defiende a estos mam铆feros alados la microbi贸loga Claudia Cuervo, refiri茅ndose a la gran familia de coronavirus, al cual pertenece el SARS-CoV2, causante de la enfermedad COVID-19, que cada d铆a suma m谩s personas fallecidas en todo el planeta. Pero a煤n no se sabe c贸mo este virus en especial, la actual oveja negra de la familia, recorri贸 el largo camino que le permiti贸 la llegada al humano.

La pandemia fue la excusa de la Facultad de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Javeriana para organizar encuentros con diferentes miradas sobre los temas de coyuntura. Y el murci茅lago ha sido uno de ellos. Por eso se uni贸 con la Facultad de Ciencias en un webinar en el cual fue posible incluso escuchar los diferentes sonidos que emiten algunas de las diferentes especies.

El relato de infancia de la profesora Marta Cabrera, con doctorado en comunicaci贸n y estudios culturales, describe la casa de sus abuelos en Garz贸n, Huila, por cuyos tejados se colaban los llamados chimbes, 鈥測 con suerte pod铆an volver a salir鈥, dice; 鈥渟e les expulsaba a escobazos鈥. Desde entonces, entre 鈥渟apos y caracoles gigantes, enjambres de insectos desconocidos y culebras鈥, los murci茅lagos fueron los que captaron su atenci贸n. 鈥淢e encantaban su velocidad, sus chirridos, y cuando pude echarle mano a uno, la forma de su cuerpo y la arquitectura incre铆ble de sus alas cuando se despliegan鈥, relata. Y eso fue lo que la cautiv贸. Luego no se perd铆a pel铆cula donde los protagonistas fueran murci茅lagos y vampiros.

Ese episodio ilustra lo que dicen los bi贸logos: el murci茅lago ha ido conquistando diferentes espacios, ya sea en su originaria cueva o aleteando por los aires de casonas, ranchos o enramadas. Tienen una gran capacidad de adaptaci贸n a diferentes ambientes porque est谩n en el planeta mucho antes de que apareciera el ser humano. Hoy se les ve en toda la Tierra, a excepci贸n de los polos.

鈥淪on indicadores de la salud o el estado de los ecosistemas鈥, afirma el bi贸logo Jairo P茅rez-Torres. Al alimentarse de frutos, los murci茅lagos frug铆voros ingieren y dispersan las semillas que regeneran bosques y 谩reas degradadas; los insect铆voros consumen grandes cantidades de insectos, lo que tiene dos efectos ben茅ficos: ayudan a controlar plagas de los cultivos y a disminuir la poblaci贸n de aquellos que transmiten enfermedades como el dengue o la malaria. 鈥淓n las cuevas cada individuo puede llegar a consumir hasta diez gramos de insectos por noche, lo que favorece industrias como la de algod贸n, el ma铆z, el frijol y el arroz鈥, precisa el investigador. Y de acuerdo con datos que present贸 durante el webinar, en el norte de M茅xico se calcula un ahorro entre 2.800 y 4.000 millones de pesos colombianos en plaguicidas.

Este investigador, experto en ecolog铆a de murci茅lagos, los conoce como la palma de su mano. Cuenta que adem谩s unas especies se alimentan del n茅ctar de las flores, lo cual promueve la polinizaci贸n de muchas plantas tropicales. Algunos comen ranas y por tanto son carn铆voros, pero de las 1.421 especies que existen a nivel mundial solo tres se alimentan de sangre. Las tres est谩n en Colombia.

Los hay sociales; a otros les gusta la soledad y solo se agrupan cuando llega la 茅poca reproductiva. Tienen diferentes formas y sus rostros tienen caracter铆sticas muy definidas, unos son orejones, otros tienen la lengua tan larga como su propio cuerpo, unos son blancos, otros negros y tambi茅n est谩n los que lucen rayas que les sirve para camuflarse. Son longevos: pueden durar hasta 44 a帽os.

P茅rez-Torres desmitifica algunas creencias: 鈥渘o son ciegos, no fuman, no son de mala suerte, no son ratones con alas, no son aves, no se enredan en el pelo, no son plagas鈥. Por el contrario, argumenta, ofrecen pistas que podr铆an beneficiar la salud humana. 鈥淟a saliva de los murci茅lagos hemat贸fagos tiene sustancias anticoagulantes; el control de la capacidad metab贸lica 1ff8 ayuda a la regeneraci贸n celular; tienen termo receptores para detectar sus presas y un sistema inmunol贸gico potenciado resistente a muchos virus鈥.

Y hablando de mitos, el murci茅lago s铆 que ha sido protagonista en las diferentes culturas desde tiempos ancestrales: en la cultura zapoteca mexicana era el dios de la fertilidad, en la maya representaba los sacrificios, en la azteca era asociado a la muerte, mientras en otras culturas los murci茅lagos se vinculan a representaciones de la noche, el inframundo o la sangre. En la tradici贸n judeo-cristiana se le considera un animal 鈥榠mpuro鈥.

En un plano de representaci贸n sensiblemente diferente, 鈥渓os bocetos de Leonardo da Vinci reflejaron c贸mo la anatom铆a de las alas del murci茅lago inspiraron sus dise帽os de un artificio volador鈥, dijo el antrop贸logo Carlos del Cairo, demostrando que 鈥渓os murci茅lagos son un significante muy poderoso y complejo para muchas sociedades humanas del pasado y del presente鈥.

Al recorrer diferentes 茅pocas y culturas, Del Cairo explic贸 el 鈥渃ar谩cter liminal que muchas sociedades le atribuyen al murci茅lago, al clasificarlo como una especie que articula dominios tan contrastantes como el de la fertilidad y la muerte, la admiraci贸n o el temor鈥.

Murci茅lago y enfermedades

La investigaci贸n cient铆fica que lidera la profesora Cuervo se concentra en las enfermedades infecciosas, aquellas producidas por diferentes microorganismos y transmitidas por animales, entre ellos los murci茅lagos. Ha estudiado par谩sitos y bacterias que producen infecciones en humanos y animales como la Leptospira spp. y la Bartonella spp. Estas bacterias pueden estar presentes en los murci茅lagos, pero para que lleguen al ser humano necesitan de intermediarios como pulgas, piojos o garrapatas, que pican a los quir贸pteros y luego hacen lo mismo con el humano.

De acuerdo con la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU), 鈥渁lrededor del 60% de todas las enfermedades infecciosas en los humanos y 75% de las enfermedades infecciosas emergentes son zoon贸ticas, es decir que son transmitidas desde los animales a los humanos鈥.

Y van en aumento. Los murci茅lagos 鈥渢ienen una caracter铆stica bien interesante desde el punto de vista de las enfermedades infecciosas y es que vuelan, lo que les permite atravesar grandes barreras, (r铆os, monta帽as) y favorece una mayor dispersi贸n del pat贸geno鈥. Adem谩s, varios an谩lisis se帽alan que los murci茅lagos tienen un sistema inmune que los protege muy bien de las infecciones, por eso es tan interesante su estudio, explica Cuervo.

鈥淐on nuestra investigaci贸n queremos saber cu谩les especies de estas bacterias est谩n presentes en los murci茅lagos y cu谩les son zoon贸ticas para el humano鈥, contin煤a. 鈥淗asta el momento hemos encontrado que los murci茅lagos son portadores de las bacterias y que las especies de Bartonella spp. presentes en la poblaci贸n de murci茅lagos de la cueva Macaregua, que es nuestro sitio de estudio, var铆an de acuerdo con su dieta鈥, 聽le cont贸 Cuervo a Pesquisa Javeriana; 鈥渟i son frug铆voros o insect铆voros, los murci茅lagos tienen unas bacterias particulares鈥. Pero la cuarentena ha retrasado el estudio y a煤n no hay resultados concluyentes.

 

驴Alguna lecci贸n del coronavirus?

Por qu茅 los murci茅lagos no sufren las enfermedades que producen virus, bacterias y hongos que cohabitan en su organismo es a煤n un interrogante. Lo que s铆 est谩 comprobado es que son portadores de microorganismos que pueden producir enfermedades a los humanos.

Pero a煤n es incierto el origen del SARS-CoV2 y c贸mo lleg贸 a infectar al primer humano. En eso est谩 la comunidad cient铆fica mundial porque si se comprende de d贸nde proviene, es posible identificar y aislar la fuente, y as铆 evitar nuevas introducciones del virus en la poblaci贸n humana, de acuerdo con la OMS. Tambi茅n ayuda a comprender la din谩mica desde el comienzo del brote y el desarrollo de terapias y vacunas.

Lo que s铆 es cierto, advierte la profesora Cuervo, es 鈥渜ue las enfermedades infecciosas no son culpa del murci茅lago鈥. Sobre la pandemia que est谩 viviendo la humanidad invita a 鈥渞epensar la forma como nos relacionamos con los ecosistemas silvestres鈥. Y desde su mirada cient铆fica asegura que 鈥渢enemos que empezar a entender c贸mo evolucionan los microorganismos en estos ecosistemas. C贸mo logran saltar de un animal a otro. Tenemos que ampliar la visi贸n y empezar a estudiar a los microorganismos antes de que produzcan enfermedad en los humanos, debemos conocerlos y entender c贸mo conviven entre las especies silvestres鈥, complementa.

Por su parte, el bi贸logo Danny Rojas, del departamento de Ciencias Naturales y Matem谩ticas de la Javeriana, seccional Cali, y quien lider贸 la conferencia virtual Coronavirus, murci茅lagos, vacunas y c贸mo desacreditar la desinformaci贸n, asegura que 鈥渘o se ha encontrado este virus en ning煤n individuo de esta especie animal鈥. Con m谩s de 15 a帽os de experiencia en el estudio de ecolog铆a y la evoluci贸n de murci茅lagos confirma que los murci茅lagos son portadores de esta familia de virus, pero no de este que se ha denominado SARS-COV2.

Recuerde que este 26 de julio hablaremos sobre el tema en el programa Desaf铆os聽de RCN y por Javeriana est茅reo 91.9 fm el lunes 27 de julio a las 7 pm.

El abec茅 de los virus

El abec茅 de los virus

Durante los 煤ltimos a帽os el mundo ha conocido noticias acerca de m煤ltiples virus que producen enfermedades infecciosas como 脡bola, que del 2014 a 2016 golpe贸 extensamente a 脕frica Occidental; la gripa porcina A H1N1, transmitida por contacto directo o indirecto con cerdos, que en 2009 dej贸 900 casos mortales en Europa y Am茅rica, y el S铆ndrome Respiratorio Agudo Grave SARS, que se propag贸 en 2003 a m谩s de 8.000 personas.

Aunque los s铆ntomas de estas enfermedades respiratorias son comunes 鈥揼ripa, tos, mucosidad y alteraciones estomacales鈥, la alerta internacional por el reciente 2019nCoV de Wuhan (China), un coronavirus que a la fecha ha dejado m谩s de 1600 personas muertas, ha suscitado incertidumbre respecto a la evoluci贸n futura de esta epidemia.

Con el fin de comprender cu谩les son las condiciones necesarias para la propagaci贸n del 2019nCoV, qu茅 tan masivo puede llegar a ser y cu谩l es el comportamiento de los virus en las personas, Pesquisa Javeriana consult贸 a Mar铆a Fernanda Guti茅rrez, especialista en virolog铆a y doctora en ciencias biol贸gicas de la Pontificia Universidad Javeriana, acerca de estos temas.

Virus_Coronavirus_1

Virus_Coronavirus_2

Virus_Coronavirus_3

Virus_Coronavirus_4

Virus_Coronavirus_5

Virus_Coronavirus_6

Virus_Coronavirus_7

Virus_Coronavirus_8

Virus_Coronavirus_9

Virus_Coronavirus_10

Escuche aqu铆 la entrevista completa a la investigadora Mar铆a Fernanda Guti茅rrez acerca de la alerta epidemiol贸gica que est谩 ocasionando el coronavirus 2019nCoV.

Las enfermedades que su mascota le puede transmitir

Las enfermedades que su mascota le puede transmitir

驴Alguna vez ha visto a un perro rascarse intensamente las llagas de su cuerpo? Imagine que es el suyo y que luego de unos d铆as, tras acariciarlo en repetidas ocasiones, se da cuenta de que su piel presenta un enrojecimiento similar al de su mascota. Puede ser que su animal tenga un hongo o un par谩sito y que se contagi贸 debido al contacto tan cercano que tuvo con 茅l. Estas enfermedades infecciosas transmitidas entre animales y humanos son conocidas como zoonosis.

La clasificaci贸n de esas patolog铆as cambia de acuerdo con su mecanismo de transmisi贸n. Esto significa que hay enfermedades transferidas del humano a animal (antropozoonosis) como la leishmaniasis; mientras que hay otras asociadas con el medio ambiente, los alimentos o insectos que contagian el microorganismo infeccioso como la leptospirosis y la salmonelosis.

La mayor铆a de ellas son causadas por varios tipos de bacterias, virus, hongos y par谩sitos. De ah铆 que en la actualidad existan aproximadamente 1.415 microorganismos infecciosos presentes en los humanos reportados de los cuales el 61% se consideran zoon贸ticas -patolog铆as transmitidas entre el hombre y los animales-, seg煤n informes de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, este dato resulta alarmante en relaci贸n con el 1鈥277.230 mascotas 鈥損erros y gatos鈥 que hay en Bogot谩 actualmente, seg煤n el reporte de vacunaci贸n antirr谩bica de caninos y felinos del Ministerio de Salud y Protecci贸n Social. Cabe tener en cuenta que la cifra va en ascenso al mismo tiempo que el posible riesgo de transmisi贸n de enfermedades entre los habitantes de la capital y sus animales.

Con el fin de indagar sobre el conocimiento de las zoonosis y sus posibles formas de transmisi贸n, el semillero de Enfermedades Infecciosas Veterinarias y Zoonosis de la Pontificia Universidad Javeriana dise帽贸 y aplic贸 una encuesta a 163 personas del centro educativo: estudiantes, docentes, personal administrativo, familiares, amigos y egresados.

驴Cu谩les son las enfermedades zoon贸ticas m谩s conocidas por los javerianos? 驴Es posible la transmisi贸n de enfermedades entre el ser humano y los animales? 驴La salud y el bienestar animal son importantes? Estas fueron algunas de las preguntas que abord贸 el grupo de investigaci贸n durante una semana de trabajo de campo.

Con todas estas inquietudes y la idea de aclarar algunos mitos urbanos, el equipo dise帽贸 un cuestionario, que posteriormente analiz贸 con base en las respuestas de los entrevistados.

Las respuestas

Del total de personas encuestadas el 62% indic贸 tener una mascota y de ese porcentaje el 91.1% afirm贸 consultar al veterinario en caso de que 茅sta presentara alguna enfermedad. As铆 mismo, el 92.1% consider贸 posible la transmisi贸n de enfermedades entre humanos y animales, siendo la rabia y la toxoplasmosis las m谩s destacadas, mientras que el dengue, influenza, salmonelosis, cisticercosis y criptococosis fueron algunas infecciones con menores porcentajes.

Descubrir que en la comunidad javeriana hay cierto conocimiento sobre las enfermedades zoon贸ticas fue alentador para dicho grupo de investigaci贸n; sin embargo, saben que para las personas esto no es totalmente claro, situaci贸n que motiva al semillero a seguir divulgando su labor, en la que la concientizaci贸n tiene un papel preponderante.

Las v铆as de transmisi贸n de las enfermedades zoon贸ticas fue un tema relevante independiente del tipo de animal, ya que los encuestados mencionaron que los rasgu帽os, mordeduras, besos, picaduras de insectos, e incluso el contacto con materia fecal, son los medios de contagio m谩s frecuentes. En ese sentido, surgi贸 la necesidad de plantear algunas estrategias para prevenir transmisiones como h谩bitos de higiene con las mascotas, la importancia de hacerle un seguimiento al esquema de vacunaci贸n, evitar el contacto directo con las heces y realizar la desparasitaci贸n peri贸dica del animal.

El manejo de las mascotas

Las mascotas son animales dom茅sticos que brindan protecci贸n, apoyo, compa帽铆a y asistencia al ser humano y dependen de este para su supervivencia. Entre las recomendaciones que proponen los miembros del semillero antes de adquirir o adoptar una mascota est谩n:

1. Ser consciente de las responsabilidades que tiene el propietario sobre su bienestar propio, el de la mascota y la comunidad.
2. Conocer c贸mo prevenir la transmisi贸n de las enfermedades zoon贸ticas.
3. Consumir alimentos perfectamente cocinados.
4. Utilizar agua potable y proporcionarle la misma a su animal.
5. Estar atento de la buena salud de su mascota, incluyendo el esquema de vacunaci贸n de acuerdo con la especie.
6. Brindarle alimentaci贸n de calidad a su animal, sin dejar de lado en manejo correcto de su materia fecal.

IMG_3014

M谩s informaci贸n en el Semillero de Enfermedades Infecciosas Veterinarias y Zoonosis, cuyo correo electr贸nico es semillero-zoonosis@javeriana.edu.co

Facebook: https://www.facebook.com/Infecciosasveterinariasyzoonosis.PUJ/

Docentes tutoras: Adriana Pulido-Villamar铆n 鈥 Rubiela Casta帽eda-Salazar

*Andr茅s Pascagaza, Kelly M茅ndez, Juliana Noriega, Natalia Trivi帽o, Daniela Rojas, Brigitte Mu帽oz, Laura Quintero, Jazleidy Rodriguez, Giuliana Lara, Rubiela Casta帽eda, Adriana Pulido.

Semillero de Enfermedades Infecciosas Veterinarias y Zoonosis. Unidad de Investigaciones Agropecuarias. Facultad de Ciencias. Pontificia Universidad Javeriana.

Virus de vacas presente en mujeres, acertijo sin resolver

Virus de vacas presente en mujeres, acertijo sin resolver

鈥淪i queremos tener un hato sano, vender productos de calidad, y si queremos que este pa铆s entre a competir en el mercado internacional por la calidad de sus vaquitas鈥 trabajemos por la erradicaci贸n del virus de leucosis bovina (VLB) en nuestro medio鈥. Esa es la advertencia que hace la vir贸loga Mar铆a Fernanda Guti茅rrez, quien lleva m谩s de diez a帽os estudiando este microorganismo sin que pueda llegar a una conclusi贸n certera. Ha logrado avances, junto con sus coinvestigadoras Adriana Corredor, Sandra Salas y Nury Olaya, y tiene sospechas de que el virus puede afectar la salud humana.

Juntas han llegado a confirmar su presencia en mujeres con y sin c谩ncer de seno, pero eso no significa que est茅 asociado con la enfermedad, aunque as铆 lo hayan asegurado algunos investigadores internacionales. Las cient铆ficas javerianas son m谩s cautas y est谩n empe帽adas en conocer c贸mo es que ha llegado el virus al organismo de algunas mujeres, en primer lugar, y si el hecho de que est茅 navegando por su sangre les puede estar generando alg煤n problema de salud. Para hacerlo van al origen: estudian la composici贸n del virus y su relaci贸n con la vaca. Quieren conocer hasta el m谩s m铆nimo detalle.

Todo empez贸 a comienzos de este siglo, cuando la profesora-investigadora Guti茅rrez descubri贸 en la literatura cient铆fica los avances en los estudios sobre este virus, que fue aislado en 1969 y confirmado como responsable de producir una enfermedad com煤n en el ganado, la leucosis bovina, descrita en 1871. El VLB era un campo donde hab铆a mil preguntas por resolver y representaba un gran reto. As铆 que no hab铆a que pensarlo m谩s: a buscar fondos para empezar la investigaci贸n en Colombia, heredada de la bi贸loga y genetista holandesa Gertrude Buehring, hoy en la Universidad de California, en Berkeley.

Con el apoyo de Colciencias, del Hospital M茅deri, del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses y de la empresa veterinaria Vecol S. A., y con base en los estudios previos que el grupo de virolog铆a de la Facultad de Ciencias de la Javeriana hab铆a realizado con muestras del Hospital Universitario San Ignacio (HUSI), se inician dos investigaciones paralelas: un proyecto para buscar el virus en tejido de seno de mujeres con y sin patolog铆a de c谩ncer, y otro para estudiar la prevalencia en los hatos del territorio colombiano y hacerle el seguimiento al virus en su hospedero.

Entre febrero y septiembre de 2014, los veterinarios de Vecol, dentro de su proyecto de sanidad animal, tomaron muestras de sangre de m谩s de 8.000 vacas en 390 hatos de diferentes tama帽os, en siete regiones ganaderas del pa铆s. Y encontraron que el 43% de los animales y el 68% de las fincas estaban infectados, siendo Villavicencio la regi贸n con m谩s altos niveles de virus en sus animales: 91%. Las vacas empiezan a perder peso y a ser menos productivas, raz贸n por la cual generalmente se venden y as铆 contin煤a la expansi贸n de la enfermedad.

A trav茅s de entrevistas con los due帽os, concluyeron que compartir jeringas o guantes para realizar procesos veterinarios es uno de los factores de mayor riesgo de contagio, pues se trata de un retrovirus que se comporta de forma muy parecida al VIH: se transmite por sangre y tambi茅n por fluidos. Pero, 驴c贸mo llega al humano?

鈥淗acemos un estudio piloto analizando cortes de carne de consumo 鈥昲铆gado y chatas鈥 y encontramos que el 50% de la muestra es positivo. Es decir, el virus s铆 est谩 en esos cortes, que son m煤sculos irrigados con sangre鈥, cuenta Guti茅rrez. Y luego lo buscan en leche cruda, llegando a la misma conclusi贸n. Como por lo general la carne se cocina y la leche 鈥昦l menos en las ciudades鈥 se toma pasteurizada, encuentran que el virus desaparece cuando est谩n procesados estos alimentos.

Si llega al organismo, entonces, debe ser por la saliva, pero los virus normalmente se degradan en el sistema digestivo. Otra pregunta sin resolver. En el estudio paralelo, toman muestras de sangre de tejido mamario en mujeres de tres grupos diferentes: las que fallecen y llegan a Medicina Legal, las pacientes de M茅deri positivas para c谩ncer y las que salieron negativas para c谩ncer en las biopsias. 鈥淵 al buscar la presencia viral encontramos una cosa muy particular, y es el 煤ltimo hallazgo que tenemos: un importante n煤mero de las mujeres de Medicina Legal, sin c谩ncer y sin patolog铆a, tienen el virus en el tejido mamario. En las mujeres de M茅deri tenemos presencia del virus en un 68% en las mujeres sin c谩 2000 ncer y en un 60% en las positivas para c谩ncer鈥.

鈥淧ara entender c贸mo entra el virus en el humano miramos si el receptor por el que entra el virus en la vaca 鈥晀ue est谩 presente en los linfocitos鈥 era el mismo鈥, explica Guti茅rrez a Pesquisa Javeriana. 鈥淵 el estudio nos demuestra que efectivamente es el mismo receptor, pero no nos explica c贸mo puede entrar a las c茅lulas epiteliales mamarias del humano鈥.

Mientras se encuentra una cura, las buesnas pr谩cticas veterinarias son clave para evitar la transmisi贸n del VLB.
Las buenas pr谩cticas veterinarias son la clave para evitar la transmisi贸n del VLB.

Para complementar el estudio, el grupo realiza un an谩lisis estad铆stico. 鈥淓ncontramos que efectivamente el virus se convierte en un factor medio de riesgo para c谩ncer de seno鈥, contin煤a Guti茅rrez, aclarando que entra en el paquete de posibles causas, como el cigarrillo, el consumo de anticonceptivos, la gen茅tica, etc茅tera.

Gracias a un trabajo colaborativo entre los laboratorios de Buehring y Guti茅rrez, la microbi贸loga javeriana Olaya se encuentra en California adelantando su doctorado. 鈥淧arte de la discusi贸n es si la relaci贸n del virus con el c谩ncer se trata de asociaci贸n o causalidad鈥, dice, y, con base en estudios previos, a帽ade que la hip贸tesis es que puede estar participando en procesos asociados con el inicio del c谩ncer.

En pruebas del laboratorio en Estados Unidos buscan comprobar la capacidad del virus de la vaca para infectar al humano. 鈥淎 futuro se podr谩 entender cu谩les son los mecanismos y la biolog铆a del virus en el humano, sus diferencias y semejanzas con la infecci贸n en el bovino鈥.

Porque a煤n es un enigma c贸mo llega el virus al tejido mamario. Lo que s铆 es claro es que pasa del ganado al humano y eso significa que es un virus zoon贸tico. 鈥淓se resultado es relevante porque parte de la discusi贸n de la salud animal es el control de los productos alimenticios鈥, dice Guti茅rrez.

Por esa raz贸n el papel que desempe帽a Vecol es clave, pues tiene el inter茅s de bajar las prevalencias de leucosis. Al no tener vacuna, el trabajo debe enfocarse en los factores de riesgo: evitar el hacinamiento y el uso de jeringas y guantes contaminados, entre otros. En una frase: buenas pr谩cticas veterinarias.

Pero tambi茅n puede influir en la generaci贸n de estrategias y pol铆ticas para un adecuado manejo de los hatos, porque all铆 est谩 la causa. Europa, por ejemplo, est谩 libre del VLB. Y en Am茅rica Latina el grupo de la Javeriana est谩 incidiendo: 鈥淵a estamos hablando duro, estamos siendo escuchados y ya hay gente a la que le est谩 pareciendo importante tomar cartas en el asunto鈥, concluye Guti茅rrez. 鈥淣ecesitamos generar pol铆ticas p煤blicas que no sean punitivas, sino preventivas. Si tenemos hatos sanos, tendremos animales sanos, productos sanos y gente sana鈥.

 

Para leer m谩s:

  • Corredor, J. Gonz谩lez, L. A. Baquero, H. Curtidor, N. Olaya, M. A. Patarroyo, M. F. Guti茅rrez. 鈥淚n Silico and in Vitro Analysis of boAP3d1 Protein Interaction with Bovine Leukaemia Virus gp51鈥. Plos One, abril, 2018.
  • N. Olaya-Gal谩n, A. P. Corredor-Figueroa, T. C. Guzm谩n-Garz贸n, K. S. R铆os-Hern谩ndez, S. P. Salas-C谩rdenas, M. A. Patarroyo y M. F. Guti茅rrez. 鈥淏ovine Leukaemia Virus DNA in Fresh Milk and Raw Beef for Human Consumption鈥. Epidemiol. Infect., 2017.

 


T脥TULO DE LA INVESTIGACI脫N: Relaci贸n entre el virus de la leucosis bovina y el c谩ncer de seno humano
INVESTIGADORA PRINCIPAL: Mar铆a Fernanda Guti茅rrez
COINVESTIGADORAS: Nuria Olaya, Adriana Corredor, Sandra Salas
Facultad de Ciencias
Departamento de Microbiolog铆a
Grupo de Enfermedades Infecciosas
PERIODO DE LA INVESTIGACI脫N: 2004-en curso

La senda para curar a los pacientes de VIH enfermos por c谩ncer

La senda para curar a los pacientes de VIH enfermos por c谩ncer

Grupo de Inmunobiolog铆a y Biolog铆a Celular驴Qu茅 relaci贸n tienen el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y la aparici贸n del c谩ncer? Aparentemente, ninguna. Pero para Sandra Quijano, bacteri贸loga, doctora en biolog铆a y cl铆nica del c谩ncer, y docente investigadora del Departamento de Microbiolog铆a de la Pontificia Uni 1000 versidad Javeriana, se ha convertido en su motivaci贸n para encontrar una soluci贸n a dos intensas enfermedades que causan grandes estragos: seg煤n la Organizaci贸n Mundial de la Salud, en 2016 se registraron m谩s de un mill贸n de muertes relacionadas con el VIH, mientras que, en el caso del c谩ncer, su tasa de mortalidad anual se eleva a m谩s de 8,8 millones de casos.

Ante esta realidad, el Grupo de Inmunobiolog铆a y Biolog铆a Celular de la Javeriana, liderado por Quijano, adelant贸 una investigaci贸n centrada en buscar la existencia de marcadores en la sangre de pacientes portadores de VIH del Hospital Universitario San Ignacio (HUSI), con el fin de identificar la probabilidad de desarrollo de tumores invasivos y c谩ncer. 聽Seg煤n la investigadora, estos tumores suelen ser altamente invasivos y causan una elevada tasa de mortalidad entre quienes los padecen.

Esta investigaci贸n, titulada Evaluaci贸n de la clonalidad B en pacientes VIH positivos en distintos estadios cl铆nicos de la enfermedad y su asociaci贸n con la infecci贸n con el virus del Epstein Barr, fue galardonada con el Premio a la Investigaci贸n Cient铆fica 2017, entregado por la Academia Nacional de Medicina por ocupar el primer puesto en la categor铆a de Ciencias Cl铆nicas. Esta organizaci贸n reconoce el trabajo de investigadores en 谩reas de la salud con el fin de estimular el avance de la ciencia m茅dica en el pa铆s.

Todo este proyecto fue posible gracias a un trabajo articulado entre el Servicio de Infectolog铆a del HUSI, el Grupo de Patolog铆a de la Fundaci贸n Santa Fe de Bogot谩 y el Grupo de Biotecnolog铆a de la Fundaci贸n Cardiovascular de Colombia en Bucaramanga.

La Claraboya | Episodio 5: VIH

La Claraboya | Episodio 5: VIH

隆Bienvenidos de vuelta!

En este nuevo episodio de La Claraboya hablaremos de una enfermedad que, seg煤n cifras oficiales, padecen alrededor de 70.000 personas en Colombia: el VIH-SIDA.

El Virus de Inmunodeficiencia Humana ha afectado a la poblaci贸n mundial desde los inicios de la d茅cada de los 80. Sus or铆genes, evoluci贸n y comportamiento se han constituido en un gran reto para la medicina.
Mar铆a Juliana Soto, estudiante de Medicina e integrante del semillero de investigaci贸n de Enfermedades Infecciosas de la Pontificia Universidad Javeriana, nos aclar贸 las dudas sobre el VIH, dejando recomendaciones sobre los cuidados preventivos y los tratamientos que debe seguir un paciente seropositivo.